Cachito de Cielo, una capilla abierta en Madrid 24 horas para urgencias espirituales y rezo perpetuo

Interior de la capilla Cachito de Cielo

En el número 1 de la Travesía de Belén hay un insospechado lugar abierto 24 horas. No se trata ni de una tienda ni de un bar sino de un lugar de oración y de adoración perpetua del Santísimo Sacramento oculto tras un anodino muro gris y al que se accede a través de una pequeña puerta. 

Para quien no la conozca todavía, hablamos de la capilla Cachito de Cielo, tan original como su propio nombre, tan sorprendente en su neoclasicismo y en cómo surgió como por el hecho de que desde el 9 de diciembre de 2010 es una de las 56 sedes de la adoración perpetua que hay en España y una de las cuatro que se hallan en la capital.

Y lo que quiere decir eso de la adoración perpetua no es ni más ni menos que en ella el Cuerpo de Cristo permanece ininterrumpidamente expuesto y siempre acompañado por fieles que, perfectamente organizados por turnos, día y noche, no lo dejarán nunca solo.

En Cachito de Cielo, hace ya 10 años, el entonces Arzobispo de Madrid, Rouco Varela, inauguró la adoración perpetua con una misa concelebrada por 12 sacerdotes.

Perteneciente a las Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada, la capilla se sitúa en los bajos de un edificio del siglo XIX y su origen lo encontramos en 1911, cuando la fundadora de la orden religiosa, la beata María Emilia Riquelme y Zayas, consiguió que le cedieran en el edificio un espacio para su construcción, dado que por aquel entonces, merced a la Ley Canalejas, no estaba permitido levantar edificios religiosos de nueva planta.  

Entre Chueca y Salesas, para urgencias espirituales, a cualquier hora del día o de la noche se puede encontrar abierto este lugar.

Etiquetas
Publicado el
1 de diciembre de 2020 - 01:17 h

Descubre nuestras apps

stats