eldiario.es

9

GALICIA

El cargo de Adif imputado por el Alvia testificará como experto en el juicio del accidente del Metro de Valencia

La vista oral por la muerte de 43 personas en 2006, en un siniestro con semejanzas que hacían evitable el de Santiago de 2013, comienza el próximo lunes 27 y durará seis meses

HEMEROTECA | Cinco semejanzas con el accidente del Metro de Valencia que hacían aún más evitable el del Alvia en Santiago

Andrés Cortabitarte durante su comparecencia en la investigación sobre Angrois en el Congreso y citación como perito para el juicio de Valencia

Andrés Cortabitarte durante su comparecencia en la investigación sobre Angrois en el Congreso y citación como perito para el juicio de Valencia Praza Pública

El próximo lunes 27 de enero, 13 años y medio después del accidente del Metro de Valencia que costó la vida a 43 personas, comenzará el juicio contra ocho exdirectivos de la entidad encargada de gestionar los ferrocarriles de la Generalitat Valenciana. La vista oral se prolongará durante seis meses y entre los cerca de 300 comparecientes que están previstos figura, para la sesión número 48 del juicio y como perito judicial experto en infraestructuras ferroviarias, Andrés Cortabitarte, que fue director de Seguridad en la Circulación de Adif y que está imputado por el accidente de Angrois, junto con el maquinista, por no evaluar como fijaba la normativa el riesgo de un despiste como el que sufrió el conductor en la curva de Santiago.

El accidente del Metro de Valencia ocurrió el 3 de julio de 2006 cuando un convoy descarriló a unos 80 kilómetros por hora en una curva limitada a 40 provocando 43 muertes, entre ellas la del maquinista. El de Santiago sucedió el 24 de julio de 2013 cuando un tren Alvia descarriló a unos 180 kilómetros por hora en una curva limitada a 80 provocando 81 muertos, pero aquí se salvó el maquinista, que admitió que se había despistado y no había frenado a tiempo.

Símbolos de las víctimas del Metro de Valencia en la curva de Angrois, en Santiago

Símbolos de las víctimas del Metro de Valencia en la curva de Angrois, en Santiago Asociación Víctimas Metro 3 de Julio

En los dos casos no había activo ningún sistema automático de control de la velocidad que frenase los trenes si los maquinistas no lo hacían, y a pesar de que las administraciones responsables de las dos infraestructuras insistieron en que no lo obligaba la normativa y que eran los conductores los únicos responsables de respetar la velocidad en cada punto de las respectivas líneas, la Justicia viene discrepando. A la espera de lo que puedan resolver los respectivos juicios, autos judiciales de las instrucciones de uno y otro caso reflejan numerosas semejanzas entres los dos siniestros que evidencian que, tras ocurrir el primero en 2006, el segundo de 2013 pudo ser evitado.

En el accidente del metro fue nombrado en su momento perito judicial Andrés Cortabitarte, que fue director de Seguridad en la Circulación de ADIF. A la espera de lo que pueda ahora declarar verbalmente en el juicio, sus anteriores comparecencias y peritajes en esa causa exculparon a la administración diciendo que el siniestro no era previsible. Posteriormente Cortabitarte fue imputado por la supuesta omisión de sus deberes en el accidente de Santiago.

Andrés Cortabitarte, exdirector de Seguridad en la Circulación de Adif, tras una comparecencia en los juzgados de Santiago

Andrés Cortabitarte, exdirector de Seguridad en la Circulación de Adif, tras una comparecencia en los juzgados de Santiago Praza Pública

A pesar de actuar como perito en Valencia antes del siniestro de Santiago, no solo no tomó medidas en su puesto en Adif para evitar que se produjese el segundo accidente sino que él mismo autorizó a Renfe para que desconectase a bordo de los trenes Alvia el sistema de control constante de la velocidad que podría haber evitado el siniestro y que permaneció averiado durante meses.

La imputación de Cortabitarte en Santiago hizo que la Fiscalía pidiese en Valencia que se rechazase su peritaje allí por falta de independencia, pero la Audiencia Provincial de Valencia lo denegó diciendo que eso es algo que no se debía decidir en aquellas fases previas de la instrucción sino en el juicio oral que ahora comienza, 13 años y medio después del accidente y con ocho exdirectivos en el banquillo de los acusados.

En este tiempo, además, Cortabitarte se libró hace dos años y medio de ser juzgado por otro accidente con un maquinista muerto en Arévalo en 2010 por la aplicación de la denominada doctrina Botín, al no ser acusado ni por el fiscal ni por la acusación particular sino solo por la acusación popular del sindicato de maquinistas Semaf. Mientras, en el caso del accidente de Angrois, con Cortabitarte y el maquinista como únicos imputados, la investigación continúa acumulando demoras seis años y medio después del siniestro.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha