La portada de mañana
Acceder
Cuatro años de parálisis en el Poder Judicial por el bloqueo del Partido Popular
'La conspiración de la derecha contra el Gobierno se extiende al Constitucional'
OPINIÓN | 'Una generación condicional', por Elisa Beni

Bruselas propone limitar el precio del petróleo ruso en una nueva ronda de sanciones a Putin

Visita de Ursula von der Leyen, Presidenta de la Comisión Europea, y Josep Borrell Fontelles, Vicepresidente de la Comisión Europea, a Ucrania, el 8 de abril de 2022.

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

16

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, presentan una propuesta de nuevo paquete de sanciones a Rusia por su invasión de Ucrania tras las consultas celebradas en el Donbás y la movilización de reservistas decretada por el presidente ruso, Vladímir Putin. La propuesta deberá ser ahora estudiada y aprobada –con o sin enmiendas– por los 27 en un contexto en el que el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, ya ha mostrado su oposición a las sanciones.

Von der Leyen y Borrell han propuesto limitar el precio del petróleo exportado por Rusia a terceros países: la UE dejará de importar petróleo por barco –sí por oleoducto, por Hungría– desde el próximo 5 de diciembre de acuerdo con un paquete previo de sanciones aprobado. La propuesta va en la línea de lo acordado por el G7: que el tope de precios vendría a través de una prohibición de proporcionar servicios de transporte marítimo (seguros, envíos, etc), por lo que no se aplicaría los flujos de gasoducto.

“Rusia está escalando el conflicto”, ha dicho la presidenta de la Comisión Europea en una comparecencia sin preguntas con Borrell: “Los referendos falsos son intentos ilegales de cambiar las fronteras a la fuerza. La movilización de reservistas y las amenazas nucleares aceleran el conflicto. No aceptamos los referendums ni cualquier anexión ilegal, y queremos que el Kremlin pague por esta escalada, por lo que proponemos un nuevo paquete de sanciones”.

Von der Leyen se ha referido concretamente a la parte comercial de las sanciones: “Queremos aislar aún más la economía rusa y dejar los productos rusos fuera del mercado europeo, privando de 7.000 millones de beneficios. Así, se añaden productos que no pueden entrar en la UE ni en Rusia, como tecnología clave y componentes electrónicos, químicos. Estas nuevas prohibiciones atacan la base económica de Rusia”.

Bruselas también propone que se prohíba la presencia de personas comunitarias en los consejos de administración de empresas rusas, así como apuntar al petróleo ruso: “Rusia usa los combustibles fósiles para financiar la guerra. Ya hemos acordado prohibir el petróleo por mar en la UE desde el 5 de diciembre. Hay países terceros que necesitan ese petróleo, el G7 ha acordado en principio introducir un tope al precio para terceros países. Eso reduciría los beneficios y mantendría el mercado a precio, por eso ponemos ahora las bases legales para ese tope a los precios del petróleo”.

“Continuaremos con nuestro apoyo militar, dando armas a Ucrania, y estudiaremos y adoptaremos nuevas sanciones, a personas y a sectores”, anunció hace una semana el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, al término de la reunión de ministros de Exteriores de la UE celebrada en Naciones Unidas, en la que ha participado el ministro ucraniano, Dimitri Kuleba: “Habrá una nueva lista de personas, pero aún no hemos decidido cuáles. Sólo hemos tomado la decisión política de hacerlo, y estoy convencido de que lograremos la unanimidad para un nuevo paquete de sanciones”.

“Las acciones de Rusia en Ucrania continúan amenazando la paz y la seguridad en Europa y en todo el mundo y tienen graves consecuencias globales en forma de aumento de la inseguridad alimentaria y de los precios de la energía”, afirmaba la declaración aprobada por los 27 el 22 de septiembre: “La UE reitera sus llamamientos a Rusia para que respete los principios de la Carta de las Naciones Unidas y revierta estos planes ilegales. Rusia, sus líderes políticos y todos los involucrados en la organización de estos referéndums, así como en otras violaciones del derecho internacional y del derecho internacional humanitario en Ucrania, rendirán cuentas, y se presentarán medidas restrictivas adicionales contra Rusia lo antes posible. en coordinación con nuestros socios. La UE y sus Estados miembros nunca reconocerán estas zonas como algo más que una parte de Ucrania y continuarán apoyando el esfuerzo de Ucrania para restaurar su integridad territorial mientras sea necesario”.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, por su parte, decía lo siguiente a la CNN: “Estamos preparados para imponer nuevos costes económicos a Rusia, y a las personas y entidades dentro y fuera de Rusia que dan apoyo, políticamente o económicamente. Además, propondremos [a los Estados miembros] nuevos controles de exportación de tecnología civil a medida que Rusia avanza hacia una economía de guerra total”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats