Anulado 58 años después el embalse con el que Franco iba a inundar las montañas gallegas de O Courel

Cañón del río Lor, en O Courel, en el que se emplazaría el embalse ahora anulado y concesión publicada en el BOE en 1961

El 26 de diciembre de 1960 el Gobierno de Franco emitía una Orden ministerial, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) un mes más tarde, por la que otorgaba a la empresa Saltos del Sil una concesión para construir un embalse en el río Lor, en Lugo. Hace años que esa zona, en plena comarca gallega de O Courel, está protegida como Red Natura 2000 y aspira actualmente a ser reconocida por la Unesco como Geoparque Mundial por las singulares características geológicas de sus emblemáticas montañas. Sin embargo, no ha sido hasta este viernes, con una nueva publicación en el BOE, que el actual Gobierno central, a través del Ministerio para la Transición Ecológica y la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, ha anulado aquel embalse nunca construido.

Folgoso do Courel: ejemplo práctico del abandono del rural en Galicia

Folgoso do Courel: ejemplo práctico del abandono del rural en Galicia

La concesión de la dictadura para el embalse en el río Lor se otorgó en pleno período de expansión franquista de ese tipo de infraestructuras hidráulicas. Sólo cuatro años antes el propio Francisco Franco inauguraba en 1956 el embalse de San Estevo, en el río Sil del que el Lor es afluente unos pocos kilómetros aguas arriba, considerado entonces la presa de mayor potencia eléctrica de Europa e igualmente otorgada a Saltos del Sil.

La empresa comenzó a ejecutar algunos caminos de acceso, pero nuevos análisis del terreno llevaron a sus ingenieros a considerar que la dificultad de la ejecución del embalse era demasiado elevada y el proyecto quedó parado de manera indefinida. Con el tiempo, Saltos del Sil fue adquirida por Iberduero, actual Iberdrola, que seguía teniendo aún los derechos de aquella concesión.

La protección ambiental de O Courel con su inclusión en la Red Natura 2000 haría muy difícil que aquella concesión pudiera ser retomada actualmente, pero el hecho es que seguía vigente hasta que el pasado 29 de agosto la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil inició de oficio el expediente para su extinción “por incumplimiento de los plazos previstos en la concesión”. Un mes más tarde, el pasado 2 de octubre el Ministerio para la Transición Ecológica dictó resolución acordando “declarar extinguido” el derecho, lo que ahora se hace oficial con su publicación en el BOE.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats