La portada de mañana
Acceder
La tensión sobre Ucrania se desboca y alimenta una escalada militar
Cuando Hitler y Franco fracasaron en su intento de cazar al primer lehendakari
Opinión - 'La grandilocuencia en política', por Esther Palomera

Cinco de las siete principales ciudades gallegas siguen en nivel alto de alerta por COVID y solo Santiago y Ourense rebajan restricciones

El conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, informa en rueda de prensa de los acuerdos adoptados en la reunión del comité clínico.

Cinco de las siete principales ciudades gallegas van a seguir en el nivel alto de alerta por la COVID-19. Solo Santiago y Ourense salen de ese grupo y pasan al medio, lo que les permitirá a los locales de ocio nocturno de sus territorios admitir clientes en el interior y mantener las puertas abiertas hasta las tres de la madrugada. En A Coruña, Ferrol, Pontevedra, Vigo y Lugo, estos establecimientos solo pueden utilizar las terrazas y deben bajar la persiana a la una, junto con el resto de la hostelería. Lo mismo ocurrirá en otros 50 ayuntamientos.

Los médicos de Pontevedra denuncian por lo penal a la Xunta por los "riesgos de gravedad" derivados del colapso de la Atención Primaria

Los médicos de Pontevedra denuncian por lo penal a la Xunta por los "riesgos de gravedad" derivados del colapso de la Atención Primaria

Así encara Galicia el fin de semana del 15 de agosto, que tradicionalmente concentra fiestas y celebraciones. En el nivel máximo permanecerá desde el sábado, cuando entrarán en vigor las decisiones adoptadas este martes por el comité clínico que asesora a la Xunta, únicamente el municipio de O Grove, en Pontevedra. El vecino Sanxenxo, que se convirtió en uno de los epicentros de la quinta ola en Galicia, con una situación de asfixia en la Atención Primaria, abandona ese nivel de restricciones y pasa al alto. En el nivel medio estarán otros 69 municipios.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, admitió en la rueda de prensa tras la reunión del comité clínico la preocupación por los ingresos en hospitales de pacientes con COVID-19: "Mientras haya 300 ingresados no podemos estar satisfechos". En las unidades de críticos, en las que hay 54 personas en este momento, la media de edad es de 65 años, pero hay pacientes de 20 y 24 años, ha resaltado. La presión hospitalaria ha vuelto a subir en las últimas horas. Según los últimos datos de la Xunta, actualizados el lunes a las 18.00 horas, no había tantos enfermos con el coronavirus ingresados desde la primera quincena de marzo. En total, son 345, de los que 291 están en unidades convencionales.

Los nuevos positivos detectados y los casos activos mantienen su descenso. En 24 horas se han detectado 781 casos y quienes están pasando la infección son 16.471 personas, 353 menos que hace un día. Un nuevo fallecimiento, comunicado este lunes, eleva a 2.494 el total de muertes con COVID-19 desde que empezó la pandemia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats