The Guardian en español

Las mentiras de Trump sobre las elecciones amenazan a los trabajadores encargados de las urnas

Una trabajadora electoral abre un sobre en las elecciones a la comisión electoral en abril de 2020, en Cleveland, Ohio.

Un informe de largo alcance de la comisión de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes de Estados Unidos advierte de que las mentiras y la desinformación en torno a las elecciones presidenciales de 2020 suponen una “amenaza continua para la democracia representativa” y un grave peligro físico para los trabajadores encargados de la administración electoral (en EEUU los gestores se votan en elecciones y los trabajadores el día de las elecciones son empleados pagados, no ciudadanos convocados de manera arbitraria como en España).

Qué ha hecho Trump ahora y qué supone el registro del FBI en su mansión de Florida

Qué ha hecho Trump ahora y qué supone el registro del FBI en su mansión de Florida

El informe de 21 páginas pide financiación de emergencia para hacer frente al aumento de los costes de seguridad relacionados con los comicios del próximo noviembre al Congreso y advierte de que existe un riesgo mucho mayor de que los teóricos de la conspiración puedan alcanzar el poder en elecciones futuras.

El informe también detalla escalofriantes amenazas contra administradores electorales de todo el país. Un empleado de Texas recibió mensajes amenazantes dirigidos a él y “a sus hijos, que decían: ‘Creo que deberíamos acabar con tu descendencia’”. Los mensajes contra él llegaron después de que se produjeran “ataques hacia su persona en medios de comunicación de alcance nacional”.

Otra de las amenazas fue un llamamiento en las redes sociales para “colgarlo cuando sea condenado por fraude y dejar que su cuerpo sin vida cuelgue en público hasta que le salgan gusanos por la boca”.

Las mentiras de Trump

La comisión de la Cámara de Representantes empezó a investigar el impacto de las mentiras sobre la administración electoral a principios de 2021. Donald Trump perdió las elecciones de 2020, pero insistió falsamente en que se las habían robado.

Aunque no hay prueba alguna de que se produjeran irregularidades en las elecciones de 2020, y mucho menos un fraude generalizado, muchos partidarios de Trump siguen creyendo en la “gran mentira”. Esta falsedad impulsó a una turba de partidarios de Trump a asaltar el Capitolio de Estados Unidos en la sublevación del 6 de enero de 2021.

La comisión de la Cámara de Representantes dice que los teóricos de la conspiración “liderados por el expresidente Donald Trump y sus partidarios” han fomentado las amenazas dirigidas a los empleados y representantes electorales. En Florida, varios hicieron público el número de teléfono de un supervisor electoral y animaron a llamar y decirle “que lo estaban vigilando, que era una mierda, y que estas elecciones eran suyas”.

Un círculo vicioso

El análisis de la comisión describe las mentiras sobre las elecciones como un círculo vicioso. El informe dice: “La difusión de información falsa sobre las elecciones perjudica a casi todos los elementos de la administración electoral”.

“Durante los dos últimos años, la desinformación respecto de las elecciones en Estados Unidos a menudo ha venido a continuación de un bucle de retroalimentación que produce más información falsa, aumenta las amenazas y las presiones sobre los administradores electorales e incrementa la posibilidad de subversión electoral”, dice el informe.

“Los candidatos de los teóricos de la conspiración en todo el país han adquirido notoriedad y se han presentado a las elecciones con el objetivo explícito de anular los resultados electorales”, añade.

El informe señala que la difusión de información errónea ha ejercido una enorme presión sobre los trabajadores electorales, que se ven acosados por “campañas coordinadas de solicitudes de expedientes e investigaciones de mala fe” para interferir en su trabajo.

Traducción de Julián Cnochaert.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats