Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

El Superior rebaja la pena a cuatro condenados por la paliza de Amorebieta-Etxano al no ver probado que fueran de la banda LHK

Juicio contra los acusados de la paliza en Amorebieta-Etxano

elDiario.es Euskadi

Bilbao —

0

El Tribunal Superior del País Vasco (TSJPV) ha confirmado la pena de 20 años de cárcel para dos de los condenados por la paliza en Amorebieta-Etxano que dejó en estado vegetativo al joven Alexandru Ionita y la rebaja a los otros cuatro condenados por no estimar probada su pertenencia a grupo criminal, en concreto a la banda Los Hermanos Koala (LHK). Se trata de la pieza para los implicados mayores de edad. Por esta brutal paliza la madrugada del 25 de julio de 2021 en el municipio vizcaíno hay también varios menores ya condenados y un séptimo penado con multa por omisión del deber de socorro, informa Efe.

La sentencia de la sala de lo civil y penal del TSJPV, que puede ser recurrida ante el Supremo, ha confirmado los 20 años de cárcel impuestos por la Audiencia de Bizkaia a dos de los seis condenados por un delito de asesinato en grado de tentativa con pertenencia a grupo criminal y también la multa de 3.600 euros por un delito de omisión del deber de socorro impuesta al séptimo de los jóvenes acusados de esta agresión. Sin embargo, el Superior vasco estima parcialmente el recurso interpuesto por cuatro de los condenados y considera que, en su caso, no está probado que pertenezcan a LHK.

Por ello, les absuelve del delito de pertenencia a grupo criminal y les condena a tres como autores y a uno como cómplice de un delito de asesinato en grado de tentativa a penas que oscilan entre 6 y 15 años de cárcel. La Audiencia de Bizkaia les había impuesto penas de entre 10 y 20 años de prisión a tres como autores y a uno como cómplice de un delito de asesinato en grado de tentativa con pertenencia a grupo criminal.

El TSJPV mantiene el delito de pertenencia a grupo criminal para dos de los condenados por la Audiencia de Bizkaia pero recuerda que el hecho de que “exista el grupo no significa que cualquier persona que cometa un delito con ellos sea uno de sus miembros, sino que puede existir codelincuencia entre los integrantes de un grupo y terceros individuos”.

En el caso de estos cuatro recurrentes, el TSJPV estima que “existe una duda razonable, una duda objetiva en relación con la integración” de los mismos “en el grupo criminal LHK” en base a los fundamentos de derecho recogidos en la sentencia de instancia. “Que no se hayan probado los requisitos de habitualidad que requiere el tipo de grupo criminal” en cuatro de los procesados, “no significa que no hubiese una concertación en la noche de los hechos para agredir” al joven en la que participaron estos, señala el tribunal.

A la hora de fijar la nueva pena a imponer a estos cuatro procesados, el TSJPV tiene en cuenta la “gravedad de las lesiones” causadas por la “brutal” agresión al joven, que, según recuerda el alto tribunal vasco, “no falleció por la pronta intervención asistencial” y “aún hoy sufre severísimas secuelas que le impiden realizar no ya una vida autónoma, sino subsistir sin grandes apoyos personales y técnicos”. Por ello, opta por las penas máximas o en la parte alta de la horquilla existente en función del grado de ejecución y del peligro inherente al intento.

Así condena a dos de ellos a 15 años de prisión como autores de un delito de asesinato en grado de tentativa; a un tercero le mantiene la atenuante muy cualificada de anomalía psíquica que le reconoció la Audiencia de Bizkaia y le impone una pena de 7 años y 6 meses de cárcel por ese mismo delito; y el cuarto se confirma como cómplice y es condenado a 6 años de prisión también por asesinato en grado de tentativa. El TSJPV ratifica que todos los acusados menos el condenado por omisión del deber de socorro indemnicen de manera conjunta y solidariamente a la víctima con 1.071.509,6 euros y con 20.000 euros a sus progenitores.

Etiquetas
stats