La portada de mañana
Acceder
PSOE y PP afrontan empatados el nuevo ciclo electoral con Vox en el 19%
El desafío de poner la tercera dosis a la población sana y joven
OPINIÓN | Pablo Casado os da las gracias, por Antón Losada

El conflicto de la plantilla de los centros de discapacidad llega a los tribunales

No hubo acuerdo, ni prácticamente negociación. La reunión de este martes entre los trabajadores y los representantes de los centros para personas con discapacidad dependientes del Gobierno de Navarra no ha servido, según apuntas fuentes sindicales, para avanzar en la búsqueda de una solución: "Ha sido una tomadura de pelo". Esta cita se produce en la misma semana en que los empleados han presentado casi 5.300 firmas de apoyo ante el Parlamento y en que se aborda en sede judicial una de las claves del conflicto: que dos de los gestores decidieran descolgarse del convenio y no abonar los pluses de antigüedad a la plantilla.

Casi 5.300 firmas piden una solución para la plantilla de los centros subcontratados de discapacidad

Casi 5.300 firmas piden una solución para la plantilla de los centros subcontratados de discapacidad

Representantes sindicales de CCOO, ELA, UGT y LAB presentaron el lunes ante el Parlamento una lista de apoyos en las que los firmantes pedían una solución para este tema, que afecta a unos 800 trabajadores de dos centros de Aspace, otro de Adacen y el resto (alrededor del 85% de la plantilla) de la firma SAR. Esa misma tarde, los portavoces de los trabajadores se reunieron con la patronal, pero lamentan que apenas hubo contenido y, por tanto, tampoco negociación. Se emplazaron a una nueva cita a comienzos de julio.

Y, mientras, la nueva cita está prevista hoy ante los tribunales. Primero, con una concentración a las 09.15 horas frente a la Audiencia y, después, con un juicio. Los trabajadores buscan así una solución contra los responsables de los servicios de Adafes y SAR que decidieron descolgarse del convenio y no abonar la antigüedad, desde enero de 2013, a los trabajadores. No obstante, la representante sindical de CCOO Anabel Díez no olvida tampoco que este conflicto se debe, ante todo, a la decisión del Gobierno de Navarra de no velar por el cumplimiento del convenio. Los trabajadores ya denunciaron que el escaso celo del Ejecutivo en vigilar las contrataciones hace que el dinero al final acabe en los gestores y no en los empleados. Sin embargo, los gestores insisten en que hay incumplimientos en los pagos también porque desde el Ejecutivo navarro no se abona lo adjudicado.

Sea como fuere, el conflicto se mantiene sin solución. Con una huelga indefinida que, según expusieron los portavoces sindicales, no está repercutiendo en la calidad del servicio porque “se impusieron unos mínimos que son unos máximos”, y porque “la profesionalidad de los trabajadores hace que los usuarios no lo noten”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats