La portada de mañana
Acceder
Encuesta - Ayuso cosecha el doble de apoyo que Casado entre los votantes del PP
El 'vía crucis' de las inmatriculaciones: 24 años y 35.000 bienes
Análisis - Razones y confusiones en los relevos de los Mossos, por Neus Tomàs

El Ayuntamiento de Madrid eliminará por obras el mural dedicado a Lucrecia Pérez

Mural dedicado a Lucrecia Pérez donde se llevará a cabo el homenaje del próximo sábado

El mural dedicado en Aravaca a Lucrecia Pérez, víctima del considerado primer asesinato racista en Madrid, en el año 1992, está en peligro por el curso de las obras del edificio municipal donde está situado, el antiguo Centro de Mayores de Aravaca (Plaza Corona Boreal). La noticia saltó el pasado 23 de noviembre en una Junta Extraordinaria de Portavoces del distrito de Moncloa-Aravaca y ha suscitado preocupación en el tejido vecinal y asociativo de Aravaca, para quien la plaza y el mural son un lugar central.

El edificio municipal no se utiliza en este momento pero se va a utilizar para hacer un centro para jóvenes con dos salas de lectura y un espacio de coworking. La oposición reclama que se respete la decisión de un Pleno Municipal de 2018 en el que se aprobó por unanimidad destinarlo para la biblioteca municipal de Aravaca con el nombre de Lucrecia Pérez (actualmente no hay ninguna biblioteca pública).

Esther Gómez Morante e Ignacio Benito, concejales de Más Madrid  y el PSOE en Moncloa Aravaca, han remitido una carta conjunta a la concejala-presidenta del distrito (Loreto Sordo Ruiz, del Partido Popular) pidiendo que se mantenga el mural dedicado a Lucrecia Pérez mediante un sistema de protección, como un cristal antivandálico. En la misiva, los representantes políticos piden que, si no fuera posible acometer las obras sin tocar el mural, este se restituya posteriormente en el mismo lugar.

Gómez Morante ha declarado que "el mural de Lucrecia Pérez debe continuar donde está, es un símbolo importantísimo para Aravaca y para Madrid. Desde Más Madrid continuaremos defendiendo que el mural se quede, es un espacio emblemático que le debemos a las víctimas y nos debemos a toda la sociedad para recordar que la intolerancia y el racismo no tienen cabida entre nosotros".

La plaza Corona Boreal era en el momento del asesinato de Lucrecia Pérez lugar de reunión de la incipiente comunidad dominicana de principios de los noventa. El mural se levantó allí en el año 2017, con motivo del veinticinco aniversario del asesinato, y desde entonces se ha convertido en el espacio protagonista de la ofrenda floral que todos los años se lleva a cabo el 13 de noviembre, aniversario del asesinato.

Con motivo del último homenaje público a Lucrecia Pérez, el vocal vecino y participante del movimiento vecinal de Aravaca Alejandro Rodríguez hablaba de la importancia simbólica que el mural ha alcanzado los últimos años:

“Todos los años, desde hace 28, se hace una ofrenda floral que ahora se lleva a cabo junto al mural del antiguo centro de mayores, en la Plaza Corona Boreal. Es un mural que hasta ahora no ha sido vandalizado, que se respeta mucho; e, incluso, el año pasado las flores permanecieron allí como un mes y medio, no fueron recogidas por los servicios de limpieza como en otras ocasiones. Es un acto intenso.”

En la actualidad, hay una iniciativa de la Junta de Distrito para instalar una escultura de la vecina dominicana en la glorieta que lleva su nombre desde 2016. Los grupos municipales de Más Madrid y el PSOE consideran que ambos homenajes son compatibles. Algunos vecinos han manifestado a este medio la intención de organizar movilizaciones para impedir que se tape el mural aunque, se temen, podría ser destruido inminentemente y sin avisar.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats