El Gobierno de Navarra buscará restringir la publicidad institucional a quienes difundan mensajes homófobos

Manifestante durante las movilizaciones con motivo del Orgullo LGTBI en Zurich, Suiza.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha avanzado este martes que su Ejecutivo trabaja actualmente en una modificación legislativa que pretende restringir la colaboración y la publicidad institucional "con aquellas entidades, asociaciones y medios de comunicación que difundan contenidos homófobos, lesbófobos, o tránsfobos”. Así lo ha adelantado durante la inauguración en Pamplona de la nueva sede central de Kattalingune –el servicio público de atención a la diversidad sexual y de género-, impulsado a través del Instituto Navarro para la Igualdad (INAI).

En la apertura de las nuevas instalaciones, ubicadas en la calle Fuente del Hierro, la presidenta navarra ha explicado que con esta reforma se busca lograr lo que ya consiguieron otras modificaciones legislativas que acabaron con los anuncios de explotación sexual. En su visita, acompañada del vicepresidente primero Javier Remírez, Chivite ha afirmado que el Gobierno de Navarra "actuará como escudo de las personas LGTBI+ y no permitirá un retroceso en los derechos alcanzados". Además, se ha dirigido a los diferentes colectivos que defienden la diversidad sexual en la comunidad foral y les ha agradecido su "labor social y lucha incansable frente a la intolerancia, el miedo y el odio". "No estáis solos, tenéis en el actual Gobierno un aliado. El avance de derechos es más fácil cuando las instituciones y entidades sociales vamos juntos", ha manifestado.

Según ha detallado en una nota el Gobierno foral, en la reforma de las nuevas oficias el Ejecutivo ha invertido de 323.958 euros. Con esta actuación se pretende mejorar la atención prestada y ofrecer un espacio "seguro y amable" donde poder atender a los usuarios del servicio. Además de este local, el servicio cuenta con otras dos sedes, una en Tudela que da cobertura a toda la zona de la Ribera desde 2018; y otra en Sakana, que cuenta con dos oficinas itinerantes en Irurtzun y Lakuntza, desde donde se da servicio a toda la zona noroeste de Navarra desde 2020. La intención del Ejecutivo foral es abrir otra sede en 2022 para extender el servicio en Navarra, según detalla en la nota.

Además, la inversión pública en este servicio ha crecido un 12% en el último año. En 2020 la partida presupuestaria destinada al convenio de Kattalingune fue de 150.00 euros, frente a los 172.000 euros de 2021. En relación al primer convenio firmado en 2016, con 40.000 euros, supone un incremento del 430%, lo que, entre otras cosas, han permitido extender el servicio a otros puntos del territorio foral.

Un total de 247 atenciones en el primer trimestre

Durante el primer semestre de 2021, Kattalingune ha llevado a cabo 247 atenciones. Hasta 90 fueron de carácter informativo, 126 correspondieron a asesoría sexológica y 31 a asesoría jurídica. Por otro lado, un total de 1.003 personas participaron en difusiones con profesionales en las que se ofrecen herramientas y recursos clave para que puedan incorporar la perspectiva LGTBI en su trabajo.

Kattalingune también cuenta con un servicio de atención a colectivos, grupos y proyectos con contenido LGTBI que, en el primer semestre de 2021, ha realizado 21 atenciones.

 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats