La portada de mañana
Acceder
Encuesta - Ayuso cosecha el doble de apoyo que Casado entre los votantes del PP
El 'vía crucis' de las inmatriculaciones: 24 años y 35.000 bienes
Análisis - Razones y confusiones en los relevos de los Mossos, por Neus Tomàs

El Gobierno Foral asegura que el canon de las bibliotecas “no afectará a sus compras de libros ni actividades"

Una estudiante hojea un libro en una biblioteca / Foto: Efe.

El canon a las bibliotecas seguirá sin afectar a la compra de libros en estos centros navarros ni sus actividades, y su pago continuará cargándose a las arcas del Gobierno de Navarra. Así lo aseguran desde el Servicio de Bibliotecas, que insisten en que, pese a los cambios anunciados recientemente sobre estos abonos por conceptos de derechos de autor por exigencia europea, no variará demasiado el importe que ya venía afrontando el Ejecutivo desde 2007, y que cada ejercicio ronda los 10.000 euros.

El gobierno aprueba el pago de préstamo en las bibliotecas

El gobierno aprueba el pago de préstamo en las bibliotecas

Hace siete años, el Gobierno español atendió por fin, ante la posibilidad de una multa millonaria, una directiva europea que exigía compensar a los autores por los préstamos de ejemplares que se realizaban en las bibliotecas, y estableció un canon por estos usos. Entonces, se contemplaba el abono de 20 céntimos por cada libro adquirido, y que debía ser abonado por los titulares de estos centros en municipios de más de 5.000 habitantes, una medida que en general provocó protestas en todo el país ante la posibilidad de que esta medida redujera la compra de publicaciones en los centros o que fueran los usuarios quienes abonaran ese importe, lo que era un contrasentido en una biblioteca. Y, aunque muchas comunidades autónomas obviaron la medida, Navarra fue una de las pocas en afrontar ese coste, que se tramitaba a través de la Compañía Española de Derechos Reprográficos (CEDRO). Entre otras cuestiones, porque gran parte del personal que trabaja en las bibliotecas, aunque sean municipales, depende del Gobierno Foral.

La situación cambia ahora tras la reciente publicación el 1 de agosto en el Boletín Oficial del Estado de un Real Decreto que modifica la forma de pagar este canon. Ahora, ya no son esos 20 céntimos por libro adquirido, sino que serán 0,004 euros por obra prestada y otros 0,05 por cada usuario “inscrito” que haga uso de ellas durante el año de la factura. Este último concepto ya entra en vigor, mientras que el primero no lo hará hasta el 1 de enero de 2016, según los datos que registren las bibliotecas en 2015.

En principio, según apuntan desde el Gobierno de Navarra, aunque ya no sea CEDRO quien realice el cobro, el sistema será parecido: una empresa que represente a los derechos de los autores tendría que preparar una factura según estos conceptos. En la práctica, ya se calcula que el importe será parecido al actual, en torno a esos 10.000 euros al año. Y la previsión es que el Ejecutivo Foral continúe haciendo frente a un pago que, de lo contrario, podría afectar a los municipios de más de 5.000 habitantes (Pamplona, Tudela, Tafalla, Estella, Ansoain, Burlada, Villava…), ya que los de menos están “eximidos” del pago, así como las bibliotecas del sistema educativo, según se recoge en el BOE.

"No es una situación novedosa"

El Gobierno de Navarra parece haber recibido la noticia con tranquilidad. Así lo asegura el director del Servicio de Bibliotecas, Fermín Guillorme, quien, frente a la preocupación que, por ejemplo, han mostrado desde otras comunidades como Euskadi, asegura que la situación “no es novedosa”.

“Otros años también hemos pagado el canon y eso no ha afectado para nada ni a la compra de ejemplares ni a las actividades realizadas. Ahora tampoco”, defiende. Guillorme insiste en que esos 10.000 euros estarán dentro del presupuesto, pero que no serán a costa de otros conceptos de las cuentas de las bibliotecas ni, por supuesto, de los usuarios.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats