El paro sube en 29.780 personas en agosto pese al aumento de 6.282 afiliados a la Seguridad Social

Dos trabajadores de una frutería del Mercado Central de Valencia

Agosto ha vuelto a ser un pésimo mes para el empleo por el fin de la temporada turística, pero este año ha estado marcado además por la pandemia de la COVID-19 y las restricciones de viajes que han hecho que España haya sufrido una caída sin precedentes de turistas internacionales. El número de personas paradas ha aumentado en 29.780 personas (0,79%) en el mes de agosto, en relación con el mes anterior, pese a la subida de 6.282 afiliados más a la Seguridad Social. El dato de creación de empleo es positivo pero está lejos de los 161.000 puestos de trabajo que se crearon el mes anterior. El total de desempleados registrados es de 3.802.814, su nivel más alto en un mes de agosto desde 2015.

El incremento de las afiliaciones ha provocado que la subida del paro sea un 45% menos del incremento registrado en agosto de 2019, cuando la economía española mostraba signos de debilitamiento pero todavía crecía por encima de la media europea. Entonces, el desempleo aumentó en 54.371 personas respecto al mes de julio de 2019.

La creación de empleo en 6.282 puestos de trabajo mantiene la estela del mercado laboral tras la eliminación de las medidas de confinamiento y el frenazo de la actividad económica, que provocó una enorme caída de afiliados entre mediados de marzo y finales de abril (-947.896).

Más de 211.000 empleos destruidos el último día de agosto

En los últimos 12 meses, el sistema ha perdido 527.851 afiliados (un -2,73%), un descenso interanual que mejora los datos de julio, que registró una pérdida interanual de 747.656 ocupados. El número total de ocupados alcanzó los 18.792.376 cotizantes en agosto, lo que supone 82.541 ocupados menos desde el inicio de agosto. Según el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social e Inmigración "cabe señalar que el efecto del final de mes distorsiona el resultado. Sin contar el dato del 31 de agosto, en el que se dieron de baja 211.566 ocupados, desde el inicio del mes se habrían sumado 129.025 afiliados".

Al final, el mercado laboral se ha comportado peor de lo que esperaban algunos ministros del Ejecutivo de Pedro Sánchez. El ministro de Inclusión, Seguridad Social e Inmigración, José Luis Escrivá, echó las campanas al vuelo cuando anunció que en las tres primeras semanas de agosto de habían creado 132.000 empleos mientras que la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, anunció este martes que la creación de empleo en los meses de verano había llegado a los 330.000 puestos de trabajo.

Al analizar estas cifras también hay que tener en cuenta que todavía hay 812.438 personas incluidas en los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en agosto. En este mes se han reincorporado más de 305.000 personas a sus puestos de trabajo. Ya han salido 2,5 millones de personas de esta herramienta laboral de los 3,4 millones que estaban afectados por la paralización de la actividad para frenar la expansión del coronavirus, es decir, tres de cada cuatro personas incluidas en un ERTE han salido de esta situación.

Para entender el impacto de la pandemia, el número de contratos registrados en agosto fue de 1.118.663, lo que se traduce en 401.259 contratos menos, con una caída del 26% respecto al mismo mes de 2019. Aunque el Ministerio destaca que "pese a crisis sanitaria, en los ocho primeros meses del año se han firmado un total de 9.954.263 contratos", la realidad es que en lo que llevamos de año se han firmado 4,7 millones de contratos menos que en el año anterior.

La volatilidad y la precariedad siguen imponiéndose en el mercado laboral español. Solo se han firmado 96.275 contratos de carácter indefinido, que representan el 8,61% de todos los contratos. El resto de contratos son se dividen en 4.151 de carácter formativo y 1.018.237 son temporales. Los contratos temporales con jornada a tiempo parcial suponen el 28,23%.

Por sectores, el paro ha subido especialmente en Servicios, donde está incluido el turismo, con 20.216 (0, 76%) personas más debido, en gran medida a las restricciones de movilidad determinadas por los principales países emisores de turismo del mercado español, según explica el Ministerio de Trabajo y Economía Social. En la Construcción se produce un incremento en 7.983 parados (2,68%) mientras que en la Industria hay 2.981 desempleados más (0,96%). Solo la agricultura ha dado una buena noticia este mes, con un descenso del paro en 13.523 personas (-6,61%).

Las mujeres, las más afectadas por el desempleo

Las mujeres siguen siendo las que más sufren el impacto de la COVID-19 en el mercado laboral. el paro sube entre las mujeres en 20.327 (0,93%), hasta un total de 2.197.913 trabajadoras inscritas. El paro femenino solo se redujo durante el mes de julio desde el inicio de la pandemia y sigue manteniendo un saldo negativo para el empleo. Tras tres meses de caída, el paro masculino aumenta en 9.453 (0,59%) trabajadores, hasta un total de 1.604.901 inscritos.

Las malas noticias del desempleo femenino en agosto se han dado aunque la creación de empleo fue positiva entre las mujeres. En concreto, en agosto creció la afiliación entre las mujeres, que suman 10.802 cotizantes, frente a la caída de 3.980 afiliados hombres.

Por Comunidades Autónomas, el paro baja en ocho comunidades autónomas encabezadas por Navarra (-1.078), Cantabria (-763), Extremadura (-548) y Andalucía (-468), donde la agricultura ha paliado en cierta medida el desastre turístico. En las nueve comunidades restantes sube el paro, sobre todo en Cataluña (11.293), Madrid (6.260) y la Comunidad Valenciana (5.694), que concentran el 78% de los nuevos parados, regiones que han notado especialmente el descenso del turismo internacional.

Etiquetas
Publicado el
2 de septiembre de 2020 - 09:05 h

Descubre nuestras apps

stats