La portada de mañana
Acceder
El Gobierno reinicia la legislatura
Así han transformado los fondos internacionales el mercado inmobiliario
Opinión - Réquiem por el 15M, por Elisa Beni

El Barça y el Real Madrid se quedan solos en la Superliga tras la salida del Atlético, los clubes ingleses y los italianos

Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, y Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, en una imagen de archivo.

El Atlético de Madrid es el primer equipo español que se baja de la apuesta por la Superliga. La dirección del club, reunida este miércoles, ha decidido no formalizar su adhesión a la nueva competición. Tampoco lo hará el Inter de Milán, que ha anunciado la misma decisión unos minutos después. El AC Milán también ha anunciado en un comunicado que la dirección del club ha decidido dejar atrás la propuesta de la Superliga. Como si fueran fichas de dominó, también la Juventus de Turín ha anunciado que considera que existen "limitadas posibilidades de completarse".

¿Cómo funcionará la nueva Superliga?

¿Cómo funcionará la nueva Superliga?

Estos anuncios llegas un día después de que los seis equipos ingleses que firmaron el acuerdo de la Superliga anunciaran que abandonan el proyecto: Manchester City, Manchester United, Liverpool, Chelsea, Arsenal y Tottenham dejan de lado la polémica iniciativa del fútbol europeo tras las protestas de sus propios aficionados.

El Atlético de Madrid ha asegurado en un escueto comunicado que "tomó la decisión el pasado lunes de sumarse a este proyecto atendiendo a unas circunstancias que a día de hoy ya no se dan". En la nota, la dirección del club asegura que "es esencial la concordia entre todos los colectivos que integran la familia rojiblanca, especialmente nuestros aficionados". "La plantilla del primer equipo y su entrenador han mostrado su satisfacción por la decisión del club, al entender que los méritos deportivos deben primar por encima de cualquier otro criterio", señalan.

"Aceptamos la invitación de participar con la genuina intención de ofrecer la mejor competición europea", ha señalado el Milán en su comunicado. "Sin embargo, las voces y las preocupaciones de los aficionados de todo el mundo se han expresado claramente y el Milán debe ser sensible a la voz de los amantes de este maravilloso deporte", añaden.

"La Juventus, si bien sigue convencida de la vigencia de los supuestos deportivos, comerciales y legales del proyecto, cree que actualmente tiene limitadas posibilidades de completarse en la forma en que fue concebido inicialmente", ha apuntado el equipo turinés en un comunicado en su web.

Con las bajas que se han visto este miércoles, que se suman a las que se produjeron el martes en Reino Unido, únicamente Real Madrid y Barcelona quedan sin valorar la continuidad del proyecto, que ha nacido con la oposición de buena parte del mundo del fútbol, así como de distintos gobiernos, entre ellos el español.

El presidente de este último equipo, Andrea Agnelli, ha reconocido en declaraciones a Reuters que la competición no puede seguir adelante con estas bajas. "Sigo convencido de la belleza de este proyecto", ha señalado el empresario, defendiendo que sería la mejor competición del mundo. "Pero admitámoslo, no creo que el proyecto esté ahora en pie y funcionando", ha apuntado. Apenas unas horas antes, el martes por la noche, había defendido que la Supeliga seguía "100%" adelante.

La principal figura de esta nueva competición es Florentino Pérez, quien en una entrevista en SER ha mantenido firme su intención de sacar adelante la Superliga y ha matizado que siguen dentro tanto el Madrid, como el Barcelona y el Milán y la Juve en Italia. "Estamos juntos los cuatro y reflexionando", ha señalado, a pesar de los comunicados de los equipos transalpinos a lo largo de la jornada. "No hay otra solución, si no, que alguien la invente", ha argumentado el empresario. "A lo mejor no lo hemos presentado o explicado bien pero no nos han dado oportunidades", ha defendido. "Sería una pena que este formato no lo aprovecháramos", ha insistido.

Pérez ha lanzado una advertencia a los clubes ingleses que se han desvinculado del proyecto. "Todos firmamos contratos a la vez y vinculantes y hay que cumplirlos", ha asegurado. El presidente del Real Madrid ha acusado a "uno de los clubes ingleses" de haber tenido dudas desde el principio y de "contagiar al resto" tras la reacción de los seguidores.

El proyecto se reconfigurará

Los creadores de la Superliga habían emitido un comunicado de madrugada en el que defendían la continuidad del proyecto y aseguraban que los clubes ingleses se han visto "obligados" a abandonarlo por la "presión ejercida" sobre ellos. "Nuestra propuesta se ajusta plenamente a la legislación y la normativa europeas", defienden desde la Superliga.

"Dadas las circunstancias actuales, reconsideraremos los pasos más apropiados para reconfigurar el proyecto, teniendo siempre en mente nuestros objetivos de ofrecer a los aficionados la mejor experiencia posible al tiempo que potenciamos los pagos solidarios para toda la comunidad futbolística", han añadido.

El Manchester City se va primero

La Superliga, que agrupaba a los doce equipos más importantes de Europa, comienza a derrumbarse con tan sólo dos días de vida.

El primer equipo en retirarse fue el Manchester City, capitaneado por Pep Guardiola, quien había rechazado el proyecto: "El deporte no es deporte cuando no hay relación entre esfuerzo y recompensa", dijo ante los medios. El resto de equipos ingleses anunciaron su baja durante la noche del martes.

Críticas contra los clubes ricos

Desde que se hiciera público el proyecto el domingo por la noche, han surgido muchas voces críticas, que denuncian la "secesión" de los clubes más ricos y los problemas que generará la Superliga para los más modestos.

El nuevo torneo ha despertado las críticas de los gobiernos, sus propias ligas nacionales, las federaciones de fútbol, la UEFA y los aficionados de todo el mundo.

Por su parte, Florentino Pérez, presidente del Real Madrid y uno de los principales impulsores del proyecto, argumentó que la Superliga era necesaria para evitar la ruina del fútbol.

La puesta en marcha de la Superliga ya ha tenido la primera consecuencia judicial en España: el Juzgado de lo Mercantil 17 de Madrid adoptó este martes medidas cautelarísimas para impedir cualquier acción que impida la puesta en marcha del proyecto.

Caídas en Bolsa

El anuncio de la salida de los seis equipos ingleses ha tenido repercusiones en Bolsa, donde cotizan algunos de los miembros fundadores de la Superliga. Así, la Juventus, que llegó a subir más de un 10% el lunes tras la creación de la nueva competición, cae este miércoles más de un 12%.

Por otro lado, los títulos del Manchester United, cotizados en la Bolsa de Nueva York, cerraron la sesión de este martes con una caída del 6,03%. El castigo bursátil al fracaso del proyecto de Superliga repercute negativamente también las cotizaciones de otros equipos que no formaban parte del mismo y que habían expresado su oposición a la nueva competición, como el Borussia Dortmund, que perdía un 1,33%, la Roma, cuyas acciones bajaban un 1,24%, o el Ajax, que caía un 0,32% en la Bolsa de Ámsterdam.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats