El espacio ecológico de Madrid

Patio principal donde se desarrollan gran parte de las actividades de Savia Solar. / Satt
  • Savia Solar, un edificio situado en el madrileño barrio de Lavapiés y gestionado por Ecooo, fue el testigo de la rueda de prensa que dieron Antonio Miguel Carmona y Manuela Carmena para informar del apoyo del PSOE a la investidura de la candidata de Ahora Madrid.

En el último año se ha convertido en un espacio habitual para presentaciones de libros, mesas redondas, debates y hasta anuncios de acuerdos políticos. Savia Solar, un edificio situado en el madrileño barrio de Lavapiés y gestionado por Ecooo, fue el testigo de la multitudinaria rueda de prensa que el pasado 12 de junio dieron el portavoz socialista en el Ayuntamiento, Antonio Miguel Carmona, y la ahora alcaldesa, Manuela Carmena, para informar del apoyo del PSOE a la investidura como regidora de la candidata de Ahora Madrid.

El espacio elegido fue toda una declaración de intenciones por ser un edificio que funciona al 100% con energías renovables y cuya rehabilitación, realizada hace nueve años siguiendo criterios de sostenibilidad, fue una excepción en plena burbuja inmobiliaria en la capital. “Ahora es más habitual pero hace diez años cuando llegabas con una propuesta arquitectónica basada en criterios de sostenibilidad eran pocos los que escuchaban”, señala Iñaki Alonso, socio fundador de Satt, un estudio de arquitectura basada en ecología social y ambiental y encargado del proyecto de rehabilitación del edificio conocido ahora como Savia Solar.

Pero en 2006, los nuevos dueños del inmueble, un espacio que por entonces llevaba cerrado más de 40 años y que originalmente había sido una tahona, sí les escucharon. La intención era convertir el espacio deshabitado en un lugar para albergar eventos culturales. Los arquitectos propusieron una rehabilitación más ecológica y que el edificio funcionara al completo con energías renovables y los dueños aceptaron. “No hay ninguna construcción que sea 100% ecológica porque todas tienen impacto y para reducirlo hay que medirlo”, indica Alonso.

Diseño ecológico

El proyecto se llevó a cabo teniendo en cuenta que el diseño fuera los más ecológico posible, así como muchos de los materiales empleados o el grado de uso de las energías renovables. Así por ejemplo, el cierre metálico de la puerta de entrada al edificio poco tiene que ver con las rejas a las que estamos acostumbrados. Por el contrario, es una gran placa agujereada que al cerrarla “permite la ventilación natural del edificio”.

Las paredes y el suelo albergan la calefacción radiante “porque gasta un 30% menos de energía que los radiadores convencionales”, señala el arquitecto. El aislante empleado para el suelo son paneles de corcho elaborados a partir de los restos que quedan de las planchas de donde se moldean los tapones de las botellas.

La climatización funciona con calor producido por biomasa -en un deposito encajado bajo una de las escaleras- y solar térmica, con seis placas colocadas en la terraza del edificio. La refrigeración es por climatización evaporativa y la electricidad llega por un contrato con la cooperativa de comercialización de energía renovable Som Energía. Como señala Alonso, “la arquitectura constituye el ecosistema completo y complejo alrededor de la obra y en este caso aspectos de energía han definido partes de la arquitectura y definen un concepto de consumo responsable”.

Hace dos años, Ecooo, una empresa que promueve el cambio energético a uno más sostenible, alquiló el edificio para convertirlo en la actual Savia Solar, un espacio que impulsa la participación social y ciudadana. Poco antes, el castaño que inicialmente se había plantado en la gran cristalera que da luz al espacio interior se sustituyó por una palmera, la misma que sirvió de fondo para el pacto que permitió a Manuela Carmena convertirse en la nueva alcaldesa de Madrid.

Etiquetas
Publicado el
8 de julio de 2015 - 20:41 h

Descubre nuestras apps