Botellas de plástico y latas que se convierten en beneficios sociales y ambientales: así es RECICLOS

Una usuaria de RECICLOS

Paola Amigo

De todos los recursos que los ciudadanos tienen a su alcance para echarle una mano al planeta y frenar la crisis climática, el reciclaje es uno de los más sencillos y accesibles. Permitir que los materiales tengan una segunda vida, y así se evite el uso de nuevas materias primas, es una responsabilidad que todos podemos empezar en nuestra propia casa. Pero el reciclaje ha alcanzado ya una nueva dimensión que va mucho más allá y que además de aportar ventajas ecológicas, también genera beneficios sociales y sostenibles.

En 2019, y a través de su centro de innovación abierta sobre economía circular TheCircularLab, Ecoembes puso en marcha un proyecto pionero en el que la tecnología ayuda al ciudadano a reciclar más y mejor generando además incentivos: RECICLOS. Un Sistema de Devolución y Recompensa (SDR) que mediante una app gratuita nos permite escanear el código de barras de las latas o botellas de plástico de bebidas que vayamos a reciclar, para que recibamos puntos, llamados RECICLOS, que pueden ser canjeados por distintas recompensas.

200.000 españoles ya utilizan RECICLOS

A día de hoy, ya son 200.000 los españoles que utilizan RECICLOS. La popularidad de este Sistema de Devolución y Recompensa ha crecido como la espuma y cada vez son más los ciudadanos de los más de 70 municipios donde está presente que recurren a él a la hora de reciclar. RECICLOS es capaz de premiar el compromiso ciudadano con el reciclaje a través de incentivos sostenibles y sociales y, de ese modo, reciclar ya no solo le hace un favor al planeta, sino que reparte beneficios en campos muy variados.

Para que esto sea posible, este SDR ya está presente en 24.000 contenedores amarillos de la calle de municipios de todo el país, equipados con la tecnología necesaria para que podamos recibir las recompensas disponibles. Y a ellos se suman 180 máquinas ubicadas en estaciones de transporte, universidades, hospitales o centros comerciales, entre otros lugares, para que el reciclaje sea más fácil y accesible fuera del hogar. 

A través de las donaciones de puntos realizadas por los usuarios, ya se han  apoyado 320 proyectos de carácter social o ambiental, de muy diverso tipo. Puntos que, además, han permitido repartir más de 21.000 premios relacionados con la movilidad sostenible o el comercio justo, como son patinetes eléctricos o cestas de productos Km 0. 

Así es como el reciclaje apoya proyectos sociales y ambientales

Sabíamos que reciclar fomenta la circularidad de los materiales y hace posible que los envases puedan gozar de una segunda vida, pero con RECICLOS el reciclaje va un paso más allá y permite que los ciudadanos puedan ayudar a sus vecinos que más lo necesiten o a su propio municipio. 

Nieves Rey, directora de Comunicación y Marketing de Ecoembes, reconoce que “Es un orgullo muy grande ver cómo RECICLOS sigue creciendo hasta llegar a los 200.000 usuarios. Pero, sobre todo, produce una gran satisfacción ver cómo los ciudadanos no solo se comprometen con el reciclaje, sino que también contribuyen con causas sociales y ambientales a través de sus puntos”. Y es que en este tiempo RECICLOS ya ha apoyado a multitud de proyectos con fines sociales.

A través de RECICLOS los ciudadanos que reciclan han podido colaborar con distintas causas, como la realizada por Aldeas Infantiles para proteger a la infancia y hacer que niños y jóvenes vulnerables tengan una vida mejor, apoyar a la Asociación Española Contra el Cáncer con atención psicológica a pacientes y familiares, a Cruz Roja en emergencias concretas como los refugiados de la guerra de Ucrania o los afectados por el volcán de La Palma, e incluso  creando algo tan necesario en estos días como es un ‘bosque RECICLOS’, ayudando al mantenimiento del bosque, a su digitalización para su monitoreo y evolución, así como a la creación de empleo rural y la regeneración de la superficie con especies autóctonas.  

“En Aldeas Infantiles centramos los RECICLOS donados por los ciudadanos en nuestro programa de prevención, en el que trabajamos junto a familias en riesgo de perder la custodia de sus hijos e hijas para llevar a cabo un fortalecimiento familiar mediante un programa socioeducativo”, explica Adriana Ruiz, de Aldeas Infantiles. “Los beneficios de RECICLOS se destinan directamente a nuestros centros de día, que ya son 30 repartidos por diez comunidades autónomas, y en ellos psicólogos, pedagogos y educadores trabajan para fortalecer el núcleo familiar de 22.000 niños y niñas. En estos centros, además, tras el colegio los niños reciben apoyo escolar, meriendan y realizan otras actividades transversales”.

Los propios municipios pueden aprovechar la colaboración ciudadana mediante RECICLOS y ampliar sus proyectos de sostenibilidad. “Sin duda desde el Ayuntamiento de Zaragoza podemos decir que estamos muy satisfechos de haber introducido este sistema en los contenedores amarillos de la ciudad porque todo lo que sea incentivar la recogida selectiva es de gran ayuda para el reciclaje”, afirma  Natalia Chueca, consejera de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza. “RECICLOS es una pieza más de todas las iniciativas que tenemos en marcha para reducir emisiones y fomentar la economía circular, pues no olvidemos que somos una de las Cien ciudades inteligentes y climáticamente neutras para 2030 escogidas por la Comisión Europea”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats