Euskadi detecta irregularidades en el etiquetado del 69% de las mascarillas inspeccionadas en tiendas y en el 100% de plataformas 'online'

Tres mascarillas FFP2.

Una campaña de inspección de las mascarillas higiénicas -de tela reutilizables o normales- y FFP2 y KN95 llevada a cabo en Euskadi ha revelado errores de etiquetado en el 69% de los productos analizados en tiendas y en el 100% de los 25 productos revisados en plataformas ‘online’. Según han informado el consejero de Turismo, Comercio y Consumo , el socialista Javier Hurtado, y la directora de Kontsumobide, Olga Santamaría, entre julio y noviembre de 2020 se examinaron en Euskadi 53 establecimientos (40 que vendían del tipo higiénico y 13 de tipo EPI) y 37 “presentaban algún tipo de incumplimiento en el etiquetado”. Se trata de una revisión “no sanitaria”, es decir, no se entra en las características técnicas del filtrado o en determinar cuál es más efectiva e incluso se excluyen los tapabocas de tipo estrictamente hospitalario, pero sí se ha logrado “inmovilizar” en tiendas 10.914 protecciones, 2.429 de cuatro modelos FFP2/KN95 y 8.485 de nueve modelos higiénicos. En Internet no se llegó a bloquear ninguna remesa.

Nueve fallecidos más en las residencias vascas, cinco en Bizkaia y cuatro en Álava, elevan a 1.019 las muertes totales en la pandemia

Nueve fallecidos más en las residencias vascas, cinco en Bizkaia y cuatro en Álava, elevan a 1.019 las muertes totales en la pandemia

Hurtado ha explicado que sólo se ha inmovilizado material en caso de “incumplimientos graves” como falta de precisión de las características del producto en las cajas o “instrucciones en otro idioma”. En la mayoría de casos, las anomalías eran subsanables con más información a los consumidores. No obstante, el Gobierno vasco apela a poner especial cuidado en las adquisiciones por Internet: “Los derechos de los consumidores se encuentran allí más expuestos”. En este apartado se han revisado las páginas de nueve empresas vascas y un soporte multiplataforma que ofrecía 16 productos y en todos faltaban datos básicos.

El Ejecutivo precisa que hasta ahora han sido campañas de inspección de tipo “informativo” y que, a partir de ahora, se iniciarán revisiones de tipo “sancionador”. Hurtado y Santamaría no han querido precisar la cuantía de las posibles multas porque, según han alegado, ello dependerá de las características técnicas del producto, del volumen de ventas que haya tenido y de otro tipo de circunstancias. No obstante, el consejero sí ha adelantado que pretenden modificar el estatuto del consumidor para que no solamente se puedan dar los datos genéricos de estas campañas, sino también el nombre de las empresas que venden productos irregulares para que los consumidores accedan a ellas con toda la información en su poder.

Hurtado ha informado que la parte ‘online’ de la campaña ha estado coordinada con el ministerio de Consumo y que se han comunicado algunas anomalías a otras comunidades autónomas. El consejero se reunirá este jueves con el ministro Alberto Garzón (IU) para abordar diferentes asuntos de actualidad pero también para analizar las campañas de inspección de mascarillas. 

Etiquetas
Publicado el
3 de febrero de 2021 - 11:11 h

Descubre nuestras apps

stats