La portada de mañana
Acceder
Los expertos alertan de que situar la Navidad como horizonte es un error
Madrid y Extremadura optan por el toque de queda laxo a pesar de estar en riesgo alto
Opinión - Si esto es una guerra, España va perdiendo, por Esther Palomera

Las agresiones sexuales caen a la mitad en verano y la Ertzaintza señala como posible razón las no fiestas y la distancia social

Una mujer en una concentración en contra de la violencia machista. EFE/Villar López/Archivo

Las denuncias de agresiones sexuales han descendido a la mitad este verano según el balance de las infracciones penales en Euskadi y entre las posibles razones que barajan para explicar los datos se encuentran las medidas tomadas para combatir la pandemia de la COVID-19, esto es, el confinamiento, las distintas limitaciones de movilidad en las siguientes tres fases, la limitación de horarios de hostelería y la no celebración de fiestas patronales.

"Ha habido una reducción de hasta el 50% de las denuncias por agresiones sexuales. ¿Que tenga que ver con que no haya habido celebración de las fiestas? Seguramente. ¿Por qué? Porque en las fiestas patronales se producen agresiones sexuales y delitos contra la libertad sexual. Si hay que mantener una distancia de dos metros eso reducirá las agresiones sexuales, porque en una aglomeración de personas es más fácil que alguien intente abusar sexualmente de una persona", ha explicado este jueves la Jefa de Inteligencia Criminal de la Ertzaintza, Patricia Martínez de Musitu, en una rueda de prensa en Bilbao.

Por territorios, Bizkaia es la provincia que más disminución de denuncias ha registrado, con 17 casos menos (de 30 a 13), seguido de Gipuzkoa, con 10 menos (de 15 a 5). Araba, por otra parte, ha aumentado los casos de 3 a 6.

A pesar de ello, Martínez de Musitu ha recalcado que el caso de que no haya denuncia no implica que no pueda haber una agresión y no lo ha querido relacionar de manera muy directa con el ocio puesto que "tan directamente no puede ser, nunca se pueden extrapolar los datos de esa manera en nuestro análisis, hay muchísimas causas por las que pueden ocurrir las agresiones sexuales y cada caso de agresión sexual tiene su motivación". De igual manera, ha explicado que los delitos asociados de alguna manera a la actividad social como hurtos o robos con violencia o intimidación también han disminuido.

Las únicas cifras que han aumentado (un 6,81%) este verano son las denuncias de maltrato en el ámbito familiar, que incluye tanto la violencia de género como la doméstica. Se trata de la tipología que menos se ha visto afectada por la crisis sanitaria, ya que suele ser motivado por el mayor contacto familiar.

"El hecho de que aumenten las denuncias también significa que se está conociendo el delito ahora y antes no, porque no se atrevían a denunciar, y que se incrementen las denuncias de violencia de género, puede ser que se deba a que han aumentado las agresiones por el confinamiento en el hogar, porque se hayan podido dar más situaciones de este tipo, o también, que se denuncia más porque hay más conciencia y se atreven más a acudir a la policía", ha apuntado Martínez de Musitu.

A su juicio, "las medidas de contención del virus explican claramente la reducción de las cifras generales, y aunque quizás no expliquen todas las causas, objetivamente y comparadas con las del año pasado, la diferencia principal que ha irrumpido son las medidas de distanciamiento social, que entendemos, ha dado como consecuencia esa reducción de delitos y la que se dará al final del año en la tasa por cada mil habitantes".

Etiquetas
Publicado el
24 de septiembre de 2020 - 21:42 h

Descubre nuestras apps

stats