La portada de mañana
Acceder
El ingreso mínimo solo llega a un tercio de los hogares previstos un año después
Ferraz redobla la presión sobre Susana Díaz para que dimita ya
Opinión - Meterse en un jardín, por Esther Palomera

Sobre este blog

Aprovechando la celebración del Mundial de Rusia lanzamos este blog para contar las historias más curiosas o desconocidas de los mundiales: política, literatura, algún test de conocimientos, economía y algo de fútbol.

El perro que recuperó la Copa del Mundo

Sobre este blog

Aprovechando la celebración del Mundial de Rusia lanzamos este blog para contar las historias más curiosas o desconocidas de los mundiales: política, literatura, algún test de conocimientos, economía y algo de fútbol.

El trofeo de la Copa del Mundo ha tenido dos vidas y dos formas. La primera, que duró hasta 1970, era un alegoría de Niké, la diosa griega de la victoria, sujetando una copa octogonal. Se llamaba trofeo Jules Rimet en honor al presidente de la FIFA de 1921 a 1954 e impulsor del torneo. Estaba compuesto por plata y chapado en oro con una base de lapislázuli y un peso total de 3,8 kilos. El galardón fue entregado a Brasil en 1970 de forma definitiva tras lograr el tercer campeonato, tal y como estipulaban las normas. Desde 1974 se entrega el “trofeo de la Copa Mundial de la FIFA” que representa a dos figuras humanas sujetando un globo terráqueo. 

El primer trofeo vivió varias peripecias antes y después de acabar en manos de los brasileños de forma definitiva. En 1966 Inglaterra se prepara orgullosa para albergar el Mundial. El fútbol volvía a casa y en los meses previos al torneo se realizó una exposición publica del trofeo en Londres.

Descubre nuestras apps