Portugal se pinta los labios de rojo contra los comentarios machistas del líder de la ultraderecha

Marisa Matías, eurodiputada del Bloco de Esquerda

A tan solo nueve días de las elecciones presidenciales en Portugal, André Ventura, candidato a presidente de la República por el partido de ultraderecha Chega!, ha atacado en un acto de campaña a su contrincante Marisa Matías, eurodiputada del Bloco de Esquerda, por pintarse los labios, comparándola con una muñeca. Como reacción, a lo largo de este viernes, diferentes personas, entre ellas miembros de la clase política, artistas y periodistas, han subido fotos a sus redes sociales con los labios pintados de rojo bajo el hashtag #VermelhoemBelem, "rojo en Belem" (actual residencia del Presidente de la República Portuguesa).

Las alusiones al aspecto físico de Marisa Matías se suman a los polémicos comentarios que previamente Ventura había realizado sobre el Secretario General del Partido Comunista, Jerónimo da Sousa, al que calificó como "el abuelo borracho". La campaña política de Chega! ha estado marcada por las alianzas con otros representantes de la ultraderecha a nivel europeo, como Matteo Salvini o Marine Le Pen, y los ataques hacia el resto de candidatos, pero este último comentario sobre Marisa Matías ha provocado una ola de indignación en la sociedad portuguesa.

Pilar del Río, periodista española afincada en Lisboa, afirma que "es muy interesante que un insulto se haya convertido en una reivindicación de democracia frente a un candidato que claramente no es demócrata", y ha subido también ella un tuit apoyando la iniciativa, pintándose los labios "en señal de libertad" y "frente a la extrema derecha".

Esta protesta ha recibido el apoyo de otras políticas portuguesas como la candidata socialista Ana Gomes, que se ha solidarizado con Marisa Matías uniéndose al hashtag con un vídeo en el que sale pintándose los labios en el coche, a pesar de ser contrincantes políticas en las próximas elecciones del día 24 de enero.

No solo las mujeres han querido expresar su indignación ante estos comentarios, numerosos hombres, muchos de ellos compañeros políticos, han querido dejar clara su repulsa, como es el caso de Moises Ferreira, diputado del Bloco de Esquerda que ha comentado que "parece que el machismo tiene miedo del pintalabios rojo".

Marisa Matías ha respondido a la polémica en un acto público dando gracias por la solidaridad "hacia ella y hacia todas las mujeres que tienen que sufrir ese tipo de comentarios" y afirmando que "el insulto que ese señor hace a las mujeres no dice nada de las mujeres pero lo dice todo sobre ese señor".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats