Trump compara a los policías que disparan sin justificación con jugadores de golf que se equivocan

Trump defiende al joven que mató a dos manifestantes en Wisconsin

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha comparado este lunes a los policías que usan la fuerza letal sin que esté justificado –como aquellos que en los últimos meses han disparado a afroamericanos–, con jugadores de golf que se "atascan" y no consiguen hacer un putt –golpe en el que la pelota va rodando sobre la superficie del campo–.

Trump defiende al joven detenido por matar a dos manifestantes en Wisconsin

Trump defiende al joven detenido por matar a dos manifestantes en Wisconsin

Durante una entrevista con la cadena televisiva Fox News, Trump ha dicho que los policías a veces "se atascan" y se equivocan, y que eso hace que los medios de comunicación se fijen solamente en eso y no en las "10.000 cosas buenas" que pueden haber hecho. "Disparar muchas veces al tipo por la espalda... ¿No podrían haber hecho algo diferente, no podrían haber forcejeado con él? Pero se atascan", ha afirmado Trump en referencia al caso de Jacob Blake, paralizado de cintura para abajo después de que un policía le disparara siete veces en la espalda en Kenosha (Wisconsin). "Se atascan. Es como en un torneo de golf, cuando no aciertan un putt a tres pies (de distancia)", ha agregado.

La presentadora, Laura Ingraham, una de las mayores defensoras del presidente, le ha pedido entonces aclarar si estaba comparando las dos situaciones. Trump no lo ha negado y ha insistido: "Estoy diciendo que la gente se atasca, la gente se atasca".

Trump ha defendido sin apenas matices a los policías en medio de la ola de indignación en Estados Unidos por los numerosos casos de afroamericanos que mueren o resultan heridos a manos de agentes blancos, y el lema de "ley y orden" se ha convertido en una de las banderas principales de su campaña de reelección.

En la entrevista, el mandatario también ha equiparado la pobreza con la criminalidad, al asegurar que la oposición demócrata "está tratando de destruir los suburbios y el sueño americano" porque "quieren que haya viviendas para gente de bajos ingresos, y eso trae muchos otros problemas, incluido el crimen".

Defiende al detenido por matar a dos manifestantes en Wisconsin

Donald Trump, también ha defendido este lunes a Kyle Rittenhouse, el joven de 17 años que la semana pasada mató a dos manifestantes en Kenosha (Wisconsin). Trump ha confirmado que no piensa reunirse con la familia del afroamericano Jacob Blake, el caso que ha provocado las protestas en esa ciudad.

Las polémicas declaraciones de Trump han llegado horas antes de su visita de este martes a Kenosha, una localidad envuelta en tensión desde que el pasado 23 de agosto un policía blanco disparara siete tiros en la espalda a Blake, que quedó paralizado de cintura para abajo mientras se sucedían las protestas y disturbios en la ciudad. El presidente ha aprovechado la tensión racial para lanzarse a un estado clave en las próximas elecciones.

Durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, Trump se ha negado a condenar las acciones de Rittenhouse, un adolescente blanco de 17 años que se presentó en Kenosha armado con un fusil de asalto el 25 de agosto y que mató a dos manifestantes además de herir a un tercero, hechos por los que se encuentra detenido y acusado de homicidio.

"Ustedes vieron el mismo vídeo que yo. Él estaba tratando de escaparse de ellos (los manifestantes), supongo, y se cayó y lo atacaron muy violentamente, y es algo que estamos examinando, que está bajo investigación", ha respondido Trump a la pregunta de por qué no condena lo que hizo Rittenhouse. "Creo que él estaba en muchos aprietos y que probablemente le habrían matado", ha añadido el mandatario.

"Gente en las sombras oscuras" que controla a Biden

Trump también ha alegado que ciertas personas en las "sombras oscuras" del país están controlando a su rival en las elecciones de noviembre, el candidato presidencial demócrata Joe Biden, sin dar detalles ni pruebas. "Gente de la que nunca has oído hablar, gente que está en las sombras oscuras", ha respondido Trump a la pregunta de quién cree que controla a Biden.

La presentadora le ha contestado que eso sonaba a teoría de la conspiración, y el presidente ha replicado únicamente que se trata de la misma gente "que está controlando las calles" durante las manifestaciones que ha vivido el país este verano. Un usuario de Twitter ha recopilado algunas de las intervenciones que la presentadora tuvo que hacer para aclarar ciertas declaraciones de Trump durante la entrevista.

"Este fin de semana hicimos que alguien se subiera a un avión desde cierta ciudad. Y el avión estaba casi completamente lleno de matones, vestidos con uniformes oscuros, uniformes negros, con equipos y esto y aquello. Mucha de esa gente estaba en el avión para hacer un gran daño", ha afirmado Trump, que no ha dado más detalles y ha declarado que el caso estaba bajo investigación.

No está claro si su mención de las "sombras oscuras" que controlan a Biden fue un guiño a aquellos de sus seguidores que creen en la teoría de la conspiración de QAnon, pero Trump ya ha dejado claro que no quiere disputar las ideas de ese grupo. QAnon es un grupo formado en foros de Internet que cree que el mundo está dirigido por una organización de pedófilos satánicos que, entre otras cosas, conspiran para derrocar a Trump, y a la que supuestamente pertenecen políticos como Barack Obama o Hillary Clinton y estrellas como Tom Hanks u Oprah Winfrey.

Los seguidores de esta teoría de la conspiración creen que Donald Trump está llevando a cabo una batalla secreta contra este grupo y su "estado profundo" de colaboradores para sacar a la luz a los malhechores y enviarlos a todos a la prisión de Guantánamo.

Etiquetas
Publicado el
1 de septiembre de 2020 - 08:19 h

Descubre nuestras apps

stats