Mohamed VI utiliza los indultos reales para intentar llegar a un acuerdo con el movimiento de protesta del Rif

Mohamed VI, rey de Marruecos

El rey Mohamed VI indultó a 26 rifeños el 29 de julio por la fiesta del Trono, entre ellos uno de los ideólogos del movimiento Hirak, el profesor e intelectual Mohamed El Majjaoui. Se esperaba que este jueves, con motivo de la fiesta de la independencia y con el discurso previsto en Alhucemas, el monarca perdonara a la otra veintena que continua en prisión, pero la negociación no ha llegado a buen puerto.

Para recibir el perdón real, los presos tienen que firmar un documento de acuerdo con unas normas y, de momento, parte del liderazgo del Hirak no ha recibido oferta o no la ha aceptado y permanece aislada y en huelga de hambre.

"A todos nos sorprendió el indulto real. No lo esperábamos. Creo que el Estado marroquí quiere terminar este expediente relacionado con los detenidos de las protestas de Alhucemas porque constituye una crisis de derechos humanos", confiesa El Mortada Lamrachen, uno de los 26 rifeños del Hirak indultados por el rey Mohamed VI en julio con motivo del XXI aniversario de la subida al trono.

Este joven rifeño intenta recuperar su vida en Alhucemas junto a su mujer y su hija pequeña, a la que apenas conoce tras ser encarcelado en 2017 por apoyar al movimiento de protestas, el cual reivindica mejoras sociales y económicas para el Rif desde la trágica muerte del comerciante de pescado Mochine Fikri el 28 de octubre de 2016.

Sin embargo, todavía quedan en prisión 22 activistas rifeños, entre ellos tres de la cúpula. Por eso, en una entrevista con elDiario.es, El Mortada confiesa: "Actualmente estamos esperando con impaciencia la liberación de todos los presos políticos, ya que somos un solo cuerpo y su presencia tras las rejas no tiene sentido. Esperamos lo bueno en los próximos días, sobre todo porque las visitas de los familiares de los detenidos se han interrumpido debido a la pandemia y eso agrava su condición psicológica y aumenta el sufrimiento de nuestras familias".

El rey dejó llegar a su hijo, el heredero Moulay Hassan, un día antes a la zona en un gesto de confianza hacia los rifeños. Y teniendo en cuenta que la seguridad del palacio está en manos de personal de la región, muchos interpretan que es el momento de la reconciliación entre Rabat y el Rif. "La idea del rey es llegar a un acuerdo con ellos para que no vuelvan a crear problemas. Un tema prioritario porque Holanda está bloqueando a Marruecos. El asunto del Rif se tiene que arreglar por cuestiones internacionales, además de por las inversiones millonarias de países extranjeros previstas en la zona", explica un fuente militar marroquí.

Así se espera que ese documento firmado, que de momento no ha trascendido, deje en libertad al resto de los detenidos con motivo de alguno de los indultos reales previstos por la fiesta de la independencia y de la juventud, los días 20 y 21 de agosto respectivamente. Rabii Ablak, uno de los activistas más combativos que secundó hasta 38 huelgas dentro de la prisión, en una entrevista con la televisión Nador City dos semanas después de su liberación corroboraba la existencia de "un acuerdo" por el que de momento se va a guardar silencio, pero advertía que en el futuro hablará de "torturas", del "calvario de su detención" y de que "está vivo gracias a quienes lo apoyaron".

Sin embargo, el padre del líder Nasser Zafzafi, no se muestra optimista. En conversación con elDiario.es, Ahmed Zafzafi detalla que "desde el viernes pasado están aislados". "No tienen comunicación con nadie ni entre ellos". Y además adelanta que "esta semana han comenzado una huelga de hambre". Por eso ha perdido toda comunicación con su hijo, con quien normalmente habla cinco minutos cuatro días a la semana.

Nasser Zafzafi se encuentra en la prisión de Fez junto a Nabil Ahamjik y en Tánger solo queda Mohamed Jelloul, que parece que no llegó a un acuerdo con el Centro Nacional de Derechos Humanos (CNDH), encargado de negociar el indulto con los presos, a diferencia del resto de los 15 liberados en esa cárcel.

Los presos realizaron una negociación "secreta" y llegaron a una hoja de ruta, de la que por el momento no se tienen pistas, que en principio firmaron todos excepto Mohamed Jelloul. Este pretendía añadir dos puntos de las reivindicaciones básicas del Hirak, investigar la muerte de los cinco jóvenes quemados en el cajero de una banco el 20 de febrero de 2011 durante la Primavera Árabe e investigar la muerte de Imad Attabi, que perdió la vida en un hospital tras la manifestación del 20 de julio de 2017 cuando las fuerzas de seguridad utilizaron gases lacrimógenos.

Entre las cosas pactadas, parece que el símbolo aza de la cultura amazigh –representado con los tres dedos en alto– ha desaparecido. En las imágenes del viaje desde las prisiones a Alhucemas, los indultados alzaron el puño.

"Todas las iniciativas de mediación emprendidas anteriormente por órganos y organizaciones de la sociedad civil no tuvieron éxito, pero al final fuimos liberados sin motivo aparente", mantiene El Mortada, que en ese punto habla de que no hubo negociación.

"Nada ha cambiado en alhucemas, el desempleo y la pobreza han aumentado"

En la fiesta del Trono de 2017 salieron los primeros 40 rifeños, entre ellos la única mujer detenida, Silya Ziani. Un año más tarde, el 21 de agosto de 2018 con motivo de la Pascua del Sacrificio, conocida como fiesta del cordero, el rey alauita indultó a 188 presos del Hirak de varias cárceles en el país, incluso 10 de los perdonados eran de la cúpula del movimiento, en la prisión de Casablanca. Por último, el 4 de junio de 2019, 60 presos rifeños recibieron el perdón real, pero no estaban en ese grupo los presos condenados a 20 años que habían visto ratificada su sentencia en el mes de abril.

Para El Mortada "nada ha cambiado en Alhucemas, el desempleo y la pobreza han aumentado dramáticamente, la inmigración clandestina se ha duplicado y la adicción a las drogas locales como el hachís se ha convertido en una adicción a la heroína y las drogas duras. Nos acercamos al abismo y el plan de rescate necesita construir un sistema nuevo y moderno. Hemos sido testigos del colapso de la confianza en el Estado y sus instituciones".

El municipio de Alhucemas ha obtenido una subvención económica de aproximadamente 112.300 euros en el marco del Programa de Apoyo a la Mejora del Desempeño de los Municipios de Marruecos. "Esta donación es una motivación para hacer más esfuerzos al servicio de la ciudad y sus habitantes con miras a mejorar los demás indicadores en los próximos años", manifestaron a la prensa nacional desde la localidad.

Este programa es un proyecto planificado para un período de cinco años (2019-2023) en colaboración entre la Dirección General de Autoridades Locales (DGCL), el Banco Mundial y la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD). Su objetivo es fortalecer la buena gobernanza en los municipios con el fin de mejorar los servicios a los ciudadanos y las empresas. Se dirige a 103 municipios que representan más del 85% de la población urbana del país y casi el 55% de su población total.

Otra de las reivindicaciones que reclamaban los activistas es una universidad para no tener que desplazarse a Martil, Fez o Oujda, con cinco horas en transporte como mínimo. Las autoridades adelantan que se tiene previsto construir un distrito universitario en Ait Kamra con residencia universitaria, restaurante, polideportivo, biblioteca y otras instalaciones.

En todo caso, queda camino por recorrer para colmar las peticiones del Hirak, incluida la construcción de hospitales, fábricas que generen empleo y la desmilitarización de la región. Las autoridades trabajan en liberar la veintena de rifeños detenidos atendiendo, en parte, a las organizaciones de derechos humanos, las cuales están presionando para acabar con las detenciones políticas (agravadas en la última década).

Etiquetas
Publicado el
19 de agosto de 2020 - 22:35 h

Descubre nuestras apps

stats