La portada de mañana
Acceder
El contrato secreto para vender armas a Arabia Saudí que autorizó Rajoy
Belarra: "Necesitamos el Podemos más fuerte para que Yolanda sea presidenta"
Opinión - La libertad de contaminar y otras batallas 'liberales', por Ignacio Escolar

Feijóo anunció 63 medidas propagandísticas en 19 Consellos da Xunta en campañas electorales

Feijóo, en una rueda de prensa tras una reunión de su gobierno

"Cada Consejo de Ministros se convierte en un mitin del PSOE". Así critica el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, los denominados “viernes sociales”, los últimos consejos de ministros en los que el Gobierno central está aprobando medidas calificadas por la oposición como electoralistas. Sin embargo, sólo en las 19 reuniones de su propio Gobierno autonómico, el Consello de la Xunta, celebradas en las diez campañas electorales de todo tipo que se llevan vivido desde que Feijóo es presidente se divulgaron, además de decretos o acuerdos, un total de 63 informes sin valor legal, meras notas de prensa propagandísticas presentadas como supuestas decisiones del Gobierno gallego y con las que la Xunta llegó a pedir al Gobierno central “que se ponga a trabajar”. Este jueves el propio Feijóo defendió su actuación y la diferenció de la de Sánchez argumentando que la Xunta no está en funciones. Sin embargo, el Gobierno central tampoco lo estará hasta el próximo lunes.

El Gobierno de Feijóo aumentó un 35% sus acuerdos propagandísticos sin valor legal en su tercera legislatura

El Gobierno de Feijóo aumentó un 35% sus acuerdos propagandísticos sin valor legal en su tercera legislatura

En las ruedas de prensa posteriores a cada Consello de la Xunta (y en el listado de asuntos supuestamente tratados en esas reuniones que divulga posteriormente el Gobierno gallego) hace años que todos los presidentes suelen no solo referirse a los proyectos de ley, decretos o acuerdos aprobados en esos encuentros sino también a supuestos informes, documentos que, al contrario que las anteriores figuras legales, no requieren de un trabajo jurídico previo y no tienen ni que ser aprobados formalmente. Esos informes, que tienen la misma validez legal que una nota de prensa, vienen siendo usados por el presidente de cada momento para introducir él mismo en su comparecencia algún tema sobre lo que le interese pronunciarse orientando así la agenda política e informativa. El rango legal de esos informes, al contrario que las decisiones del Consejo de Ministros, es nulo y como máximo se limitan a dejar constancia de una decisión firme producida en otro ámbito o momento, pero no en ese concreto Consello de la Xunta.

Durante las campañas electorales de los diez comicios celebrados desde la llegada de Feijóo a la Xunta en 2009 (Generales de 2011, 2015, 2016 y las actuales, autonómicas de 2012 y 2016, locales de 2011 y 2015, y europeas de 2009 y 2014) se celebraron 18 Consellos da Xunta en los que se divulgaron 63 informes propagandísticos. Entre ellos hubo varios dedicados a criticar la actuación del Gobierno central cuando lo ocupaba el PSOE. Así, en la campaña municipal de 2011 un informe criticaba la reducción de las aportaciones que recibía Galicia por parte del Ministerio de Medio Ambiente. En las generales de ese mismo año otro informe sobre las actuaciones frente al problema del 'tax lease', el sistema de financiación de la construcción de barcos anulado por la UE que estaba afectando al naval gallego, fue empleado como autobombo de la Xunta y crítica del Gobierno central asegurando que “la Xunta de Galicia se adelanta nuevamente al Gobierno central con el fin de encontrar una solución que dé viabilidad al naval” y se añadía: “Desde Galicia se exige al Gobierno central que se ponga a trabajar de forma inmediata”.

De esos 19 Consellos de la Xunta en campañas electorales, el que más informes propagandísticos divulgó se celebró a diez días de las autonómicas de 2012. En él Feijóo publicitó ocho de esos informes que destacaban desde medidas de la Xunta de apoyo a víctimas de violencia hasta equipamientos culturales. No es que las medidas citadas en esos informes fuesen todas mentira o no existiesen, sino que no fueron aprobadas por el Consello de la Xunta en el que se publicitaron, lo que les confiere su carácter de propaganda política vinculada a la figura del propio presidente que los divulga, en esos casos en plena campaña electoral.

El Consello de la Xunta de este mismo jueves, a tres días de las elecciones, trató tres de esos informes, aprovechados por Feijóo para anunciar 4,7 millones de euros en subvenciones para infraestructuras turísticas en ayuntamientos rurales y cursos de formación para desempleados por 57 millones. Sin embargo, los informes que había detrás de los anuncios del presidente se limitaban a dar cuenta de líneas de subvenciones resueltas por las consellerías y sobre las que nada tenía que decidir el Consello de la Xunta de este jueves.

En el tiempo de preguntas de la rueda de prensa, a Feijóo se le preguntó por cuáles de las diversas medidas que había anunciado se correspondían con informes y si considera que divulgarlos en campaña es más o menos propagandístico que los decretos leyes del Gobierno central. El presidente no fue capaz de responder cuántos de los anuncios que acababa de hacer se correspondían con informes y defendió su actuación diciendo que “no estamos en funciones en el Gobierno de la Xunta”, como poco antes también había criticado decisiones “en funciones” del Gobierno central, que no estará en esa situación hasta el próximo lunes. Feijóo aseguró que “todo lo que estamos aprobando respeta toda la normativa” -los informes no tienen que ser aprobados por el Consello- y añadió que “si hay algún anuncio que podemos hacer, no en el Consello sino fuera, de forma incorrecta, por supuesto que habrá que rectificarlo”.

Todos los presidentes gallegos han empleado estos informes de autobombo, ya sea para tapar la falta de contenido real y acuerdos formales de sus reuniones, especialmente en épocas de crisis económica, o para alejar la atención mediática de otras cuestiones conflictivas. Durante los gobiernos de Manuel Fraga llegó a haber reuniones del Consello de la Xunta en las que se divulgaron más de una veintena de informes. El gobierno bipartito de PSdeG y BNG redujo entre 2005 y 2009 su uso a menos de uno por reunión, pero Feijóo viene empleándolos de manera creciente desde que llegó a la Xunta en 2009, a una media de 3 por Consello en su primera legislatura, 3,5 en la segunda y más de 4 en esta tercera legislatura. Al tiempo, el presidente ha ocultado en diversas ocasiones acuerdos polémicos sí adoptados por el Consello de la Xunta que solo trascendieron tras posteriores investigaciones periodísticas.

Etiquetas
Publicado el
26 de abril de 2019 - 13:57 h

Descubre nuestras apps

stats