eldiario.es

9

MOTOR

Lexus: 30 años de devoción por el lujo y la tecnología

En España, la oferta de la marca japonesa se compone de 10 modelos dotados de tecnología híbrida y disponibles al mismo precio que sus equivalentes diésel, estrategia que le está procurando buenos resultados

Las distintas generaciones de los modelos más emblemáticos de Lexus.

Las distintas generaciones de los modelos más emblemáticos de Lexus.

A la marca japonesa Lexus se le da bien conciliar extremos. Desde 1989, ha sabido hacer coches al mismo tiempo estables y confortables, rápidos y eficientes, atractivos y funcionales; también combinar el trabajo artesanal de sus maestros takumi con la más avanzada tecnología, especialmente la de las motorizaciones híbridas que lleva vendiendo desde 2004. La firma de lujo del grupo Toyota está rememorando todo este extenso historial de éxitos (y algún tropezón) en un revival por su 30 aniversario en el que ha invitado a la prensa especializada a probar y recordar algunos de sus modelos históricos.

Pocos daban un duro por Lexus como hipotética rival de las tradicionales marcas alemanas de vehículos premium (que entonces no se llamaban así) mientras, en el transcurso de los años 80, una legión de 1.400 ingenieros trabajaba sin descanso para hacer realidad el deseo expresado por el entonces presidente de Toyota, Eiji Toyoda: “Hagamos el mejor coche de lujo del mundo”. Seis años después de la formulación de este desafío, y tras invertir un millón de dólares, construir 1.000 prototipos de motores y 450 vehículos de prueba y recorrer con ellos 4,4 millones de kilómetros, por fin pudo presentarse en 1989 el fruto de tanta tarea: el Lexus LS 400, presente también en la concentración celebrada días antes en Villafranca del Penedés.

Con este modelo señorial se produjo el desembarco del nuevo fabricante en Estados Unidos, donde tardó poco tiempo en crear un nicho de mercado junto a los que ocupaban BMW, Mercedes, Audi y las marcas de lujo locales. Como suele ocurrir en estas ocasiones, el secreto del éxito tuvo tanto que ver con la calidad del producto que se ofrecía como con el acierto de marketing relativo a la marca. El objeto del proyecto secreto Circle F que encabezaba el ingeniero Ichiro Suzuki pudo haberse conocido como Alexis y más tarde como Lexis, entre otras denominaciones, pero no habría disfrutado seguramente de la misma fortuna si alguien no hubiera tenido la atinada idea de bautizarlo con el más sonoro y sugerente Lexus.

Se dice que cada uno de los 12 takumis que trabajan en la compañía precisa una experiencia previa de 25 años y ha de ser capaz de componer una figura de origami (un gato, concretamente) en menos de 90 segundos, y eso con su mano mala. Lexus considera a estos profesionales/artistas que inspeccionan –manual y visualmente– cada detalle del coche uno de sus valores clave, a la altura de otra de sus señas distintivas, la hospitalidad para con el cliente, un concepto a la que la cultura japonesa alude con el término omotenashi.

El primer Lexus LS con el LC en segundo término.

El primer Lexus LS con el LC en segundo término.

Entre los hitos que han jalonado la trayectoria de la firma nipona destacan iniciativas como la que prescribía, desde su lanzamiento, que los clientes dispusieran de dos revisiones de mantenimiento gratuitas, algo que se ha generalizado solo muchos años más tarde. En 1997 nacía el que cabe considerar el primer SUV de lujo, el RX 300, y en 2004 esta misma fórmula se completaba con la llegada de la tecnología híbrida en el RX 400h. El año 2011, cuando la marca volvía a tomar aire después del trienio negro comprendido entre el estallido de la crisis financiera global y el terremoto de Fukushima, trajo un acertado giro de diseño cuyo embajador fue el nuevo GS y su doble punta de flecha en el frontal, que otorgó atractivo a unos automóviles de línea considerada hasta entonces sosa.

Si algo hace reconocible la gama de Lexus es su apuesta por la tecnología híbrida, heredada de la casa madre Toyota, que la había abrazado fervientemente unos años antes con el lanzamiento del Prius, y actualmente en su cuarta generación. Nadie podía imaginar en 2011 el inmenso acierto que iba a suponer, sobre todo a partir del escándalo de las emisiones cuatro años posterior, el abandono del diésel en favor de esos motores híbridos que desde entonces son los únicos que comercializa en mercados como el español.

De 2012 a 2019: multiplicando por cinco las ventas en España

En sus 30 años de historia, Lexus ha vendido 1,6 millones de híbridos en todo el mundo. En España, su oferta se compone de 10 modelos dotados de esta tecnología y disponibles al mismo precio que sus equivalentes diésel, estrategia que le está procurando buenos resultados. Así las cosas, mientras las ventas en el segmento premium se contraen, la marca no solo resiste, sino que espera terminar 2019 habiendo cumplido el objetivo que se había marcado para un año más tarde: alcanzar las 10.000 entregas, muy lejos, para su bien, de las 1.800 que registró en 2012.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.