"Samara Rural" activará el emprendimiento de un millar de mujeres extremeñas

La edición de este año cuenta con la novedad de una lanzadera digital.

Un millar de mujeres de entre 18 y 65 años, de diez localidades extremeñas, cinco de cada provincia, podrán acceder al programa "Samara Rural", impulsado por la Fundación de Caja de Extremadura y el Servicio Extremeño Público de Empleo (SEXPE) y cuyo objetivo es activar el emprendimiento fememino como herramienta además de fijación de la población.

El secretario general de Empleo, Javier Luna, y la presidenta de la Fundación Bancaria Caja Extremadura, Pilar García Ceballos-Zuñiga​, han presentado este martes en Mérida una nueva edición de este programa, del que desde 2018 se han beneficiado 3.380 mujeres y del que han surgido 312 iniciativas emprendedoras.

Estos datos ponen de manifiesto que se ha convertido, según han destacado, "en una de las políticas activas de empleo más exitosas en ámbito rural".

Hasta ahora el programa, dotado con 10.000 euros, ha llegado a 13 poblaciones y en 2021 lo hará a Trujillo, Hervás, Malpartida de Plasencia, Logrosán y Montehermoso, en la probvincia de Cáceres, y Zafra, Fregenal, Azuaga, Jerez de los Caballeros y Monesterio, en la pacense.

Según ha explicado Pilar García Ceballos-Zuñiga, "Samara Rural" es una línea más dentro del programa "Samara Emprende", que también impulsa esta entidad, pero dirigido a acompañar a proyectos empresariales ya en marcha y que están pensando en su crecimiento.

"Samara Rural" pretende servir de impulso y activación a aquellas mujeres demandantes de empleo de pequeños municipios que intentan poner en marcha iniciativas empresariales y que lo tienen más difícil para poder llevarlo a cabo, por lo que en este proyecto tiene una gran importancia el apoyo de los ayuntamientos.

García Ceballos-Zúñiga ha incidido en que a los seis meses un demandante de empleo comienza a perder la motivación y la esperanza, hasta el punto de que muchas de estas mujeres deciden abandonar la búsqueda activa de empleo en un porcentaje muy elevado.

Por ello, "Samara Rural" quiere luchar contra esa desmotivación a través de la realización de talleres dinámicos acompañando a estas mujeres rurales a tomar la decisión de volver a estudiar, formarse de nuevo, obtener el carnet de conducir o poner en marcha el autoempleo.

Entre los proyectos que actualmente están marcha y que nacieron de este programa de incentivación del emprendimiento, figuran una tahona, una pastelería, un centro de reciclaje de muebles antiguos o academias de formación.

La edición de este año cuenta con la novedad de una lanzadera digital, consecuencia de un cambio en el mercado laboral que la pandemia ha acelerado, por lo que los talleres se centrarán en la importancia de la digitalización y de las grandes oportunidades para el empleo femenino rural.

Por su parte, Javier Luna ha explicado que el SEXPE colaborará en la selección de las aspirantes en función de su perfil y ha agradecido la labor y el compromiso de la entidad en este proceso de reconstrucción que se está viviendo, con una herramienta muy eficaz en la lucha contra la despoblación.

Javier Luna ha destacado que "Samara rural" está marcado más `por "el concepto de entrenamiento y motivación" y "ayudar a perder el miedo" por poner en marcha un proyecto, que por el aspecto formativo. 

Etiquetas
Publicado el
8 de junio de 2021 - 13:55 h

Descubre nuestras apps

stats