“ENCE, fuera”: Pontevedra clama en la calle contra la herencia de su “vecino” Rajoy

Cabecera de la manifestación anti ENCE

“La ría es nuestra, no de celulosas”. El ya clásico grito contra la permanencia de la fábrica de pasta de papel ENCE en la ría ha ganado este viernes nuevos alientos en las calles de Pontevedra. Las décadas de movilizaciones contra la pastera habían hecho que solo unas cuantas docenas de personas respondiesen con constancia a las múltiplaes convocatorias en su contra. Pero la prórroga concedida por el Gobierno de España en funciones para permitir que el humo de ENCE siga brotando en el paisaje pontevedrés ha sido todo un revulsivo. En esta ocasión no han sido docenas, sino miles las personas que se han echado a la calle para clamar contra la herencia que Mariano Rajoy deja en la que siempre presenta como su ciudad.

Puertas giratorias en ENCE. ¿Quién es quién?

Puertas giratorias en ENCE. ¿Quién es quién?

Asociaciones vecinales y ecologistas y todas las principales fuerzas políticas excepto del PP se han manifestado por detrás de la pancarta de la plataforma 'ENCE fóra para sempre', en cuyo centro marchaba el alcalde pontevedrés, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), flanqueado por el presidente de la Asociación pola Defensa da Ría, Antón Masa, y por el representante de la Federación de Vecinos Castelao, Juan Loureiro, además de por miembros de En Marea, PSdeG, y otras formaciones y colectivos llegados también desde otros puntos de Galicia. La plaza de A Ferrería desbordó cuando la comitiva inicial se formó y las calles hicieron lo propio cuando la manifestación comenzó a avanzar.

Han sido unos 90 minutos de recorrido en los que la cabecera de la manifestación ha tenido que realizar algunas pausas para, dada la abundancia de personas, permitir que la parte final de la marcha pudiera comenzar a caminar. La satisfacción por la respuesta popular se mezclaba con la “tristeza” que, dice Masa, inocula en la ciudad una resolución “imperdonable y deleznable” que atribuye, en última instancia, a un presidente “desaparecido y derrotado” que incluso se ha arriesgado a “rozar la prevaricación”, porque la concesión de ENCE “tiene abierto el expediente de caducidad”, que inicialmente le obligaba a abandonar su emplazamiento en 2018.

Los puestos de trabajo a los que el PP aludió para descartar su promesa de impulsar el traslado de la pastera, indica la APDR, no son más que una “milonga” de los populares que, destaca, tienen destacados miembros sentados en el consejo de administración de la empresa. El empleo generado podría ser mucho más, afirma, si el lugar de ENCE pasara a estar ocupado por actividades marisqueras o turísticas. No obstante, lamenta el manifiesto leído al final de la protesta, el vecindario de Pontevedra y comarca parece condenado a aguantar hasta 2073 “el olor a huevo podrido” de los humos de ENCE y también el de las “cloacas del Estado” alimentadas por “un vecino, Mariano Rajoy”.

Tanto la plataforma convocante como la APDR y el propio alcalde advierten de que la de este viernes no será la última acción contra la prórroga. Ha sido únicamente la primera y “en caliente”, resalta Lores, quien dice negarse a que Pontevedra tenga que seguir “oliendo esta mierda” hasta dentro de más de medio siglo. El gobierno local, ratifica, presentará el recurso que legalmente tiene la posibilidad de plantear y seguirá haciendo “todo lo posible” para frenar un “pelotazo” que, asegura, también tendrá consecuencias electorales para el PP, toda vez que este viernes ha quedado claro que “la mayoría” de la población pontevedresa y su entorno no quiere seguir conviviendo con las consecuencias de “defender el poder económico que ENCE representa”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats