Euskadi complementará con hasta 150 euros al mes los ERTEs a los trabajadores con los salarios más bajos

Planta de Mercedes Benz, en Vitoria.

El Gobierno vasco complementará los ERTEs de los trabajadores con menos ingresos. Ese es el acuerdo alcanzado en la Mesa de Diálogo Social por el Ejecutivo de Vitoria, Comisiones Obreras, UGT y la patronal vasca Confebask. ELA y LAB, los sindicatos mayoritarios, no participan en este foro (destinado a impulsar las políticas públicas) porque entienden que solo sirve para rerendar las políticas del Gobierno vasco y los planes de Confebask. El Ejecutivo complementará los ERTEs a los trabajadores con una base reguladora inferior a los 1.666 euros mensuales y un salario bruto igual o inferior a los 20.000 euros anuales. Les abonará 150 euros o 100 euros, en función de la parcialidad de su contrato. La medida podría afectar a en torno a unas 44.000 personas y supondrá un coste aproximado de seis millones de euros mensuales para las arcas del Gobierno autonómico.

El acuerdo es complementar esos ERTEs desde el 1 de julio y hasta el 30 de septiembre, inicialmente. Quienes trabajen hasta un 50 % de la jornada laboral percibirán 100 euros de complemento; las personas que tengan jornadas por encima del 50 %, recibirán 150 euros. Estos tramos se mantendrán igual para todos los trabajadores con salarios por debajo de la citada base de cotización.

El complemento será de cuantía fija en función de la jornada durante todo el periodo de su percepción y se reconocerá con independencia de la naturaleza del contrato de trabajo de la persona beneficiaria. En ningún caso, la persona trabajadora podrá percibir en situación de ERTE una prestación total superior a su retribución en activo.

La medida será gestionada por el Servicio Vasco de Empleo-Lanbide, que trabajará ahora en la normativa que regule esta nueva ayuda. La reglamentación recogerá el procedimiento de solicitud de estas ayudas, en la que se implementará un sistema telemático, que permita una "sencilla" recopilación de datos. Del mismo modo, Lanbide fijará el procedimiento del pago correspondiente. "La idea es que el trabajador tenga que hacer lo mínimo posible para poder solicitar esta prestación", ha recalcado la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal.

El acuerdo incluye también un llamamiento al Gobierno español para que mantenga las políticas dirigidas a facilitar la suspensión de los contratos de trabajo mediante expedientes de regulación de empleo temporales y a bonificar el coste de las cotizaciones empresariales a la seguridad social, vinculando dichas ayudas a la obligación de mantener el empleo.

En los peores momentos de la pandemia, cerca de 200.000 trabajadores llegaron a estar en situación de ERTE en la comunidad autónoma. En los días más duros se registraron hasta 3.713 expedientes.

Etiquetas
Publicado el
18 de junio de 2020 - 15:04 h

Descubre nuestras apps

stats