La portada de mañana
Acceder
El PP agota su campaña contra los indultos a los presos del procés
Las claves de las notas de Bruselas al plan español para los fondos europeos
Opinión - Techo, luz y votos, por Neus Tomàs

Unanimidad inicial en el Parlamento para acotar los nombramientos políticos en el Tribunal de Cuentas

Bancada del PP en el Parlamento Vasco
  • El PP, al calor del nombramiento de José Luis Bilbao al frente del órgano fiscalizador, logra que su propuesta de reforma del tribunal cuente con el respaldo con matices de todos los partidos, aunque el PNV reprocha a los 'populares' nombramientos similares

Todos los partidos del Parlamento Vasco (PNV, PSE-EE, EH Bildu y Elkarrekin Podemos) han dado su voto favorable a una propuesta del PP para iniciar la reforma del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas en la línea de apuntalar su “independencia” y “credibilidad” tras la polémica surgida después de que el dirigente del PNV José Luis Bilbao saltara directamente de la diputación de Bizkaia a la presidencia de este órgano de control de las Administraciones, entre ellas la propia institución foral que dirigió. El PNV, en todo caso, ha criticado que sea el PP el que plantee en Euskadi este debate cuando ha ejercido sus prerrogativas para situar cargos de partido en el Tribunal de Cuentas del Estado, en el Tribunal Constitucional, en el Consejo General del Poder Judicial o en otros órganos jurisdiccionales.

Podemos pide una auditoría de las cuentas del Parlamento entre 2012 y 2015

Podemos pide una auditoría de las cuentas del Parlamento entre 2012 y 2015

“Nuestro objetivo declarado es contribuir a generar confianza en las instituciones, a recuperar credibilidad e independencia en los órganos fiscalizadores. Estamos plenamente convencidos de que el Tribunal de Cuentas no puede ser un premio a una trayectoria política y tampoco una suerte de jubilación anticipada”, ha expuesto Borja Sémper (PP), promotor de la reforma legislativa. Y ha añadido en referencia al papel de Bilbao, quien, recolocado por el PNV, saltó directamente de la presidencia del Gobierno foral a la del Tribunal de Cuentas: “No podemos rectificar errores del pasado, pero sí contribuir en todos a acertar en el futuro. Necesitamos exclusiva mentalidad de asesores técnicos”.

El texto del PP reclama que altos cargos políticos no puedan ser consejeros de cuentas hasta que hayan pasado al menos seis años desde que abandonaran su último cargo público. Exige también doce años de experiencia en el ámbito económico.

Elkarrekin Podemos (Podemos, IU y Equo) ha intervenido de la mano del PP para defender la reforma legislativa. Eukene Arana ha realizado un alegato contra las puertas giratorias y contra la politización de los órganos de control externo. “Hacen una importante labor de vigilancia de la corrupción”, ha manifestado. Por error, un parlamentario del grupo, Juan Luis Uria, ha sido el único de toda la Cámara que no ha votado a favor de la propuesta legislativa.

EH Bildu, que hace dos años también defendió esta reforma, ha asegurado que no se puede “poner al zorro a cuidar a las gallinas”, en referencia a Bilbao. Unai Urruzuno ha dicho también que el PSE-EE “tragó el sapo” de aceptar la recolocación del exdiputado general a cambio de un puesto en el Ararteko, el de la adjunta Julia Hernández, que también se renovó en esas fechas. En su intervención, ha pedido que se eviten los “intereses partidistas” en este tipo de nombramientos.

Los socialistas, que habían intervenido antes, no han podido responder a esta acusación de EH Bildu. Sin embargo, Alexia Castelo ha pedido que este tipo de reformas “tampoco se hagan al calor de candidatos concretos” porque “los debates oportunistas a veces trastocan los discursos”, quizás una velada referencia a nombramientos del PP. En todo caso, ha apoyado con matices el debate sobre la composición del Tribunal de Cuentas: “Tenemos la oportunidad de eliminar sombras pero sin hace culpables a quienes han desarrollado esa labor hasta ahora”.

El debate lo ha cerrado la nacionalista Miren Josune Gorospe. Además de criticar el PP, ha asegurado sobre la llegada de Bilbao que “todos los partidos” y durante años siempre han propuesto consejeros “con perfil político”. Y ha remarcado que los elegidos por el PNV, en concreto, han cumplido los requisitos legales para el cargo y que, además, acreditan más “experiencia profesional” en la materia que la requerida.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats