La portada de mañana
Acceder
Felipe VI calla ante el intento de la extrema derecha de patrimonializar su figura
Familias de la concertada reniegan de la campaña contra la Ley Celaá
Opinión – Baladronadas a estribor, por Elisa Beni

Una marea arcoíris contra la homofobia

El sábado 23 de enero se concentraron en Gran Vía (esquina con calle Montera) cerca de trescientas personas en repulsa a los ataques homófobos que se han sucedido en Madrid desde que comenzó el año (siete según el recuento de los convocantes de la movilización, la asociación Arcópoli).

La última de ellas tuvo lugar en nuestro barrio, en la confluencia de las calles Augusto Figueroa y Hortaleza, la madrugada del pasado 11 de enero, cuando una pareja (un hombre y una mujer) agredió brutalmente a dos jóvenes que salían de un local de ambiente al grito de 'panda de gais'.

Una escalada de violencia que llevó al delegado de Seguridad del Ayuntamiento, Javier Barbero, a reunirse con diferentes colectivos y asociaciones LGTB y a adquirir una serie de compromisos contra la LGTBfobia. Este jueves Arcópoli tendrá un encuentro con la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa.

Como es habitual en los actos organizados por Arcópoli (a los que también se sumaron otras asociaciones como COGAM y FELGTB), sobre el pavimento se tendió una gran bandera del arcoíris, símbolo del movimiento LGTB. Con las manos teñidas de rojo en señal de repulsa contra estos delitos de odio que tienen como objetivo al colectivo LGTB, los participantes en la concentración escucharon atentamente el manifiesto.

En él se pedía a la ciudadanía que apoye sus reivindicaciones por los derechos de las personas lesbianas, gais, bisexuales y transexuales, para que cualquier persona, independientemente de su orientación sexual, pueda «vivir libremente con igualdad, seguridad y dignidad garantizadas».

Asimismo, se exigía a las instituciones «una ley de protección integral» y campañas de sensibilización ya que, en más del 70% de los casos, las víctimas de este tipo de delitos de odio no quiere hablar de ello y mucho menos denunciar, por temor a «la incomprensión policial o el miedo a que las agresiones queden impunes».

Al acto acudieron representantes políticos como la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Purificación Causapié, junto a los concejales Ignacio BenitoChema Dávila; y los siete ediles de Ciudadanos en el Consistorio y varios diputados de la formación naranja, con Begoña Villacís a la cabeza.

Etiquetas
Publicado el
25 de enero de 2016 - 18:25 h

Descubre nuestras apps

stats