Más Madrid ofrece a Almeida apoyar los presupuestos con condiciones y el alcalde responde que ya negocia con Vox

Los concejales de Ahora Madrid Rita Maestre y Jorge García Castaño durante un Pleno del Ayuntamiento.

Más Madrid tiende la mano a PP y Ciudadanos en el Ayuntamiento para evitar que los presupuestos municipales de 2020 dependan de Vox. La formación ofrece al Gobierno de José Luis Martínez-Almeida un pacto alternativo de "mínimos", avanzado por la Cadena SER, para que las cuentas "no estén en manos de la ultra derecha", según fuentes del grupo municipal.

Almeida refuerza en sus primeros Presupuestos a los distritos que más votan a la derecha

El alcalde ha tildado la propuesta como una "cortina de humo" y ha confirmado su intención de pactar con Vox para que los presupuestos salgan adelante. "Confío en que podamos llegar a un acuerdo aunque los detalles concretos se están negociando", ha manifestado. El portavoz municipal de Vox, Javier Ortega Smith, ha defendido que Más Madrid "es libre" para plantear una oferta y "muy libre de aceptarla o no también el equipo de gobierno".

La propuesta de Más Madrid consta de seis medidas. Entre ellas, la ampliación de Madrid Central a los barrios contiguos a la zona actual de bajas emisiones, el compromiso de que no se producirá ninguna privatización durante el mandato y un impulso a la financiación de la lucha contra la violencia de género con un incremento del 45% de los servicios de atención y acogida a víctimas y a sus hijos. Más Madrid quiere que se duplique el recurso 24 horas, se incrementen las plazas de primera acogida y se abra un nuevo centro de atención psicosocioeducativa (CAPSEM).

El Gobierno municipal recibe la propuesta en medio de un debate sobre si recortar o no las restricciones en Madrid Central para permitir el paso de los vehículos C con alta ocupación. Una medida incluida en la estrategia Madrid 360 y contestada por los ecologistas, los expertos y la oposición. Tampoco cuenta con el apoyo de Ciudadanos. Además, el equipo municipal está estudiando la reversión de la remunicipalización de BiciMad, del Teleférico y de la Funeraria. Más Madrid quiere evitar con su propuesta que estos planes finalmente se ejecuten.

"El resultado de estos presupuestos no van a ser nuestras políticas. Las políticas que van a salir adelante no serán las políticas progresistas. Pero estamos dispuestos a mojarnos para que no sean las propuestas de extrema derecha", ha explicado el concejal Jorge García Castaño en una rueda de prensa al ser preguntado sobre si su formación estaba de acuerdo con la rebaja fiscal, muy criticada, incluida en las cuentas.

"Ponemos medidas de gestión sobre la mesa para brindar la oportunidad de que los presupuestos no dependen de la ultraderecha. Si no aceptan esta mano, significan que prefieren pactar con Vox", aseguraban a primera hora fuentes del grupo municipal en el mismo sentido.

El grupo liderado por Rita Maestre y Marta Higueras también pone como condición para apoyar las cuentas que el Gobierno no acepte los vertidos de Alcalá de Henares en Valdemingómez y que se cumpla el plan para dejar de incinerar en 2025. Las basuras han creado un brecha entre PP y Ciudadanos: Almeida es partidario de acoger temporalmente las basuras del Este hasta que la nueva planta de Loeches esté construida pero su socio se niega.

Entre las condiciones de Más Madrid hay otra exigencia "de movilidad sostenible": el desarrollo de un carril bus VAO en la M-35, una vía de circunvalación que pasa por varios municipios del sur, para conectar los distritos exteriores a la M-30. Además de reforzar la inversión en las zonas más vulnerables de la ciudad y recuperar las políticas dirigidas a la cohesión y el reequilibrio territorial.

El último punto de la propuesta de mínimos es la revisión de desarrollo urbanístico del sureste, reactivado por el Gobierno como prioridad cuando llegó al Palacio de Cibeles. Más Madrid pide que prevalezcan los criterios de sostenibilidad y eficiencia, además de garantizar los servicios y equipamientos necesarios para dotar los nuevos barrios de Valdecarros y Los Cerros.

La respuesta del Gobierno

El Gobierno ya ha dado respuesta a la oferta. El alcalde la califica como "una cortina de humo del último momento". "Estamos ante una maniobra artificial unos días antes de su aprobación. En cuanto a la veracidad parece más dudosa", ha dicho el regidor en declaraciones a la prensa, en las que ha confirmado que las negociaciones con Vox ya se están produciendo.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha apuntado, por su parte, que el conjunto de medidas son una "enmienda a la totalidad a la acción de gobierno", aunque ha puntualizado que con algunas está de acuerdo, como la posición sobre los vertidos en Valdemingómez.

Ya ha avanzado que hay puntos que no aceptarán, como la negociación sobre los desarrollos del sureste porque es "una alteración de las políticas del gobierno", pero se abre a negociar algunas propuestas. "Si quieren llegar a un acuerdo, estamos abiertos, pero que actúen de forma honesta y nos manden las propuestas".

Sobre el cordón sanitario a Vox, la vicealcaldesa ha invitado a Más Madrid a que "presenten una propuesta posibilista si no quieren que seamos rehenes de nadie". "Han hecho todo lo contrario. Le doy más valor de estrategia política que cualquier otra cosa. Están presentando algo con el fin que no sea apoyado", ha señalado Villacís, que ha afeado a la formación no les haya remitido directamente la propuesta.

El portavoz del PSOE, Pepu Hernández, considera que se trata de una "propuesta interesante" pero "insuficiente en muchos aspectos". "Se trata de aislar esa presión y mala influencia de Vox en un gobierno de PP y Ciudadanos", ha interpretado, sin aclarar cuál será su postura si hay un acuerdo. "Haremos nuestras enmiendas. Hay que reflejar determinadas cuestiones en los presupuestos. Veremos a qué lleva todo esto", ha dicho.

Etiquetas
Publicado el
10 de diciembre de 2019 - 09:58 h

Descubre nuestras apps

stats