La Comunidad de Madrid diseña una vuelta a las aulas 100% presencial, con algunas clases online en ESO y Bachillerato

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (i) y el consejero de Educación, Enrique Ossorio (d) en una foto de archivo.

La Comunidad de Madrid ya tiene diseñada la vuelta a las clases para el próximo curso 2020/21 que comenzará para infantil el 4 de septiembre y para primaria secundaria y bachillerato entre el 8 y el 9 de septiembre. La Consejería de Educación no ha planteado en ningún momento ampliar los espacios para aquellos centros en los que sea más complicado mantener la distancia de seguridad, sino que en esos casos será obligatorio el uso de mascarillas. En Infantil y Primaria lo que se plantea es crear "grupos estables de convivencia" en los que estas medidas no serán necesarias y que consistirán en que los alumnos no se mezclen con otros de otras clases o cursos.

Educación también ha planteado una vuelta a las aulas con el 100% de presencialidad sobre todo para alumnos de Infantil y Primaria si las circunstancias sanitarias por la Covid-19 siguen siendo siendo las actuales. En el caso de Secundaria se impartirán algunas asignaturas de forman online y en Bachillerato un día a la semana la educación será a distancia. La situación podrá cambiar en función de la situación epidemiológica del momento.

Así lo ha explicado el consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, en rueda de prensa para explicar los diversos escenarios diseñados por su departamento de cara al curso 2020/21 ante la pandemia del coronavirus.

El escenario 1, que es el diseñado ante la situación actual del Covid-19 y el que se plantea como el más probable para la vuelta a las clases en septiembre, establece una parte de la docencia online en ESO y Bachillerato. En Educación Infantil por sus características la enseñanza será íntegramente presencial y tanto en esta etapa como en Primaria se organizarán "grupos estables de convivencia", con los que los alumnos no estarían obligados a guardar la distancia de seguridad ni a utilizar mascarillas.

El segundo escenario, siempre en función de la evolución de la pandemia, sería un régimen de enseñanza semipresencial, el tercero sería para una situación de confinamiento (similar a cómo ha terminado el presente curso con toda la enseñanza a distancia) y un cuarta que contempla un panorama de normalidad, con enseñanza meramente presencial pero con importante presencia de Tecnologías de la Comunicación e Información.

Ossorio ha asegurado que la semana que viene estarán listas las instrucciones oficiales de inicio de curso, con una parte docente y otra centrada en las condiciones higiénico-sanitarias.

Distancia de seguridad o mascarilla

Los "grupos estables de convivencia" están pensados para que los alumnos de infantil y primaria y consistirá en una especie de burbuja por la que los alumnos estarán aislados del resto de estudiantes. Las clases contarán con la misma ratio que en años anteriores y los alumnos no tendrán que guardar la distancia y ni usar mascarilla en ellas. Deberán ponérsela cuando salgan del aula o entren en contacto con otros grupos de convivencia, aunque esto se intentará evitar. Se prevé mantener los recreos, "siempre que sea posible", aunque será el centro quien vigile que no entren en contacto unos y otro. De no existir esa posibilidad, permanecerán en el aula.

La cosa cambia con los alumnos de secundaria y bachillerato. En este caso, se utilizarán mascarillas cuando no se pueda mantener el metro y medio de distancia: la Consejería de Educación no plantea ampliar los espacios para las clases. Las entradas y salidas serán escalonadas y los padres no podrán acompañar al aula a los alumnos salvo excepciones. Cada centro, en función de sus posibilidades, deberá organizar estas entradas para evitar aglomeraciones.

No se plantean nuevas contrataciones

Para el escenario 1 que es el que baraja la Consejería de Educación para la vuelta a las clases en septiembre, Ossorio ha explicado que no contemplan la contratación de nuevo personal docente. Esa posibilidad solo se baraja para el segundo escenario, el de semipresencialidad, que se adoptará en el caso de que haya un empeoramiento de la evolución de la crisis del Covid-19 respecto de la situación actual, y para el que la Consejería se contempla la contratación de 3.500 docentes, ya que habrá que reducir los grupos de convivencia estable del segundo ciclo de Educación Infantil y Primaria conforme a dos criterios: la distancia interpersonal de 1,5 metros o un máximo de 20 alumnos.

Cada centro deberá reportar a la Consejería las necesidades de espacios y de personal docente adicional en caso de que haya que adoptar este escenario. Por ahora, lo han hecho hasta 2º de Primaria, y ha asegurado que respecto al espacio "no hay demasiado problema".

Etiquetas
Publicado el
30 de junio de 2020 - 13:21 h

Descubre nuestras apps

stats