A mediados de julio podrían autorizarse verbenas, reducirse exigencias y ampliar aforos

Una orquesta durante una verbena.

JLA

0

Habrá que esperar dos semanas tras la reapertura de las fronteras con Portugal, es decir, hasta el 15 de julio, para saber si la Junta afloja las medidas restrictivas que ha establecido por ejemplo para verbenas, fiestas patronales, procesiones y otros actos populares, que de momento están prohibidos hasta el 1 de agosto; solo entonces, si la situación sanitaria sigue controlada, podrían aliviarse las instrucciones.

Así lo ha manifestado el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, institución que tiene plenos poderes para pilotar este estado de transición y vigilancia que solo acabará cuando haya remedios como fármacos y vacunas contra la covid.

El primer período ‘de prueba’, los 14 días de incubación del virus que transcurren desde el 21 de junio –fecha en que acabó el estado de alarma- hasta el próximo sábado 4, ha pasado ya su ecuador de siete jornadas, van ocho, y de momento “no hay incidencia por esa reapertura, pero estamos aún en la ventana de catorce días, y tras la apertura de la frontera [este miércoles 1] vamos a esperar otros catorce”.

“Y si sigue así iremos flexibilizando la medidas para que pueda haber verbenas, o más aforos, pero siempre que tengamos claro que eso no va a significar una vuelta atrás; hemos sido prudentes porque un paso adelante puede significar diez atrás”, ha explicado Vara en rueda de prensa tras firmar con empresarios y sindicatos en Mérida un conjunto de medidas ya en vigor y que seguirán ejecutándose en pro del empleo y actividad económica.

“Hay que tomar decisiones según evolucione la situación, y si no hay aumento de contagios significativo, reducir exigencias y aumentar aforos”.

Etiquetas
Publicado el
29 de junio de 2020 - 14:11 h

Descubre nuestras apps

stats