El hombre que ha herido a dos policías en Italia, un parado desesperado que "quería matar políticos"

Tres personas han resultado heridas por disparos ante la sede del Ejecutivo italiano

eldiario.es/agencias

No era un terrorista, tampoco un desequilibrado que no sabía lo que hacía. El autor de los disparos que han herido a dos policías y una transeúnte embarazada esta mañana ante la residencia del primer ministro italiano es un parado desesperado por su situación que ha confesado a la Policía que "quería matar a los políticos", según recoge el diario 'La Repubblica'.

La izquierda italiana acepta gobernar con el delfín de Berlusconi como número dos

La izquierda italiana acepta gobernar con el delfín de Berlusconi como número dos

"Lo ha confesado todo. No parece una persona desequilibrada. Es un hombre lleno de problemas que estaba desesperado", ha reconocido el fiscal Pierfilippo Laviani tras su primera sesión de interrogatorios con Luigi Preiti, de 49 años, divorciado y sin empleo. "Quería disparar contra los políticos, pero como no podía llegar hasta ellos ha disparado contra la Policía", ha explicado. Al parecer Preiti, de origen calabrés, había perdido su empleo recientemente y había tenido que regresar con su familia.

El tiroteo, en plena jura del nuevo Gobierno italiano

El día elegido por Preiti, el de la jura del nuevo Gobierno, y el lugar, la plaza situada frente a la residencia del primer ministro y el Parlamento, no eran casuales. Mientras Enrico Letta y sus ministros juraban sus cargos en el Palacio presidencial, Preiti accedía a pie a la plaza Colonna, a menos de un kilómetro de distancia. Ataviado con traje y corbata, disparaba sin mediar palabra a dos carabinieri encargados de la seguridad de la zona. Ambos resultaban heridos de gravedad. Los disparos, al menos siete, afectaban también a una mujer embarazada que paseaba por la plaza junto a su marido y el hijo de ambos.

No se teme por la vida de los dos policías heridos, aunque uno de ellos ha tenido que ser operado de urgencia debido a que presenta una lesión en la columna tras ser disparado en el cuello. El otro, tiene una pierna rota. La mujer embarazada ha sido trasladada a un centro hospitalario, aunque, en su caso, las balas sólo le han rozado.

La fiscal de Roma, Antonella Nespola, ya ha pedido al juez correspondiente que valide la detención del individuo, que será interrogado entre hoy y mañana. El sospechoso será acusado de intento de asesinato y posesión de armas, y no se descarta que se le someta a un examen psiquiátrico para confirmar su estado mental.

El incidente no ha impedido la celebración del Consejo de Ministros, aunque la Policía ha incrementado la seguridad tanto en el Ghigi como en la sede de la Presidencia de Italia, el Palacio del Quirinal.

Una de las primeras reacciones oficiales ha sido la del alcalde de Roma, Gianni Alemanno, quien ha descartado que el sospechoso forme parte de una red terrorista y ha reconocido, no obstante, que el actual ambiente que se respira en la política italiana --tras 60 días de bloqueo político-- podría haber contribuido. "No ha sido un acto terrorista, pero está claro que el clima de los últimos meses no ha ayudado en absoluto", declaró Alemanno a Reuters.

Etiquetas
Publicado el
28 de abril de 2013 - 11:56 h

Descubre nuestras apps

stats