La Casa de Cultura de Chamberí pide al Ayuntamiento renovar su concesión cuatro años más

Una de las actividades organizadas en la Casa de Cultura de Chamberí

Las 22 asociaciones y colectivos agrupados bajo el techo de la Casa de Cultura de Chamberí quieren seguir desarrollando sus actividades en el mismo espacio durante cuatro años más. Así se lo han comunicado oficialmente a la Junta de Distrito y al Área de Participación Ciudadana, cuando quedan dos meses para que acabe el plazo de su concesión municipal.

Lo hacen mientras reivindican su espacio como un lugar "para el encuentro, la cultura, el ocio creativo, la solidaridad y la mejora del barrio", explican en un comunicado en el que recuerdan las muchas propuestas albergadas: "Iniciativas del barrio, de teatro, baile, música, de defensa del patrimonio y mejora del barrio, de apoyo mutuo contra la soledad no deseada o el estigma en salud mental, de solidaridad, recitales de poesía, cursos de ópera, club de lectura y de baile, conferencias y debates sobre urbanismo, arte, feminismo, educación, salud, economía, ecología, cooperación...." en total, 2.616 actividades con 40.351 participantes.

Entre los colectivos que forman parte de este proyecto se encuentran algunos relacionados con la cultura, el urbanismo, la salud, los pensionistas, el feminismo, las Ampas de los colegios, un club de ajedrez y asociaciones vecinales, entre otros. También acoge desde hace casi un año la Despensa Solidaria de Chamberí, que centra la actividad de la Casa de Cultura desde el inicio de la pandemia. Sus responsables aseguran que ha dado apoyo "a más de 100 familias en situación precaria" y lo ha hecho "en colaboración con la Red de Cuidados de Chamberí y los Servicios Sociales".

Desde marzo de 2017

Este proyecto chamberilero se puso en marcha el 24 de marzo de 2017, cuando el entonces concejal de distrito Jorge García Castaño hacía entrega de las llaves a los concesionarios. El local, de 318 metros cuadrados y ubicado en el recinto de las viviendas aledañas al Parque Móvil, era el segundo espacio cedido por el Ayuntamiento al tejido vecinal mediante concurso público, al que concurrieron varios candidatos. Según las condiciones firmadas entonces, al término de la concesión es posible obtener una renovación en los mismos términos.

Los impulsores se han lanzado a recoger apoyos de vecinos, asociaciones y colectivos del distrito para la continuidad de su proyecto, mientras recuerdan el local de Bravo Murillo 39 fue cedido por el Estado al Ayuntamiento de Madrid “con destino a centro de participación asociativa del distrito de Chamberí, promoción cultural y educativa”.

De momento, la Junta de Chamberí no se ha pronunciado sobre la continuidad de este espacio o si tiene otros planes para el local. En una entrevista con Somos Chamberí hace año y medio, el concejal Javier Ramírez explicó que no tenía una decisión tomada al respecto, aunque recalcó que se comprometía "a que todos los espacios municipales estén a disposición de todos los vecinos, y no sólo de unos pocos".

Etiquetas
Publicado el
28 de enero de 2021 - 00:15 h

Descubre nuestras apps

stats