Las denuncias por violencia de género entre jóvenes pasan de 145 en 2003 a 487 el año pasado en Navarra

Jóvenes en una manifestación feminista. | JOAQUÍN GÓMEZ SASTRE

El Instituto Navarro de Deporte y Juventud (INDJ), ha presentado el Diagnóstico de la juventud en Navarra 2018. El estudio comprende análisis temporales de 50 indicadores relacionados con diferentes cuestiones como la salud, educación, economía, vivienda, familia, seguridad, valores y otros aspectos de la vida de este sector de la población. Uno de los más destacables es el de las denuncias por violencia de género, que han aumentado desde 145 en el año 2003, a 487 en el año 2017.

Al mismo tiempo, la edad media de la denunciante pasa de 24,4 años en 2003 a 21,7 en 2017. En el caso del hombre joven denunciado, pasa de 25,8 años en 2003 a 23,7 años en 2017. Con todo, los y las jóvenes navarros consideran la violencia contra las mujeres como “muy grave” o “grave” en un 89,6% en el caso de las mujeres y en un 88,3% en el de los hombres. Además, un 56,5% de la población joven navarra afirma conocer algún caso de violencia contra las mujeres en alguno de sus entornos más directos (amistades, familia, trabajo o comunidad).

También relevantes resultan los datos relacionados con la tasa de desempleo en la población joven (16-30 años), que experimentó una tendencia ascendente desde el año 2007 hasta 2013, pasando del 8,46% al 36,32%. Es a partir del 2014 cuando la tasa de desempleo juvenil desciende progresivamente, hasta que en 2017 se queda en el 21,20%.

Los contratos laborales de los y las jóvenes en la Comunidad Foral de Navarra se caracterizan por ser mayoritariamente temporales durante el periodo de tiempo analizado (2011-2017) . Desde el año 2013, coincidiendo con la reforma laboral, se da un considerable aumento de este tipo de contratos sobre los de tipo indefinido. Para el año 2017, los temporales suponen el 60,5% del total en la población joven empleada en Navarra.

En picado desciende la tasa específica de nupcialidad en el periodo analizado (2005-2017). En concreto, en estos 13 años se ha pasado de 17,02 personas jóvenes que contraen matrimonio por cada mil jóvenes en 2005, a 9,16 en 2017, lo que supone una reducción de más del 85%.

Demografía, salud y educación

En lo que se refiere a la Tasa Demográfica (porcentaje representativo sobre el total de la población), la juventud en Navarra ha seguido una tendencia decreciente, pasando de ser el 22,15% en el año 2005 al 17,03% en el año 2017, si bien parece mantenerse estable en torno a este 17% desde 2015. La maternidad tardía y las bajas tasas de fecundidad parecen apuntar a una mejoría a corto plazo.

La proporción de jóvenes de Navarra (15-29 años), residentes en el extranjero ha ido en progresivo aumento (pasando de ser del 2,4% en 2009, al 5,9% en 2017), mientras que se ha reducido el número de personas jóvenes extranjeras residentes en Navarra, pasando de un 20,9% en 2009, a un 13,2% en 2017.

Por zonas geográficas, la población joven de Navarra se caracteriza por su elevada concentración en la zona centro de Navarra (Pamplona / Iruña y Comarca), que concentra más del 57% del total de la población de entre 15 y 29 años. El resto de población joven se distribuye en Tudela (13,58%), Noroeste (7,77%), Ribera Alta (9,22%), Tierra Estella (5,22%), Navarra Media Oriental (4,69%) y Pirineo (1,80%).

En materia de Salud, la tasa de mortalidad juvenil desciende considerablemente desde el año 2005 hasta 2016 (24,2 muertes por cada cien mil jóvenes), sobre todo gracias al importante descenso de muertes por causas externas, que aun así suponen el 64% de la mortalidad juvenil. Las principales causas externas de muerte entre el colectivo joven en Navarra son los accidentes de tráfico y el suicidio.

En lo que se refiere a la Educación, la Comunidad Foral se sitúa en segundo lugar respecto a la tasa de población joven de entre 25 y 29 años con un nivel educativo de educación post-Secundaria (50,3%) teniendo en cuenta la media calculada para el periodo 2005-2017.

En cuanto a la tasa de abandono educativo temprano, en el curso académico 2016/2017, ésta se sitúa en el 11,3% del total de la población entre 18 y 24 años, y es mayor en los hombres (14,1%) que en las mujeres (8,3%).

Según los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida de 2016 del Instituto de Estadística de Navarra (Nastat, 2016), la población joven de entre 15 y 24 años que afirma tener “algo” o “bastante” conocimiento de inglés es del 86%. En cuanto al euskera, este mismo porcentaje se sitúa en un 42% de la población joven (15-24 años). Respecto al grupo de edad de 25 a 34 años, el 32% dice conocer “algo” o “bastante” euskera y el 68% inglés.

Vivienda

Por otro lado, la Tasa de Emancipación entre la juventud (18-34 años) en Navarra, se sitúa en el 45,3% en 2017. Esta tasa se ve muy determinada por el grupo de edad comprendido entre 25 y 34 años. Considerando a la población joven de entre 16 y 29 años, la tasa de emancipación se reduce considerablemente, situándose en un 28,3%.

El alquiler es la principal forma de acceso a la vivienda elegida por la juventud, especialmente entre los y las jóvenes de menos de 29 años (un 68% se inclina por esta opción). Este porcentaje se reduce hasta el 45,7% en el grupo de edad comprendido entre 30 y 34 años.

La tasa específica de fecundidad en mujeres jóvenes (15-29 años) residentes en Navarra desciende progresivamente desde 2008, año en el que se alcanzó la cifra más alta desde 2005 (36,7 nacimientos por cada mil mujeres jóvenes). En 2015 y el 2016, la tasa se mantiene estable con 28 nacimientos por cada mil mujeres jóvenes.

Valores, actitudes e ideología

La participación de la juventud en las tareas domésticas sigue un modelo tradicional de división del trabajo en función del sexo. Las jóvenes navarras dicen participar en un mayor porcentaje que ellos. Además, según la opinión de los y las jóvenes, estas se sitúan “peor” que los hombres en aspectos económicos y laborales.

Cuando se habla de diversidad, la juventud en Navarra se muestra notablemente tolerante. El 93,6% de la juventud dice no tener problema a la hora de vivir en un barrio con migrantes, y el 78,5% aceptaría casarse con una persona migrante.

No obstante, un porcentaje considerable de población joven afirma sentirse o haberse sentido “tratada injustamente” por otras personas. El principal motivo por el que las mujeres afirman haber sido “tratadas injustamente” es por razón de sexo (32,1%). Por otro lado, la razón de “trato injusto” que los hombres jóvenes destacan es la edad, así lo considera el 19,2% de ellos.

Finalmente, la orientación política de la juventud en Navarra se sitúa en una media de 4 dentro de una escala del 1 al 10, donde 1 es la “extrema izquierda” y el 10 es la “extrema derecha”. Estos datos pueden interpretarse como que la posición política de los y las jóvenes es la de “centro izquierda”, aunque el interés por la política es considerablemente bajo (al 69% le interesa “poco” o “nada”), al igual que el nivel de confianza en las instituciones públicas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats