Los teatros de la Región acusan los cambios de normativa de Salud: "De un día para otro bajaron el aforo a 100 personas"

Patio de butacas de el Auditorio y Palacio de Congresos de El Batel

El Gobierno de la Región de Murcia ha limitado a un máximo de 100 personas el número de asistentes para un gran número de actividades -incluidos teatros y auditorios- en la segunda oleada de la pandemia, según se publicó en el BORM el pasado 4 de septiembre. No obstante, dicha cifra se puede ampliar hasta un máximo de 400 personas cuando se realice una valoración del riesgo y los organizadores y promotores de esos actos elaboren un Plan de contingencia que sea validado por la Consejería de Salud. “Dicha validación quedará supeditada a la situación epidemiológica concreta de cada municipio en el momento de la petición y a las características del tipo de acto o evento propuesto", dice la normativa. Esta limitación de aforo en eventos culturales ha generado un enorme malestar entre los profesionales del sector.

Desde que se celebrara el primer concierto al aire libre en la ciudad de Murcia el pasado 6 de junio no se ha registrado ningún contagio vinculado a eventos culturales. Juan Antonio Lorca, director general del ICARM -Instituto de las Industrias Culturales y las Artes de la Región de Murcia-, en declaraciones a este medio, asegura que la aplicación de las medidas higiénico sanitarias en actividades culturales ha sido ejemplar, “la Cultura ha dado ejemplo”, apunta. Aún así, las cancelaciones y aplazamientos de espectáculos han sido frecuentes este verano en todo el país. El director de escena y dramaturgo Miguel del Arco sintetizó esta desazón en redes sociales: “Volando a Mallorca en un avión lleno hasta la bandera para hacer un bolo en el teatro Principal con un aforo que no llega al 20%, ¿alguien me lo puede explicar?”.

De los 45 municipios de la Región de Murcia, muchos cuentan con teatro o auditorio que supera con creces las 100 localidades y su programación regular depende, en gran medida, de lo recaudado en taquilla. A su vez, el tejido empresarial vinculado a las artes escénicas necesita este circuito para subsistir. Tanto es así que, en la reciente convocatoria del ICARM para el Circuito Profesional de Artes Escénicas y Música de la Región de Murcia en 2021, “se han inscrito el triple de compañías y profesionales con respecto a la edición anterior”, señala Juan Antonio Lorca, que anima a los directores y gestores de teatros y auditorios municipales “a elaborar ya el Plan de contingencia y remitirlo a Sanidad. Ellos son los que mejor conocen los puntos fuertes de sus instalaciones para elevar el número de espectadores”.

"La cultura es segura"

Las empresas UTE Gestipolis GH y Sonora Producciones S.L., a cargo de la gestión del Auditorio y Palacio de Congresos El Batel, en Cartagena, han realizado alrededor de doce actividades este verano con un aforo de 200 personas. “No hemos tenido constancia de ningún brote o contagio en nuestros eventos. Nuestra propia experiencia indica que la cultura es segura. No es un mero lema, es la realidad. La gente sale contenta, nos dicen que se aplican unas medidas que no han visto en otros sitios”, señala Juan Carlos Vélez, programador del auditorio.

La nueva normativa les afecta “muchísimo”. La previsión de ingresos del próximo trimestre se elaboró atendiendo a una ocupación de 200 personas -la capacidad de la sala principal de El Batel es de 1.401 espectadores- y “de un día para otro nos dicen que bajamos a 100”, apuntala Vélez. Por si esto fuera poco, el aforo real es menor. Según la Orden de la Consejería de Salud, el aforo máximo permitido -100 personas- incluye personal técnico, regiduría y servicio de limpieza. Lo cual, añade Vélez, “con el control sanitario necesario, ahora mismo, son como mínimo diez empleados en sala. La semana pasada tuvimos que cortar la venta de entradas al llegar a 90 y la demanda era mucho mayor”.

Desde el equipo gestor de El Batel se está trabajando en la elaboración de un Plan de contingencia que permita aumentar el aforo. En la práctica surgen dos problemas añadidos. Por un lado, la validación por parte de la Consejería se puede producir hasta una semana antes del evento cultural, lo que deja al promotor sin margen para la venta de entradas. Además, comenta Vélez, “aún no sabemos si debemos presentar un Plan de contingencia por cada espectáculo o será validada la programación trimestral”, y añade, “¿por qué nos lo han pedido? Ellos sabrán, nosotros trabajamos para llegar al aforo de 250 a 300 localidades que cumple holgadamente la normativa de distancia de seguridad”.

Alerta Roja #HacemosEventos

Desde el ICARM se puso en marcha, en respuesta a la crisis sobrevenida con la COVID-19, el Plan CREA del que forman parte las comisiones técnicas compuestas por profesionales de cada sector cultural. Se contemplan dos escenarios, asegura el director general, “seguir y mejorar el plan establecido si contamos con aforos suficientemente importantes” y si no es así, “el Plan CREA es flexible y plantearemos un nuevo paquete de medidas. Lo importante es que ninguna compañía eche la persiana”.

Bajo el lema Alerta Roja #HacemosEventos, el próximo 17 de septiembre, de forma simultánea en muchas ciudades de España, se ha organizado una movilización a cargo de el Movimiento Unificado del Sector de los Espectáculos y Eventos, donde se encuentra la Asociación Murcia Técnica del Espectáculo para denunciar la insostenible situación del sector.

La Mesa de Las Artes Escénicas de la Región de Murcia, compuesta por las asociaciones MurciaaEscena (Asociación de Empresas Productoras de Artes Escénica de la Región de Murcia), UARM (Unión de Actores y Actrices), DREM (Asociación de Dramaturgos) y DEMurcia (Asociación de Directores Profesionales), ha hecho público un manifiesto de “apoyo total” a la movilización.

Etiquetas
Publicado el
16 de septiembre de 2020 - 10:08 h

Descubre nuestras apps

stats