Las guarderías en Navarra realizarán el próximo curso de forma presencial, pero los niños contarán con "grupos estables de convivencia"

Una cuidadora jugando con niños en una guardería

Los niños y niñas de 0 a 3 años en Navarra podrán acudir a las clases de forma presencial el próximo curso, pero lo harán en "grupos estables de convivencia" para controlar el número de personas con las que tengan un contacto cercano. El objetivo de esta práctica es facilitar el rastreo en caso de que algún niño o personal del centro de positivo de coronavirus. Así, las aulas en los ciclos de Educación Infantil estarán limitadas a un ratio de ocho niños en aulas destinadas a alumnado de 1 año; de 12 en aulas de 1 a 2 años; y de 16 en aulas de niños de 2 a 3 años y cada grupo estable estará aislado del resto.

Así lo ha explicado el consejero de Educación, Carlos Gimeno, que este miércoles ha presentado el protocolo de prevención y organización para el desarrollo de la actividad educativa en estos centros en el curso 2020-2021. Un protocolo que establece cuatro escenarios. El primero dentro de la 'nueva normalidad', que se aplicará en "todos los centros" en un primer momento y que garantiza la actividad presencial. Le sigue un segundo escenario ante un brote de COVID-19, que supone el "bloqueo" de espacios comunes; un tercer escenario que implicaría nuevas unidades, "adecuar ratios" y establecer nuevos espacios; y un cuarto escenario que implicaría el cierre del centro.

Según ha explicado, lo que pretenden con este protocolo es que los niños mantengan "la creación del vínculo afectivo con la educadora de referencia" si bien "evitando situaciones que inviten al contacto". Tendrá "especial relevancia", ha remarcado Gimeno, la información sobre las medidas de prevención e higiene en los centros, para lo cual se facilitará información a trabajadores y familias. Un aspecto "fundamental" de este protocolo es la creación de "grupos estables de convivencia" con los que se busca "acotar" las personas y espacios en estos grupos de manera que, ante un brote, se pueda aislar el grupo y el resto del centro pueda seguir funcionando. También formarán parte de estos grupos los niños con necesidades especiales junto con educadoras de apoyo así como alumnado en prácticas.

La educadora de cada grupo permanecerá en el aula de referencia y espacios comunes "salvo circunstancias muy puntuales". Y en los casos en que haya más de una educadora de refuerzo, se procurará que cada una trabaje con los mismos grupos estables. El director del centro, las educadoras de refuerzo y otros profesionales podrán moverse entre distintos grupos "cumpliendo con las medidas de seguridad".

En cuanto al servicio de comedor, se "garantizará las medidas de higiene y distancia" y para evitar el contacto físico, "en la medida de lo posible", se zonificará el espacio según grupos estables. Gimeno ha explicado que, tanto en la situación 1 como en la 2 del protocolo, que prohíbe la utilización de espacios comunes, se mantendrá el comedor si bien "no se ha establecido si en el mismo espacio o en otros espacios como el aula".

El protocolo para este primer ciclo de Educación Infantil de 0 a 3 años incluye medidas de prevención personal, las normas de gestión de la entrada y salida del alumnado, gestión de las aulas, de los desplazamientos internos en los centros, del uso del patio y los baños, de la limpieza y desinfección, del uso del comedor, de la siesta, de la gestión del personal del centro y del personal ajeno a los centros y finalmente las normas de actuación ante un caso positivo por COVID-19.

Etiquetas
Publicado el
5 de agosto de 2020 - 19:25 h

Descubre nuestras apps

stats