Extremadura, primera comunidad que alcanza el nivel de riesgo bajo

Extremadura, con una incidencia de 49,45 casos, ha entrado en un nivel de riesgo bajo

Extremadura se ha convertido en la primera comunidad autónoma que alcanza el nivel riesgo de contagios de COVID-19. El Ministerio de Sanidad ha confirmado este jueves que la incidencia acumulada a los 14 días en la región es de 49,45 casos por cada cien mil habitantes. El dato a los siete días es de 20,79 casos.

Tras una tercera ola especialmente virulenta, donde Extremadura registró la incidencia acumulada más alta de España en toda la pandemia (1.467 casos) y alrededor de 600 muertes entre enero y febrero, ahora los indicadores reflejan un escenario más halagüeño, a la espera de conocer la influencia de las distintas variantes de la COVID-19 –la británica ya se ha detectado en varias áreas de salud- y la flexibilización de las drásticas restricciones que Sanidad impuso para frenar la escalada de contagios.

La incidencia acumulada entre los mayores de 65 años es de 37 casos a los 14 días y de 11 casos a los siete días. La capacidad asistencial también mejor a diario, aunque aún se resiste la ocupación de las UCI. Los datos del Ministerio indican que la ocupación de camas COVID en los hospitales extremeños es del 1,8% frente al 8,11% regional y las UCI aún están al 9,27% frente al 25,44%.

La tasa de positividad de las pruebas diagnósticas que se realizan, tanto PCR como antígenos, fue del 2,58% en la semana del 22 al 28 de febrero. El lunes 1 de marzo la tasa de positividad fue del 2,74%.

Es un dato a tener en cuenta porque, además de ser un indicador del Ministerio para valorar los niveles de riesgo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) fijó un umbral del 5% como criterio epidemiológico para poder hablar de control de la pandemia. El porcentaje de la media española se encuentra por encima del 6%.

La caída de la incidencia ha sido tan acusada y tan rápida, que la flexibilización de las medidas llegaron un mes después del cierre completo de las tiendas, bares, restaurantes y gimnasios y las restricciones más drásticas desde la finalización del primer estado de alarma. Pero la desescalada ha sido lenta y gradual.

Las últimas medidas anunciadas por el consejero de Sanidad, José María Vergeles, entrarán en vigor este viernes. Las principales novedades son el retraso del toque de queda, que comenzará a las 23 horas, el incremento de los aforos en el comercio (40%) y en la hostelería (exterior 75% e interior 40%) y la ampliación a seis del número de personas que pueden sentarse en un local de hostelería y participar en reuniones sociales.

El titular de Sanidad ya ha advertido de que la bajada de la incidencia se está ralentizando por lo que el objetivo marcado ahora es conservar el nivel de riesgo bajo que se acaba de conquistar.

Etiquetas
Publicado el
4 de marzo de 2021 - 19:45 h

Descubre nuestras apps

stats