Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Amnistía, semana I: incendio en la Fiscalía y maniobras de dejar fuera a Puigdemont
Felipe VI, diez años del rey que no ha recuperado la imagen de la monarquía
Opinión - Un muro de impunidad. Por Rosa María Artal

Extremadura recuperó en 2022 el PIB per cápita anterior al COVID y este año crecerá por encima de la media

Los fondos Next Generation, que mejorarán la licitación de obra pública, son la clave para dinamizar la actividad económica en Extremadura. En la imagen, profesionales de la construcción

elDiarioex

0

Extremadura habría recuperado en 2022 el Producto Interior Bruto (PIB) per cápita previo a la pandemia de la covid-19, según las estimaciones del BBVA Research, que prevé que la economía extremeña cierre el pasado ejercicio con un crecimiento del un 4,1 % y que en 2023 se sitúe en el 1,5 %.

El economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, ha presentado este miércoles en una rueda de prensa en Mérida el informe anual sobre la situación de Extremadura, acompañado por la directora Regional Sur de BBVA, Asunción Álvarez. Las previsiones apuntan a que en 2022 Extremadura se habría quedado a solo un punto de recuperar el nivel de PIB alcanzado antes de la crisis, aunque en términos de PIB per cápita ya se habría situado al nivel prepandémico.

Cardoso ha indicado que se ha producido una desaceleración en el segundo semestre de 2022, hasta una previsión del 4,1 % de crecimiento para cerrar el año, lo que supone 1,4 puntos menos que la media nacional.

El ejercicio pasado se produjo una caída generalizada de actividad, pero “no recesión”, según Cardoso, que ha avanzado que la desaceleración continuará los próximos meses, pero será de “corta duración”. De hecho, la estimación es que el PIB aumente el 1,5 % en 2023, una décima por encima de la media española.

Extremadura crearía unos 15.500 nuevos puestos de trabajo entre 2023 y 2024, año en el que el PIB se situaría en el 3,2 %, dos décimas por debajo de la media nacional, pero la tasa de paro estaría todavía en el 16 % al final del bienio.

Los riesgos están en la inflación, el precio de la energía, la pérdida del poder adquisitivo de las familias, la reducción de los márgenes de las empresas y el impacto de los tipos de interés.

Los fondos Next Generation, la clave

Las previsiones hasta 2024 son con un escenario en el que se mantienen las sanciones a Rusia por la invasión de Ucrania y con los precios del gas elevados, pero con suministro. A partir de ahí sería más o menos favorable, según Cardoso, en función de si se resuelve el conflicto bélico o, en caso contrario, si se cortara el suministro de gas. Según el informe, un aumento del precio del petróleo del 10 % en Extremadura restaría casi 0,3 puntos al crecimiento del PIB por año.

A juicio del economista, los fondos Next Generation son la clave para dinamizar la actividad económica en Extremadura, ya que servirán para mejorar la licitación de la obra pública. Extremadura, con un volumen de fondos asignados que alcanza ya el 4,4 % de su PIB es, junto con Canarias (5 %), la región más beneficiada.

El colchón de ahorro acumulado por los hogares en años anteriores contribuirá a sostener el consumo y la inversión, ya que es ligeramente superior al que se disponía en el inicio de la crisis de 2008. No obstante, Cardoso ha reconocido que el ahorro durante la pandemia se ha dado en las familias de nivel medio y alto, que son las que no pudieron salir de viaje o ir a los restaurantes.

Las que no ha acumulado ingresos son las más afectadas por el gasto en la alimentación, ha indicado, y ha advertido de que la caída de la inflación continuará en los próximos trimestres, pero reducir la subyacente será más difícil.

El economista ha señalado que el hecho de que las familias extremeñas dediquen una mayor proporción de su gasto a la alimentación hace que para ellas la inflación sea “superior” que en otras partes de España.

Por otro lado, ha manifestado que los beneficios de la apuesta por las energías renovables se verán en Extremadura en los próximos años, cuando la región acumule energía barata, un factor determinante para la recolocación de las industrias.

Etiquetas
stats