eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Lo que sé del máster de Pablo Casado

150 Comentarios

1. Pablo Casado cursó entre 2008 y 2009 el máster en Derecho Autonómico y Local. Lo hizo en el Instituto de Derecho Público, bajo la tutela del catedrático Enrique Álvarez Conde, en la URJC. Es el mismo título –solo cambió ligeramente por la reforma del Plan Bolonia–, el mismo centro, el mismo tutor y la misma Universidad que el máster de Cristina Cifuentes, solo que en una promoción anterior.

2. Casado aprobó dos tercios de su máster por medio de convalidaciones, el máximo legal. Es un procedimiento cuestionable porque una licenciatura en Derecho no es lo mismo que un máster especializado en Derecho Autonómico. En teoría, cada convalidación se tiene que justificar asignatura por asignatura y la tiene que pedir expresamente el alumno. No consta que Casado lo hiciera así. El entonces diputado autonómico simplemente presentó su título y solicitó una convalidación general, según su versión, sin argumentar qué asignaturas quería dar por aprobadas y con qué otras materias acreditaba esos conocimientos.

3. A pesar de estas irregularidades, la Universidad permitió la convalidación. Está firmada por quien entonces era vicerrector de estudios de la URJC: Fernando Suárez. Después llegaría a rector y más tarde acabó cayendo por sus plagios. Suárez es el famoso rector plagiador.

Seguir leyendo »

Periodismo sin hipotecas: las cuentas de eldiario.es en 2017

108 Comentarios

En eldiario.es creemos en la transparencia, pero no solo para los demás. También nos la aplicamos a nosotros mismos porque no tenemos nada que ocultar. Por eso, dos veces al año, os contamos todos nuestros datos económicos. Estas son las cuentas de 2017 en eldiario.es.

Son buenas noticias, la prueba de que el periodismo independiente también puede ser sostenible, que hay otra forma de hacer las cosas, que eldiario.es es un proyecto sólido y que lo mejor está por llegar.

Seguir leyendo »

Después de ETA

68 Comentarios

ETA pasará a la historia como una banda terrorista criminal, como un grupo fanático de asesinos que lamentablemente contaba con el respaldo de una importante base social; como un anacronismo que nunca debió nacer y que hacía muchas décadas que tenía que terminar; como una herencia más del franquismo, la dictadura que alimentó el sustrato en el que esta violencia germinó. ETA se disuelve tarde y mal, sin reconocer sus crímenes, sin pedir perdón a todas las víctimas, sin asumir el inmenso error de décadas de violencia injustificada e inútil, que solo trajo muerte y dolor a ese “pueblo vasco” en cuyo nombre decía luchar.

El final de ETA no fue este viernes; este día solo es la ceremonia: el entierro de una banda terrorista que ya no tenía otra opción. ETA ya estaba derrotada desde octubre de 2011 y en todos los frentes: el policial, el político y el social. No matan porque no pueden. No matan porque saben que no les serviría para lograr sus objetivos. No matan porque los suyos ya no lo tolerarían. Por eso dejan las armas, no porque teman la cárcel o se hayan arrepentido de su criminal inmoralidad.

El IRA abandonó las armas en 2005. Las Brigadas Rojas italianas dejaron de matar en 2003. La RAF alemana, en 1992. ETA ha sido la última en desaparecer y habría que preguntarse por qué España ha sido el último país de toda Europa occidental en acabar con este tipo de terrorismo. La respuesta probablemente tenga que ver con las debilidades de la democracia española y con los errores que se cometieron en la lucha contra ETA. El fundamental, los GAL, las torturas... el terrorismo de Estado que se inició con la UCD de Suárez y continuó con el PSOE de Felipe. Fue un error que dio argumentos durante décadas a la base social de la que se alimentaba ese fanatismo y que justificó con la guerra sucia su premisa fundamental: que era una guerra y por tanto valía matar.

Seguir leyendo »

La caída de Cristina Cifuentes

79 Comentarios

Aguirre anunciando su dimisión en septiembre de 2012, y Cifuentes dimitiendo este miércoles

Cristina Cifuentes Cuencas abandona la presidencia de Madrid con la misma indignidad con la que durante semanas se aferró al sillón. Se va tarde, se va poco y se va mal; mintiendo hasta el último momento, culpando de sus errores a los demás, echando balones fuera y sin asumir su responsabilidad.

La transformación del gran mirlo blanco del PP contra la corrupción en una nueva Esperanza Aguirre se ha completado en pocas semanas. Al igual que la lideresa, Cifuentes se va pero no del todo. Dimite del Gobierno autonómico, pero pretende seguir como diputada y como presidenta del PP en Madrid. Se va para resistir en el partido y con la ambición de, más adelante, regresar. Ni siquiera el color del vestido es casual. Se va también de blanco, el color de la inocencia; el mismo que utilizó Esperanza Aguirre el 17 de septiembre de 2012 en su primera dimisión. Después Aguirre dimitiría dos veces más. 

El plan estaba trazado hace varios días. La propia Cifuentes lo ha confesado en su último discurso como presidenta, que dio en un escenario inusual. No en la sala de prensa que normalmente utiliza, sino en otro rincón de la sede del Gobierno autonómico, con una puerta detrás con la que poder huir sin responder a las preguntas de los periodistas; sin necesidad de  esa guardia pretoriana que la protegía de los micrófonos desde que el caso máster explotó.

Seguir leyendo »

No, Cifuentes, no nos retractamos

205 Comentarios

El próximo 21 de mayo, Raquel Ejerique y yo tenemos hora en el juzgado. Acaba de llegar a la redacción de eldiario.es una cédula de citación. El tribunal de primera instancia número 39 de Madrid nos ha convocado a instancias de Cristina Cifuentes. La presidenta de Madrid ha dado ya los primeros pasos para presentar una "querella criminal" contra nosotros por "presuntos delitos de injurias y calumnias".

El 21 no es el juicio; eso tardará aún bastante. En esa fecha, se celebrará el acto de conciliación, un paso previo, obligatorio antes de una querella de este tipo. Cifuentes nos acusa de atentar "gravemente contra la verdad" y contra su honor en nuestras informaciones sobre su máster y pide que nos retractemos; que admitamos que nuestros artículos sobre su máster han sido "calumniosos"; que digamos que nuestra información era falsa.

No lo vamos a hacer. No nos retractamos. Nos reafirmamos en cada línea de todo lo publicado.

Seguir leyendo »

Las mentiras de Cifuentes en su carta de “renuncia” al máster

119 Comentarios

“La obtención de dicho máster se ha visto afectada, al parecer, por diversas irregularidades administrativas totalmente ajenas a mí”

Falso. No son irregularidades administrativas sino ilegalidades flagrantes, que ya está investigando la Fiscalía. Y tampoco han sido ajenas a la presidenta de Madrid, que ha sido la principal beneficiaria de todos estos presuntos delitos, con papeles oficiales falsificados.

Cifuentes no fue “ajena” a todo lo que pasó en su máster porque no hay nadie tan ingenuo como para pensar que es normal que una Universidad te permita aprobar un título oficial sin ir a clase, sin ir a los exámenes, matriculándote fuera de plazo, con actas falsificadas, con una funcionaria conocida que te cambia las notas y sin presentar el Trabajo de Fin de Máster.

Seguir leyendo »

Lo que ya sabemos del caso Cifuentes

33 Comentarios

1. Cristina Cifuentes pagó la matrícula para cursar un máster en Derecho Autonómico en la Universidad Rey Juan Carlos. Es casi lo único que hizo correctamente, aunque se matriculó fuera de plazo: tres meses después de que empezaran las clases y cuando varias asignaturas ya habían finalizado. Pese al retraso, sacó tres sobresalientes y dos notables en esas clases.

2. Nunca fue a clase. Tampoco a los exámenes. Jamás la vieron allí ni el resto de los alumnos ni tampoco una de las profesoras, que lo ha confirmado en una carta. La propia Cifuentes así lo admitió ante la Asamblea de Madrid, cuando las evidencias de que no pisó el aula ni hizo los exámenes eran palmarias.

3. El máster era un título oficial del Ministerio de Educación. Era un curso presencial, todos los jueves y viernes por la tarde y las mañanas de los sábados, de septiembre a junio. La asistencia a clase era obligatoria y las profesoras así se lo recordaban a los alumnos normales. Para saltarse las clases, hacía falta una dispensa académica, un permiso excepcional que Cifuentes no pidió y que tampoco le otorgaron.

Seguir leyendo »

Cifuentes sabía mejor que nadie que su coartada estaba falsificada

90 Comentarios

Seguir leyendo »

Cuál es el problema del máster de Cristina Cifuentes

114 Comentarios

Cristina Cifuentes está contra las cuerdas. En todas las redacciones se cruzan apuestas sobre cuántos días más se prolongará su caída. No hay un solo analista político que no dé su carrera por acabada y en su propio partido cada vez son más quienes hoy le dan la espalda. ¿Todos? No. En el PP, la ovación a los corruptos nunca se apaga del todo. Siempre hay alguien dispuesto a defender lo indefendible.

“Vale, no tiene un máster. ¿Cuál es el problema?”, se pregunta el presidente del PP de León, Juan Martínez Majo, dando voz al argumento que empiezan a repetir algunos otros. Yo le contesto, señor Martínez. Yo le contesto encantado.

El problema es que Cristina Cifuentes sí tiene un máster. Aún lo conserva en su poder, retiró el título hace medio año con la ayuda de una funcionaria tan amable que también le cambió las notas ilegalmente. Lo puede enmarcar como recuerdo, aunque es probable que pronto se lo retiren con oprobio.

Seguir leyendo »

Hay más nombres: los VIP de la URJC

110 Comentarios

Quien hace un máster hace cientos. El Instituto de Derecho Público que aún hoy dirige el catedrático Enrique Álvarez Conde funcionó durante años como un auténtico chiringuito donde había dos tipos de alumnos. Los ordinarios: pobrecitos incautos, estudiantes que allí se matriculaban pensando que era un máster normal, y que hoy tienen un título bajo la sombra de la sospecha. Y otros alumnos extraordinarios, los VIP: políticos, cargos de confianza nombrados por Gobiernos del PP, miembros de la comunidad académica, amigos de Álvarez Conde o personas cercanas a algunas de las ‘cátedras’ que también se impartían allí.

Lo que hasta hoy hemos destapado eldiario.es, el caso de Cristina Cifuentes, es solo la punta del iceberg. Hay más nombres, algunos muy conocidos y muchos otros casi anónimos. Pero todos ellos tienen dos cosas en común. La primera, que no recibieron el mismo trato que los alumnos del montón. No a todos les convalidaban asignaturas con actas falsificadas, a final de curso. La segunda, que todos aquellos VIP cuyos perfiles hemos podido reconstruir tienen nexos personales, profesionales o de amistad que explican ese trato de favor.

En las próximas horas, eldiario.es va a publicar varios de estos nombres. Estamos aún intentando recabar la versión de todos ellos, para que se puedan explicar. No me cabe duda de que, con el tiempo, saldrán otros nombres más y que todo esto terminará en los tribunales como un gran escándalo nacional.

Seguir leyendo »