El campo extremeño sale a la calle en la primera gran movilización tras la pandemia

Inicio de la manifestación del campo extremeño que este jueves ha recorrido las calles de Mérida

Agricultores y ganaderos de Extremadura -unos 5.000 según las organizaciones convocantes y 1.500, según la Policía,- se han manifestado este jueves en Mérida en la primera gran movilización del sector tras el parón de la pandemia. El motivo: protestar por la agonía y asfixia que viven debido a los bajos precios de sus productos y al encarecimiento de los insumos.

La manifestación, convocada por Asaja (APAG Extremadura Asaja y Asaja Cáceres), La Unión Extremadura, Aseprex, Agryga, Agricultores de Don Benito, y la Asociación de Agricultores del Valle del Jerte y Comarcas, ha partido de la Consejería de Agricultura y ha llegado al centro de Mérida, a la plaza del Rastro, sede de la Presidencia de la Junta, donde esta tarde los líderes agrarios mantendrán una reunión con Guillermo Fernández Vara.

Un amplio dispositivo policial ha vigilado la protesta, convocada por seis organizaciones agrarias y respaldada por todos los partidos de la oposición en la región, PP, Cs y Unidas por Extremadura, además de Vox. De hecho al finalizar el Pleno de la Asamblea de Extremadura un gran número de diputados del PP y de Cs se han sumado a la marcha.

Bajo el lema "En defensa de nuestro campo", la movilización, en la que se han tirado cohetes y petardos, y se han hecho sonar cencerros y bocinas, ha ido precedida de dos tractores y en ella se han coreado consignas como "Vara dimite el campo no te admite".

Al inicio de la marcha se ha registrado un incidente con la policía, ya que los manifestantes han ocupado los cuatro carriles de la Avenida Reina Sofía, cuando solo estaban autorizados a marchar por dos de ellos, y aunque los agentes inicialmente han tratado de impedirlo, al final les han dejado vía libre, aunque han tenido que oír frases como "iros a Cataluña".

En representación de los convocantes, el presidente de Apag-Extremadura-Asaja, Juan Metidieri, ha considerado un éxito la movilización pero ha lamentado que los agricultores tengan que volver a salir a reclamar unos precios justos de sus productos y un coste razonable de los insumos y a protestar por una "perjudicial" reforma de la PAC y por "un endurecimiento ambiental cada vez más desmedido".

Metidieri ha dejado claro que para que Extremadura perviva es necesario que lo haga su sector primario, por lo que ha pedido a los políticos que "aporten más sentido común" y "legislen para la gente del campo", y ha reclamado a Vara que pase "de las promesas a los hechos y a las realidades".

El representante de La Unión Luis Cortés ha solicitado que el presidente extremeño "se ponga al frente de las reivindicaciones de los agricultores" ante la "tormenta perfecta" que suponen los bajos precios de los productos, la carestía de los insumos y una perjudicial reforma de la PAC. Para Cortés, la movilización ha sido un éxito, no solo por el número de participantes, sino por el cierre del 90% de las cooperativas extremeñas, al igual que los establecimientos de suministros alimentarios.

El presidente de ASEPREX, Juan Francisco Rodríguez Chamorro, ha criticado, por su parte, "el ninguneo" que sufren como agricultores y ganaderos profesionales y el que sufre el sector primario extremeño con respecto a otras regiones españolas en la política de la PAC, lo que impide, a su juicio, la supervivencia del campo en Extremadura.

Herminio Iñíguez, presidente de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Villanueva de la Serena, ha insistido en que la situación actual se ve agravada por la "nefasta" reforma de la PAC, que pone a la agricultura "en peligro de muerte".

En representación de los políticos, el presidente del PP en la provincia de Badajoz, Manuel Naharro, ha indicado que "Extremadura es campo y tiene que seguir siendo campo", como mejor medida contra la despoblación", por lo que se necesitan, ha dicho, "políticas valientes que pongan freno" a los problemas que tienen agricultores y ganaderos.

Fernando Baselga, de Cs, ha lamentado que "Europa quiera convertir a los agricultores en jardineros" y ha avanzado que la ley de cadena alimentaria "no va a ser la solución a corto plazo", que tiene que pasar, a su juicio", "por la reducción de los costes" vía una bajada de impuestos y un descenso en los precios de los hidrocarburos y la electricidad.

Por su parte, la portavoz de Unidas por Extremadura, Irene de Miguel, ha criticado que "el mercado neoliberal y sin regulación" condene a los productores "a unos precios de miseria" y ha defendido "un plan de rescate" para el sector frente a la subida "exponencial" de los costes de producción.

Finalmente, el presidente provincial de Vox-Badajoz, Ángel Borreguero, ha señalado también que la ley de cadena alimentaria "no es la solución para el campo" ya que va a favorecer, a su juicio, la entrada de producciones de terceros países que no cumplen los requisitos que se exigen en Europa.

En la protesta se ha dado cita también un pequeño grupo de agricultores andaluces, procedentes de Málaga, Granada y Cádiz, para escenificar, han dicho, la unión del sector primario español.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats