Viaje a bordo de AVLO, el AVE barato de Renfe con billetes de 7 a 65 euros

Así es el AVE low cost de Renfe

El AVE barato de Renfe —AVLO, por las siglas de AVE low cost— realizó este miércoles su primer viaje de prueba con pasajeros. Fue de Madrid a Barcelona parando en Zaragoza por las mismas vías que usa el AVE normal y el trayecto duró 2 horas y 45 minutos, como el AVE normal. A la cita estaban invitados trabajadores de Renfe Viajeros y medios de comunicación, que pudieron ver en persona cómo es el nuevo producto de la operadora ferroviaria estatal.

Los precios van de 7 a 65 euros por trayecto (es decir, de 14 a 130 euros ida y vuelta) y el servicio empieza a funcionar el próximo 23 de junio. Los niños menores de 14 años pagan solo 5 euros y hay descuentos para familias numerosas. De momento, solo funciona la línea Madrid-Barcelona. Está previsto lanzar la línea Madrid-Sevilla en 2022.

Habrá cuatro trenes diarios en cada sentido: de Barcelona saldrá a las 6.40, 10.00, 17.25 y 21.10; de Madrid, a las 6.20, 10.30, 18.00 y 19.30. Algunos pararán en Zaragoza y otros en el resto de paradas intermedias (Tarragona, Lleida, Calatayud y Guadalajara). El servicio que parte de Madrid a las 19.30 llegará hasta Figueres, de donde saldrá cada día el primer servicio de Barcelona, a las 5.35. La idea es aumentar la frecuencia a medida que lo haga la demanda.

"Nuestro punto de partida es el precio asequible", aseguró Francisco Arteaga, director de alta velocidad de la compañía. El AVLO pretende "democratizar" la alta velocidad en España y llegar a nuevos segmentos de mercado que hasta ahora no la usaban porque es cara. Los precios del AVE normal oscilan entre los 30 y 130 euros por trayecto para este recorrido, siendo lo más frecuente pagar entre 60 y 70 euros (unos 120-140 por ida y vuelta).

Los precios de AVLO serán dinámicos, igual que los de los aviones. "El sistema parte de 7 euros por trayecto y a partir de ahí busca el mejor precio en función de parámetros como la ocupación o el horario", indica Arteaga en conversación con elDiario.es. "Si hay más ocupación, los últimos billetes serán más caros. Podemos determinar que el techo son 65 euros, aunque puede ser que en épocas de alta demanda como Navidad sea superior". Una búsqueda en la web de Renfe devolverá resultados de todos sus servicios disponibles para poder comparar.

La puesta en marcha de AVLO estaba prevista para abril de 2020, pero se retrasó debido a la pandemia. El servicio llega pocos meses después de consumarse la liberalización ferroviaria española, que permite a cualquier empresa utilizar las líneas que gestiona Adif. Así, AVLO no será el único tren barato de alta velocidad: el 10 de mayo comienza el servicio de Ouigo, la marca de la operadora estatal francesa SNCF, y en 2022 llegará Ilsa, compañía española participada por Air Nostrum y Trenitalia.

Trenes AVE reformados

Los trenes de AVLO son de color magenta y tienen las puertas naranjas. Son los mismos colores que hay dentro del vagón: moqueta morada en los pasillos y reposabrazos de tejido naranja. Son trenes de la serie 112, que antes eran trenes del AVE normal. Lo que ha hecho Renfe es transformarlos para aumentar su capacidad: ha quitado los asientos que había y ha puesto otros nuevos, con una fila más por vagón.

"Antes había tres filas, de dos y un asiento. Eso se transforma en dos filas de dos asientos cada una", explica Arteaga. Además, han eliminado la clase preferente y el vagón de la cafetería, sustituido por un par de máquinas expendedoras en el pasillo (aún desactivadas y vacías por la pandemia). Eso aumenta un 20% la capacidad del tren, que pasa de 318 a 438 plazas. "El que quiera producto AVE para ir más cómodo, lo tiene. El que quiera ir más incómodo pero a mejor precio, tiene AVLO", continúa el directivo.

Los AVLO tienen wifi (hay que descargarse una app de Renfe para usarlo en el móvil), dos enchufes entre asiento y asiento, son accesibles y, como los AVE, no disponen de espacio para transportar bicicletas. "Los productos de alta velocidad no tienen esa visión", apunta Arteaga. Tampoco está previsto incorporar ningún tren de dos plantas, a diferencia de Ouigo, que sí lo hará.

¿Salen las cuentas?

La liberalización ferroviaria supone dos cosas para España. La primera, que otras operadoras y no solo Renfe pagarán cánones por usar las vías de Adif (más ingresos para el administrador de infraestructura). La segunda, que Renfe tendrá competencia, lo que abaratará los precios (con estos servicios low cost) y aumentará la demanda, si gente que antes hacía el mismo trayecto en coche o avión se pasa al tren.

¿Es posible vender AVEs a siete euros el trayecto y ser rentable? Arteaga ha reconocido que necesitan un 80% de ocupación de los trenes para que así sea. La pandemia y la limitación de la movilidad no pondrán fácil el arranque.

"El coste de un tren AVE es muy superior al de un tren AVLO", dice el directivo. "Hay una serie de costes, como el servicio de abordo o en tierra que el AVLO no lleva. Y al aumentar las plazas, podemos abaratar el precio. Entendemos que a partir de verano se producirá un incremento de la movilidad interna que dará consistencia al servicio".

Etiquetas
Publicado el
24 de marzo de 2021 - 18:31 h

Descubre nuestras apps

stats