Recogida de comida y juguetes para los empleados públicos de Alburquerque tras un año sin cobrar

Diputados de Unidas por Extremadura colaboran en la entrega de alimentos organizada por USO para los trabajadores de Alburquerque (Badajoz)

Representantes de la organización sindical USO han recogido este martes, frente a la Asamblea de Extremadura, alimentos y juguetes para las familias de Alburquerque (Badajoz) afectadas por los impagos de hasta 12 nóminas a los trabajadores del Ayuntamiento.

En esta recogida han colaborado con donaciones de alimentos y juguetes las formaciones parlamentarias PP, Cs y Unidas por Extremadura, así como el partido político Vox, además de algunos particulares de Mérida.

USO ha recogido con esta y otras iniciativas similares unos 2.500 kilos de comida, según su portavoz, Juan Antonio García Palomo, que no descarta llevar a cabo alguna acción solidaria más en favor de los trabajadores municipales de Alburquerque, “dependiendo de las circunstancias y las necesidades que vayamos viendo allí en la localidad”.

García Palomo ha destacado, no obstante, que el objetivo principal ha sido “traer a las puertas de la Asamblea esta recogida de alimentos porque queremos seguir manteniendo viva la llama, que se siga visibilizando el problema de lo que está sucediendo en Alburquerque”. Para el representante de USO, la “única salida que existe” a la quiebra económica e institucional del Ayuntamiento de Alburquerque es la intervención por parte del Ministerio de Hacienda del consistorio.

En ese sentido, ha lamentado que desde la Presidencia de la Junta de Extremadura y desde el PSOE se esté “tardando en tomar esa decisión”, ya que son los que “tienen en su mano rematar esta jugada” y “solucionar de una vez por todas el problema”, de forma que el Ayuntamiento “se sanee cuanto antes” y se pueda recobrar la normalidad en el municipio.

García Palomo ha advertido que el 95% de los 200 trabajadores del Ayuntamiento alburquerqueño es personal laboral, con lo que, tras 12 nóminas sin cobrar, si no han efectuado las correspondientes denuncias por vía judicial, perderán el derecho a reclamar las cantidades que se les adeudan.

Por su parte, Juan Pedro Pulido, policía local del municipio que estuvo en huelga de hambre y que ha conseguido una comisión de servicio en Badajoz, ha indicado que la situación en la localidad es “límite” con muchas familias que llevan un año sin cobrar.

A su juicio, lo que se vive en Alburquerque es un “esperpento”, ya que, con su marcha a Badajoz, el municipio se queda con un solo guardia municipal de los nueve con los que contaba y, además, en breve entrará en la edad de jubilación.

Ha recordado, además, que ha habido servicios municipales cerrados como la guardería, sin abrir aproximadamente un año, la piscina municipal o el Castillo de Luna, la principal atracción turística del pueblo.

Pulido ha dicho que desde el primer momento, como funcionario y como ciudadano, ha sentido “mucha indefensión” por parte de las administraciones superiores, que “no han movido nada” y han permitido “que este esperpento continúe con los trabajadores un año sin cobrar”.

A su juicio, la única solución posible es la intervención del Ayuntamiento por parte del Ministerio de Hacienda para que se lleve a cabo una auditoría y una correcta gestión del mismo. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats