Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La ultraderecha global se vuelca en las elecciones europeas
Las mujeres retrasan la maternidad por la economía y por no encontrar hombres
OPINIÓN | 'Una juventud frustrada', por Enric González

cintillo el consultorio

“Desde hace seis meses tengo una regla muy líquida. ¿Qué puede pasar? ¿Es el anuncio de la menopausia?”

Post1 (1) micromachismos copa

Xusa Sanz

2

Desde hace seis meses tengo una regla muy líquida, como agua coloreada. ¿Qué puede pasar? ¿Es el anuncio de la menopausia? Me hice análisis de sangre y parecía que no, pero tengo la duda de por qué me ha cambiado la regla.

Paloma.

La menstruación es un proceso fisiológico muy complejo y puede ser muy diferente de una mujer a otra. Los cambios significativos en las características de la menstruación, como el que señala Paloma, pueden suceder por muchos motivos, entre ellos, la edad. Conforme pasan los años, nuestro ciclo menstrual se va modificando debido a los cambios naturales que se producen en la producción de las hormonas reguladoras del ciclo menstrual como son los estrógenos y la progesterona. 

En la etapa de la perimenopausia (los años previos al cese definitivo del ciclo menstrual), los ciclos empiezan a cambiar. Por un lado, se pueden alargar o acortar, los sangrados pueden pasar de ser abundantes a escasos, incluso a algunas mujeres, en esta etapa les empieza a doler la menstruación cuando nunca antes habían experimentado sensaciones dolorosas. 

Es importante señalar que no se puede diagnosticar la menopausia a través de una analítica de sangre, aunque sí nos puede dar pistas de si existe alguna alteración hormonal que pueda estar produciendo esos cambios en el sangrado.

Otras causas por las que el sangrado menstrual puede ser más líquido, aparte de los desequilibrios hormonales, son los trastornos de la coagulación, que podrían afectar a la capacidad del organismo para llevar a cabo la correcta coagulación de la sangre y producir un sangrado más líquido. También los cambios en el estilo de vida podrían afectar a las características del sangrado, por ejemplo, cambios en la alimentación que hayan podido desencadenar carencias, como el déficit de hierro o la falta de nutrientes, o la práctica de ejercicio físico muy intenso; la deprivación de sueño o un descanso insuficiente también podrían afectar a la cantidad y características del sangrado menstrual. 

No debemos olvidar que los niveles elevados de estrés pueden modificar los niveles hormonales y como consecuencia, producir cambios en el sangrado. El estrés puede ser físico (dormir poco, realizar demasiado ejercicio, intervenciones quirúrgicas, etc) o puede ser también emocional (rupturas de pareja, estrés laboral, pérdidas de un ser querido...) y energético (ingesta insuficiente de energía a través de la dieta).

Por supuesto, se debería descartar la existencia de infecciones que pudieran estar produciendo estos cambios en el sangrado, como las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) o ciertas enfermedades como los procesos oncológicos.

El ciclo menstrual, como hemos explicado, es un proceso complejo y cualquier suceso interno o externo puede cambiar sus características, incluidas los patrones de sangrado.

Etiquetas
stats