Región de Murcia Blogs y opinión

Sobre este blog

Murcia y aparte es un blog de opinión y análisis sobre la Región de Murcia, un espacio de reflexión sobre Murcia y desde Murcia que se integra en la edición regional de eldiario.es.

Los responsables de las opiniones recogidas en este blog son sus propios autores.

La mediación ha muerto, que viva la mediación

La mediación bancaria, una alternativa al colapso judicial aún por explotar

Para quien esto lea, es necesario presentar algunos parámetros de quien esto escribe.

Soy mediador, colaboro voluntariamente, al igual que el resto de los mediadores, con la Unidad de Mediación Intrajudicial de Murcia. Cuerpo y alma, corazón y mente los he entregado a esta desconocida e ignorada profesión.

Luego de cinco años trabajando en el medio en los que me ronda insistentemente el síndrome del "quemado" me surgen una serie de preguntas: ¿Por qué trabajar por una cultura de Paz (que no es ausencia de conflicto) resulta tan complejo?

En declaraciones al periódico La Verdad, Miguel Pascual de Riquelme dijo: "…diversos estudios apuntan a que la influencia negativa de un sistema judicial ineficaz afecta a hasta 4 o 5 puntos del Producto Interior Bruto (PIB). Tomando este cálculo de base, Pascual del Riquelme aseguró que las ineficiencias de la Justicia pueden generar cada año en la Región unas pérdidas de hasta unos 1.500 millones de euros -un montante similar al del gasto regional en educación-. La Región de Murcia no puede permitirse el lujo de tener una Justicia demasiado lenta, que desincentive la creación de valor o el número de transacciones de nuestra economía regional".[1]

¿Por qué si desde las más altas esferas se acepta que la Justicia es lenta (16.4 meses de media para resolver una disputa comercial)[2] y el enorme daño que ello representa para la economía, no nos ha sido posible la implementación de una oficina de mediación Intrajudicial que podría haber resuelto gran parte del atasco que hoy soportan los juzgados?

La Unidad de Mediación Intrajudicial, actualmente vigente, es un proyecto piloto que comenzó en el año 2013 pero que no evolucionó al siguiente estado sino que, luego de casi siete años, se mantiene en esa fase. Sus mediadores, son todos voluntarios y trabajan para la unidad un día a la semana.

En el año 2018 han resuelto 134 casos, cifra irrelevante frente a los 192.305[3] casos que ingresaron a los juzgados en el mencionado año.

Los casos más complejos, requieren del mediador entres seis y siete semanas. Pero los casos más simples entre dos y tres horas. Este tipo de casos, están contemplados en la ley 5/2012 como Método Abreviado de Mediación. Un mediador que pudiera trabajar los cinco días de la semana, sería capaz de resolver unos 400 casos por año. Y éste sí es un número que impresiona porque representa el 45 por ciento de los casos que resuelven anualmente los juzgados más efectivos de Murcia (900 casos/año. Molina, 1 de San Javier y 3, 5 y 6 de Lorca)[4]

Tocar la puerta de un juez, nos cuesta a la sociedad 2.097 euros, el abogado costará 5.918€, en total 8.015 euros [5].

La mediación, de media, podría costarnos 1.833 euros.

La duración media para resolver un litigio en los juzgados es de 510 días.

La duración media de una mediación es de 50 días [6]. Entonces ¿Por qué elegimos litigar?¿Tan difícil es poner en marcha una unidad de mediación o promover la mediación extrajudicial?

Resumiendo a Sara Cobb [7]: "Las reglas que gobiernan el desarrollo de las disputas en un juzgado, definen claramente las narrativas que pueden incluirse y cuales deben descartarse. Son estas mismas reglas las que no permiten un discurso de consenso porque están diseñadas para la confrontación, para el antagonismo, para las acusaciones, las negaciones, justificaciones y excusas. Es inevitable que esto lleve a más de lo mismo. De esta manera, las narrativas de los juzgados no reparan lazos rotos, ni atenúan el trauma de la violencia. Por el contrario, las narrativas de los juzgados son reduccionistas, acusatorias y generadoras de conflictos".

Entonces, si la narrativa de los juzgados apenas resuelve el litigio y genera más conflicto, es mas el daño que produce que las soluciones que aporta ¿No sería mejor y más eficiente resolver los conflictos familiares en la intimidad de la familia, con la ayuda de un mediador, antes que ventilar nuestras intimidades en un juzgado?

¿Y si en lugar de mas jueces, intentamos con mas mediadores? La mediación no es un método alternativo de resolución de conflictos, la mediación también es Justicia.

La mediación no ha muerto, goza de muy buena salud, por mucho que le pese a quienes no creen que la paz sea posible.

Al fin y al cabo, tampoco creen en la humanidad.

Sobre este blog

Murcia y aparte es un blog de opinión y análisis sobre la Región de Murcia, un espacio de reflexión sobre Murcia y desde Murcia que se integra en la edición regional de eldiario.es.

Los responsables de las opiniones recogidas en este blog son sus propios autores.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
21 de junio de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats