Ganaderos de Lorca asaltan un edificio municipal y suspenden un pleno contra las macrogranjas porcinas

Momento en que los manifestantes irrumpían en el Ayuntamiento de Lorca

Erena Calvo


40

El Ayuntamiento de Lorca había convocado un pleno este lunes para votar una moción sobre la nueva ordenación urbanística para las granjas y macrogranjas porcinas, y que iba a ser aprobada con los votos del PSOE, Cs e IU. Minutos antes de su celebración, a las diez de la mañana, ganaderos del municipio se han reunido a las puertas del Consistorio para protestar por las medidas contenidas en la moción y que establecen la distancia de estas instalaciones porcinas respecto al casco urbano y espacios naturales, y algunos de ellos –hasta una treintena– se han saltado el cordón policial, colándose en las dependencias municipales donde se iba a celebrar el pleno y protagonizando momentos de alta tensión, según ha podido saber este periódico de testigos presenciales.

Entre los exaltados había ganaderos locales, socios de asociaciones ganaderas municipales y empresas afines, cuentan las mismas fuentes, que apuntan a que en el momento del asalto a las dependencias municipales “los jefes de los colectivos de ganaderos se encontraban reunidos con el alcalde Diego José Mateos”. Entre los manifestantes, cifrados en medio millar, “se encontraban también las alcaldesas del PP de Puerto Lumbreras y Fuente Álamo, y desde el PP de Lorca estaban alentando a los ganaderos a actuar como han hecho, asomándose por las ventanas y congratulándose de la que se estaba formando”.

“Nos han tenido que escoltar para poder abandonar la sala”, habla al otro lado del teléfono Pepe García, de Stop Cebaderos cerca de casas en Lorca, que había acudido esta mañana (por la del lunes) como público al pleno junto a representantes de otras organizaciones que luchan por alejar las instalaciones porcinas del núcleo urbano. “Las actuaciones de los ganaderos han sido desproporcionadas, y están motivadas por una falsa información del PP, Vox y personas con intereses particulares, que ha lanzado un mensaje de que se habían modificado algunos puntos de la moción, pero ya se había debatido el año pasado y hoy solo se votaba”.

La moción contempla que las nuevas explotaciones de ganado porcino, cualquiera que sea el grupo de clasificación a que pertenezcan, no puedan instalarse a menos de 1.500 metros del suelo urbano del núcleo de Lorca, de los núcleos de pedanías, colegios, centros de salud y consultorios médicos; ni a menos de 500 metros de manantiales o fuentes naturales catalogadas o a menos de 100 metros de ramblas o cauces recogidas en el Inventario de Cauces de la Región de Murcia, entre otras medidas.

El alcalde de Lorca, el socialista Diego José Mateos, ha comparecido tras los incidentes para condenar lo que ha considerado un “atentado a la democracia; hoy es un día triste porque se ha intentado agredir y coaccionar la libre deliberación del máximo órgano de representación municipal de Lorca”. Diego José Mateos ha mostrado su repulsa “por las personas que han invadido a la fuerza el Ayuntamiento enfrentándose a la policía para imponer sus ideas” y ha explicado que se ha suspendido el pleno porque “las fuerzas de seguridad del Estado no podían asegurar la seguridad de concejales, trabajadores y otros usuarios”. El alcalde de Lorca ha apuntado que “se están realizando las diligencias oportunas para determinar si hay detenciones”.

“Hace años que se está poniendo el foco sobre la legalidad de estas instalaciones, las concesiones de permisos, el uso que hacen del agua, está todo manga por hombro y el sector ganadero no quiere que metan mano”, se queja Pepe García, quien añade “que hemos acudido muchas veces ya con todos estos dosieres a la Fiscalía pero los poderes fácticos son los que son”.

En este sentido, el primer edil de Lorca ha recordado que en 2020 se acordaron una serie de distancias y posibilitar la convivencia del sector ganadero porcino con los vecinos, especialmente de pedanías “porque veíamos injusto que un vecino de La Paca, La Hoya o Almendricos tuviera una granja a mil metros y otro del centro del núcleo urbano lo tuviera a 1.500; y veíamos injusto que un niño que va a un colegio en pedanías tuviera la granja a menos distancia que un niño que está escolarizado en la ciudad”.

La Asociación de Empresarios Ganaderos de Lorca (Acega) había organizado una manifestación este lunes que tenía previsto recorrer la avenida Juan Carlos I de Lorca hasta el Centro de Desarrollo Local, y preveían desplazarse con sus vehículos por algunas vías del municipio para terminar recorriendo a pie el último tramo, en una marcha que contaba con el apoyo de la Federación de Cooperativas Agrarias de la Región de Murcia (Fecoam), PP y Vox.

Otra vuelta de tuerca

Paco Román, presidente de Adespo Lorca (Agrupación de Defensa Sanitaria de Ganado Porcino), asegura que hay parte de los acuerdos que se habían alcanzado el año pasado que no constan en la moción que se votaba hoy (por este lunes) aunque no ha querido entrar al detalle y se ha limitado a explicar que “hay cuestiones lesivas para nosotros, referentes por ejemplo al cumplimiento de la legislación medioambiental que nos está ahogando, nosotros cumplimos con la normativa, la nacional y la regional, pero también las autoridades competentes locales han dado otra vuelta de tuerca”.

Los ganaderos critican que el Ayuntamiento no va a cumplir el acuerdo al que llegaron en julio de 2020, endureciendo las medidas aprobadas en aquellos momentos, que ya limitaban la concesión de licencias y establecía unas distancias mínimas de las instalaciones porcinas con los núcleos urbanos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats