Navarra aprueba la limitación de instalar nuevas macrogranjas hasta mayo de 2023

Macrogranja de Caparroso, en Navarra

No se podrán instalar ni ampliar granjas con más de 1.250 vacunos -conocidas como macrogranjas- en Navarra, al menos, hasta el 30 de mayo de 2023. Así lo ha aprobado este jueves el Pleno del Parlamento con los votos a favor de PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu e I-E y el voto en contra de Navarra Suma. Se trata de una modificación de la Ley Foral 11/2000 de Sanidad Animal de Navarra, aprobada hasta que se estipule una Ley que determine los requisitos que tienen que tener las macrogranjas en el territorio.

Una sentencia tumbó en 2020 el intento del Gobierno de Navarra de limitar las macrogranjas

Una sentencia tumbó en 2020 el intento del Gobierno de Navarra de limitar las macrogranjas

La Ley, impulsada por PSN, Geroa Bai y Podemos-Ahal Dugu, tiene por objeto establecer una moratoria para que, mientras se tramita un proyecto de Ley llamado a reformar la Ley Foral 11/2000 de Sanidad Animal en Navarra, “no se admitan solicitudes ni se concedan autorizaciones para la instalación de explotaciones ganaderas de vacuno con una capacidad superior a 1.250 Unidades de Ganado Mayor (UGM). Tampoco para ampliaciones que conduzcan a una explotación resultante mayor de los 1.250 UGM”.

Esta modificación viene después de que el pasado 3 de marzo, Navarra Suma y EH Bildu tumbaran la propuesta y de que en 2020 la Justicia tumbara el decreto foral por el que el Gobierno de Uxue Barkos limitó las explotaciones ganaderas a 1.250 reses “con el objetivo de mitigar el riesgo de difusión de enfermedades, facilitando la actuación destinada a su control y erradicación en caso de detectarse un foco de enfermedad”. En la sentencia, los magistrados señalaron que no está demostrado que limitar el número de reses evite la difusión de enfermedades y mejore la salud de los animales, y además sostuvieron que la norma iba en contra del libre mercado y de la libertad de las empresas.

“Blindar nuestro territorio de un modelo de explotación ganadera que es perjudicial no solo para el conjunto de Navarra, sino para el propio sector por el impacto social, económico, medioambiental y de sanidad animal. El sector agrario busca el camino hacia producciones cada vez más sostenibles y necesita de la acción legislativa de esta Cámara para arropar ese modelo de ganadería sostenible”, ha argumentado el parlamentario de Geroa Bai para defender la proposición.

Para el parlamentario de PSN, Javier Lecumberri, la aprobación de la moratoria da tiempo “para alcanzar acuerdos mientras sale la normativa estatal” y ha insistido en que la ganadería intensiva y la extensiva “son compatibles, y tan importante es una como la otra, siempre bien reguladas y con una limitación”.

A diferencia de lo que ocurrió con la aprobación de la Ley el pasado 3 de marzo, este jueves EH Bildu ha respaldado la moratoria. Sin embargo, su parlamentario, Adolfo Araiz, ha criticado que se trata de una forma de “lanzar la pelota un año más” y que el hecho de que el pasado marzo no llegaran a aprobar la Ley completa supone “la incapacidad” del Gobierno de Navarra “para lograr una mayoría”. “Esperemos que en este año seamos capaces de buscar una solución”, ha concluido en su intervención.

Tanto Podemos-Ahal Dugu, como Izquierda-Ezkerra -que en la votación de marzo se abstuvo-, han mostrado su apoyo a la proposición de Ley. La parlamentaria de Podemos, Ainhoa Aznárez, ha indicado que se trata de una decisión “en aras de que lleguemos a un acuerdo importante” para evitar que Navarra se convierta “en un Las Vegas de las macrogranjas”. Mientras que la portavoz de I-E, Marisa de Simón, ha argumentado que “siempre es mejor tener esta nueva proposición de Ley que no tener nada” y ha insistido en que la macrogranja de Caparroso debería “cesar su actividad” y se debe evitar “que haya otra macrogranja” de esas características.

En la parte contraria a la norma, el parlamentario de Navarra Suma, Miguel Bujanda, ha criticado que “los socios de Gobierno vuelven con sus obsesiones, prohibiciones y limitaciones, y con los ataques sin cuartel al sector que les da de comer, en este caso a los ganaderos de leche”.  “Lo que no les gusta lo intentan prohibir de nuevo. Han encontrado un subterfugio para limitar la actividad económica que no les gusta, otra moratoria. ¿Hasta cuándo van a intentar imponer sus dogmas a los ganaderos? ¿Hasta que tuerzan el brazo? Esto no se va a permitir ni por parte de los ganaderos, ni por parte del sector, ni por parte de Navarra Suma”, ha sentenciado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats