La portada de mañana
Acceder
Crónica - Catalunya estrena la fase de la distensión, por Neus Tomàs
Pasar a Francia para vacunarse antes
Las cómicas sí hacen buenos chistes

En peligro el aula para niños con trastorno del espectro autista prevista en Almenara

Colegio Público Pío XII, en la calle Delfín

El Colegio Público Pío XII, situado en la calle Delfín (barrio de Almenara) debería contar con un aula TEA (especializada en alumnado con trastornos del espectro autista) de cara al curso 2021-2022 aunque, según fuentes del entorno del centro, se teme que la Dirección de Área Territorial (dependiente de la Comunidad de Madrid) recule a última hora ante las quejas de un grupo de profesores del centro.

Según ha publicado la Comunidad de Madrid, este curso se implementarían en Tetuán el aula del Pío XII y otra en el María Auxiliadora (concertado). Estas aulas vendrían a sumarse a las ya existentes en otros colegios de infantil y primaria del distrito, en el Doctor Federico Rubio y Galí, Ignacio Zuloaga, Jaime Vera, Ortega y Gasset y San Juan Bautista. El aula TEA del Pío XII, por lo tanto, viene a cubrir la necesidad de los vecinos del barrio de Almenara, que es junto con el contiguo de Valdeacederas el único de Tetuán que no tiene ninguna en la actualidad.

Un aula TEA está especializada en alumnado con trastornos del espectro autista. Su aprendizaje precisa de condiciones de aprendizaje concretas, con un diseño de su entorno, una estructuración muy especializada, ayudas visuales y un diseño que atienda a las condiciones ambientales, tales como los ruidos, la luz, la temperatura, las texturas o los olores. Los centros con este tipo de aulas cuentan con personal especializado: un Maestro Especialista en Audición y Lenguaje o en Pedagogía Terapeútica y un técnico educativo o Técnico Superior en Integración Social, así como material didáctico específico

El alumno está escolarizado en el grupo que le corresponde por edad en el centro y su jornada alterna entre el aula de apoyo y las clases habituales, distribuyéndose los tiempos en función de sus progresos y necesidades.

Las razones esgrimidas por la parte del claustro que ha manifestado su desacuerdo con la implantación del aula tienen que ver con que estiman que el día a día en el centro es complicado por tener muchos alumnos con necesidades educativas especiales –en algunos casos sin evaluar para que cuenten como tal, aducen– y un alumnado que, por su origen socioeconómico, presenta desfases educativos. El grupo habría redactado un escrito que fue firmado por trece profesores, mientras que en el colegio hay una treintena larga de docentes.

La implantación contaría con un presupuesto de 30000 euros para acometer las obras necesarias y se dotaría con los técnicos especialistas de rigor. Del aula se beneficiarían tres alumnos, todos ellos pertenecientes a familias de origen migrante (este tipo de aulas no tienen más de cinco alumnos). Se trata de una niña que ya estuvo en el centro y se tuvo que ir a otro, precisamente por la falta de un aula de estas características, y que ahora podría reunirse con su hermano en el centro, así como otros dos niños de primero de infantil, uno de ellos peticionario de derecho de asilo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats