eldiario.es

Menú

GALICIA

Feijóo nombra directora de una empresa pública a una exconselleira dos meses después de colocarla a dedo en el puesto

La Xunta presentó a Rocío Mosquera como nueva directora de la entidad en noviembre, pero no convocó la cobertura de esa plaza hasta diciembre y ahora se la entrega de forma oficial

- PUBLICIDAD -
Rocío Mosquera en su toma de posesión como conselleira de Sanidad en 2012

Rocío Mosquera en su toma de posesión como conselleira de Sanidad en 2012 Xunta de Galicia

A finales de noviembre la exconselleira de Sanidad de la Xunta, Rocío Mosquera, fue presentada por su sucesor, Jesús Vázquez Almuiña, ante el personal de la empresa pública Galaria, responsable de la tecnología sanitaria del Sergas, el servicio gallego de Salud, como su nueva directora, y el presidente Feijóo elogió su capacidad para ese puesto. Sin embargo, la Xunta no hizo pública la convocatoria para cubrir esa plaza hasta más de dos semanas después, el 15 de diciembre. Y no ha sido hasta este jueves, más de dos meses después, que ha hecho oficial su nombramiento para un puesto otorgado a dedo que ya venía ocupando de facto.

El proceso para designar a Mosquera directora de Galaria ha vuelto a poner en evidencia la discrecionalidad del Gobierno gallego para nombrar a dedo a los altos cargos de las empresas públicas obviando los procedimientos a los que él mismo se obligó. Esa discrecionalidad siempre se ha dado, tanto en la Xunta como en otras administraciones, en puestos que son considerados de confianza, pero fue el Gobierno de Feijóo el que modificó la ley para establecer un procedimiento de selección. Un procedimiento que admite que esos nombramientos se realizarán "por libre designación", pero que obliga a cumplir con una serie de formalidades como que los posibles candidatos presenten sus solicitudes y sean evaluados.

En el caso de Mosquera ha quedado en evidencia hasta qué punto la discrecionalidad del Gobierno gallego pasa por encima de esas formalidades.  La convocatoria oficial para cubrir la plaza no fue publicada en el Diario Oficial de Galicia (DOG) hasta más de dos semanas después de que Rocío Mosquera fuese presentada como nueva directora de Galaria, por lo que partió con ventaja a la hora de preparar su candidatura para el proceso frente a otros posibles competidores, en caso de que los hubiese. Esa situación fue denunciada por el diputado del PSdeG Julio Torrado, que ironizó con que “cualquier persona podría presentarse, pero me atrevo a jugar un café con el conselleiro a que adivino para quién va a ser el cargo”.

Ante la pregunta parlamentaria del socialista al respecto, el Gobierno gallego respondió que la designación de Mosquera se había producido de manera provisional a la espera de que se resolviese la convocatoria realizada posteriormente. Esa resolución acaba de hacerse oficial en el DOG de este jueves, en el que el conselleiro de Sanidad publica la orden que nombra a Mosquera directora-gerente de Galaria. Una orden con fecha de 22 de enero, más de dos meses después de que la exconselleira fuese elegida a dedo por el Gobierno gallego.

Por otra parte, la entrada en Galaria de Mosquera, funcionaria de carrera y conselleira entre 2012 y 2015, se produce tras la salida de su anterior directora, María Luisa Brandt, para asumir la gerencia del hospital concertado vigués de Povisa, el mayor de España. Un fichaje que se concretó sin ningún período intermedio de incompatibilidad. La trayectoria de Brandt, ingeniera industrial especializada en organización, había discurrido en su mayor parte en empresas de consultoría, con un breve paso por Caixanova, antes de su nombramiento en 2009 en la empresa pública Galaria. Tras ocho años de experiencia al frente de la máxima tecnología sanitaria del Sergas, Brandt fichó por la privada Povisa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha