Unos 212.000 hogares han solicitado el ingreso mínimo vital contra la pobreza desde el lunes

El ministro José Luis Escrivá.

La Seguridad Social ha recibido desde el lunes 212.000 solicitudes del nuevo ingreso mínimo vital, la renta mínima estatal para familias de muy escasos recursos, ha anunciado este jueves el ministro José Luis Escrivá en su comparecencia en la Comisión de Trabajo, Inclusión, seguridad Social y Migraciones del Senado. Se trata de los primeros datos de cuántos hogares han pedido esta ayuda, más allá de aquellos a los que el Ministerio explicó que reconocería de oficio ya este junio, en los que viven unas 255.000 personas.

En los dos primeros dos días en los que se podían tramitar las solicitudes, la Seguridad Social recibió 170.000 peticiones, de las que 61.000 correspondían a hogares monoparentales (con un solo adulto y menores dependientes) y 84.000 eran hogares unipersonales, ha desglosado el ministro.

Finalmente, hasta el día de hoy, 18 de junio, los últimos datos elevan el dato de solicitudes a las "212.000", ha actualizado el responsable de Inclusión, que ha destacado la importancia de la difusión de los canales para solicitar la prestación, ya que beneficia a algunos colectivos que no siempre acceden a estas rentas mínimas aun teniendo derecho a ellas.

José Luis Escrivá ha recordado que el Gobierno pretende que la prestación, que garantiza una renta mínima de 461,5 euros al mes hasta un máximo de 1.015 euros mensuales, acabe llegando a unos 850.000 hogares, unas 2,3 millones de personas. La meta del Ejecutivo es reducir un 80% la pobreza más aguda, aquella en las que las personas viven con ingresos inferiores al 30% de la renta mediana en España.

El ministro ha recordado que estos umbrales de renta, como el de 461,5 euros en hoagres de una persona no implican que la ayuda siempre sea de esta cantidad, sino que se establecen umbrales de renta garantizada según los diferentes tipos de hogares y la Seguridad Social compensa los ingresos que perciben estas familias hasta esa meta. En los hoagres de una persona puede ser de hasta 461,5 euros al mes, pero podría ser de 100 euros, si el beneficio ya gana 361,5 euros, por ejemplo.

El 26 de junio se pagan las primeras ayudas

El responsable de la Seguridad Social ha explicado en el Senado que el próximo día 26 de junio ya cobrarán el ingreso mínimo vital los primeros hogares, aquellos a los que el Ministerio ha reconocido la prestación de oficio. En total, unas 255.000 familias de las que más de la mitad (135.000) son menores de edad.

Escrivá ha detallado que el pago de esta primera nómina del ingreso mínimo vital alcanzará los 32 millones de euros, según los cálculos del Ministerio. A partir de ahora, la ayuda se cobrará el primer día hábil de cada mes.

"La crisis nos ha abierto a todos los ojos", ha sostenido el ministro ante los senadores respecto a la vulnerabilidad de la población con menos recursos económicos en España, con una alta tasa de pobreza, muy superior a muchos de los países de nuestro entorno en Europa.

La emergencia por el coronavirus provocó que el Ejecutivo acelerase la implantación de esta renta mínima estatal, sacando adelante a través de un real decreto ley este proyecto de legislatura, por delante de otros que hasta el momento eran prioritarios, como la reforma de las pensiones.

Escrivá ha insistido en que el ingreso mínimo vital no solo es una ayuda económica para estos hogares de muy escasos recursos, sino que busca también ser un mecanismo de inclusión social de sus beneficiarios, a través de itinerarios que permitan conectar estos hogares con el empleo, la inclusión sanitaria y social, entre otras. "Que transiten a una situación mejor en la sociedad", ha destacado el ministro.

Recuperado un tercio del empleo perdido

Por otro lado, el ministro ha comunicado datos de cómo avanza el empleo con la información de afiliados a la Seguridad Social. José Luis Escrivá ha explicado que hasta finales de abril, el balance de pérdida de empleos –sobre todo concentrada en marzo– llegó a casi 950.000, de los que se han recuperado hasta el momento casi un tercio.

Desde mayo y en lo que llevamos de junio se han recuperado un total de "286.000 empleos", ha explicado José Luis Escrivá. La creación de empleo se ha concentrado especialmente entre la población más adulta, mientras que los jóvenes son todavía los grandes perjudicados del batacazo en el empleo por el coronavirus. Algunos datos sobre ello que ha suministrado el ministro:  los trabajadores mayores de 50 años han recuperado más del 70% del empleo destruido, mientras que entre los menores de 30 años la cifra es solo algo superior al 15%.

Otro desequilibrio importante afecta a la recuperación del empleo por sexo. Escrivá ha destacado que mientras que la destrucción de puestos de trabajo en esta emergencia fue similar entre hombres (-524.000) y mujeres (-423.000), la recuperación de la afiliación es muy superior entre los trabajadores (+226.000) que entre las trabajadoras (+62.000).

El ministro también ha informado de cómo va la 'deshibernación' de los ERTE. Hasta ayer, "se han activado unos 1.200.000 trabajadores desde principios de mayo", es decir, también un tercio respecto al máximo de trabajadores incluidos en ERTE en el mes de abril, que alcanzó casi las 3,4 millones de personas. Por lo tanto, el número de empleados aún afectados por suspensiones de sus contratos o reducciones de sus jornadas es de unas 2,2 millones de personas.  

Escrivá ha afirmado que los datos de recuperación de empleo y vuelva a la actividad de trabajadores es más alta de la esperada por el Gobierno en los momentos más duros de la pandemia y ha confiado en que continúe. El ministro ha recordado que sigue abierta la negociación para ampliar los ERTE más allá del 30 de junio, tras no alcanzar un acuerdo ayer por las diferencias del Gobierno con los sindicatos y la patronal. El Ministerio de Trabajo ha vuelto a citar a los agentes sociales este jueves por la tarde.

Etiquetas
Publicado el
18 de junio de 2020 - 13:11 h

Descubre nuestras apps

stats