Extremadura, una "colonia" eléctrica: produce mucha energía que no deja ni trabajo, ni riqueza

Central Nuclear de Almaraz, la gran productora extremeña de electricidad

J. L. A.

0

Extremadura se está convirtiendo en una "colonia" de las empresas productoras de energía eléctrica, que ni proporcionan el suficiente empleo, ni tampoco tributan aquí, ante la "pasividad" cuando no el "trato favorable" por parte de las instituciones públicas, ha reprochado el Club Sénior.

Como dato, que el 50% del valor de la producción industrial de la región sea del subsector energético, que sin embargo solo emplea a un 5% del total de personas que trabajan en la industria; además la compañía Iberdrola estaría creando un "oligopolio" económico dentro de la Comunidad.

Todo ello está recogido en el trabajo "Cómo evitar la tercera colonización energética de la región", redactado por un equipo* de nueve miembros del Club Sénior integrado por  catedráticos de Universidad, ejecutivos de empresas, ingenieros industriales y economistas, y presentado este miércoles en Badajoz.

Los expertos denuncian la "pasividad" de la Junta de  Extremadura ante el despliegue de la industria fotovoltaica en la región y la ausencia de una  actitud reivindicativa de las instituciones extremeñas ante las compañías eléctricas para que se comprometan con el progreso económico y social de la Comunidad.

Entienden, por el  contrario, que las Administraciones públicas favorecen con esa actitud los intereses de las  grandes empresas eléctricas que se limitan a exportar la energía producida en la región sin  colaborar a su desarrollo. En definitiva, el Club Sénior ha pedido al presidente de la Junta y al Gobierno de la nación que exijan compensaciones a las eléctricas por la  energía producida en la región.

Una denuncia que se une a la hecha meses atrás por el diputado nacional del PSOE por Cáceres César Ramos, que alertaba de la necesidad de aprovechar industrialmente la energía aquí producida

Trabajar para otros, sin beneficio

Extremadura -se afirma en el libro presentado en Badajoz- es la Comunidad española con  menos desarrollo económico e industrial y, a la par, una región con una extraordinaria riqueza  de energía eléctrica. Primera en energía fotovoltaica; segunda en nuclear; segunda en  termosolar y tercera en potencia hidráulica instalada. Aproximadamente la mitad de la riqueza  industrial de Extremadura corresponde a la producción eléctrica, pero sólo mantiene 1.690  empleos estables, equivalentes al 5 % del resto de los empleos industriales.

Produce, en  resumen, cuatro veces y media más energía que la que consume: 4.959 gigavatios-hora (gw/h) frente a 21.030.   

Los redactores de este informe consideran, después de un análisis del sector de la  energía y de su trayectoria histórica, que las autoridades extremeñas, y en particular la Junta  de Extremadura, no han desplegado todo su potencial de iniciativa y de control para conseguir  que las empresas eléctricas instaladas en la región colaboren a su desarrollo económico y  social.

Por el contrario, los gestores públicos extremeños "han adoptado una actitud pasiva e  indiferente ante la realidad incuestionable de que los recursos energéticos de Extremadura se  utilizan para proveer de energía a otros territorios con notoria desprotección de los intereses  de los ciudadanos extremeños".

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Badajoz, Cecilio Venegas, y dos de los expertos que han trabajado en el estudio, Fernando López y Marcelo Muriel, dieron la cara en la exposición pública de este trabajo que se señala que las grandes compañías eléctricas no se comprometen con el progreso económico y social de Extremadura.

Iberdrola y su "oligopolio"

El trabajo del Club Sénior denuncia, por otra parte, el papel de casi oligopolio que la compañía Iberdrola juega en la economía extremeña, y en concreto su participación en el PIB industrial  de la región. La capacidad productiva en todos los sistemas en los que participa (hidráulica,  nuclear y renovable) significa el 30 % de todos los recursos industriales extremeños (70 %  respecto a la producción energética) y su participación en el PIB regional tiene una especial  relevancia.

En cambio, su contribución al empleo regional - en torno a 1.200 empleados- es  abrumadoramente desequilibrada

Iberdrola posee 6 centrales hidroeléctricas en la Comunidad, con una potencia total instalada de 2.000 MW, genera entre el 9% y el 12% de toda la energía hidroeléctrica que  se produce en España. En materia nuclear la Central de Almaraz (de la que posee el 53 %)  consta de dos reactores 1048,43 MW y de 1044,45 MW que generan 16.326 Gwh cada año. En  fotovoltaica, Iberdrola es titular de los dos proyectos mayores de Europa, ambas en  territorio extremeño: la planta Francisco Pizarro, con una potencia de 590 MW, en Torrecilla de la Tiesa (Cáceres), y la Núñez de Balboa (500 MW) en Usagre (Badajoz), que finalizó su  construcción en 2019.  

Actualmente, Iberdrola, con sede social en el País Vasco, mantiene en tramitación más de  1.300 MW renovables en otros seis proyectos fotovoltaicos en Cáceres; Ceclavín (328 MW), en  Alcántara; Arenales (150 MW), en Cáceres; Campo Arañuelo I, II y III (150 MW), en la comarca  de Almaraz; y Majada Alta y San Antonio (50 MW cada una), en Cedillo. En esta zona, además,  cuenta con 300 MW con acceso a la red para la proyección de otro proyecto fotovoltaico. Al  cierre de la edición del informe, Iberdrola ha anunciado  otros dos importantes desarrollos fotovoltaicos de 375 megavatios cada uno de ellos, ambos  en la provincia de Cáceres: Cedillo-Herrera de Alcántara y Alcántara, con una inversión prevista  de 400 millones de euros.

Propuestas

Entre las 20 propuestas que hace sobre el particular el Club Sénior, ellos destacan cinco:

Instar a todas las instituciones extremeñas a que utilicen los instrumentos a su  alcance para conseguir que los proyectos de producción de energías, en cualquiera de  las fases en que se encuentren, tengan como objetivo prioritario colaborar al  desarrollo económico y social de los extremeños implicándose en promover iniciativas  empresariales en la región.

En segundo lugar, constituir un grupo de trabajo pluridisciplinar integrado por expertos de  reconocido prestigio con el encargo de redactar un documento que sirva de base para  el establecimiento de un nuevo marco legal en el que se unifiquen y actualicen todas  las competencias autonómicas en materia de energía.

Por otro lado, solicitar a los grupos parlamentarios de la Asamblea de Extremadura que se constituya  una comisión específica en materia de energía con el objetivo de velar por la  transparencia de los procedimientos de adjudicación de los nuevos desarrollos de las  energías renovables y el cumplimiento de los fines sociales de las autorizaciones  administrativas que correspondan.

Promover desde la Junta de Extremadura, con su apoyo y participación financiera, un  grupo empresarial que inicie con urgencia los trabajos encaminados a proyectos de  generación eléctrica renovable y también de comercialización, para impulsar la  transformación industrial de los recursos agroalimentarios de la región.

En quinto y último lugar solicitan al Gobierno regional que utilice todos los recursos técnicos que la  legalidad permita para conseguir que todas las empresas que operan en la producción,  distribución y comercialización de energía establezcan compensaciones a la región por la vía de retornos económicos o empresariales en relación con la importancia de sus  intereses.

* El equipo de técnicos redactores del informe lo forman: Luis Felipe de la Morena Valenzuela, ingeniero industrial, exdirector general de IMEDEXSA ; Ricardo  Hernández Mogollón, catedrático de la UEX, académico de la R.A. de Ciencias Económicas ; José Jerez  Iglesias, doctor en derecho y economista ; Fernando J. López Rodríguez, catedrático de la UEX, ex  director general de la Agencia extremeña de la Energía ; Manuel Martín Ruiz, economista e ingeniero  t. en ingeniería hidráulica, exconsejero de Medio Ambiente en la OCDE; Pedro Martin Ruiz, licenciado  en derecho y sociólogo, experto en ordenación del territorio; Marcelo Muriel Fernández, ingeniero  industrial, exdirector general de CATELSA; José Ignacio Sánchez Sánchez-Mora, ingeniero agrónomo,  expresidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana; Antonio Téllez de Peralta, ingeniero industrial,  PADE-IESE, diplomado en Energía por el Oxford Institute E.S.; José Julián Barriga Bravo (coordinador)

Etiquetas
Publicado el
18 de marzo de 2021 - 13:09 h

Descubre nuestras apps

stats